Nuestros destinos Viajes a Turquía Información Turquía

Información de Turquía

Situación geográfica

Mapa territorial de Turquia

Con una superficie de casi 815.000 km² y ubicada a caballo entre dos continentes, se encuentra una de las naciones más espectaculares del mundo. El territorio turco comprende por un lado la región de Tracia, en la península de los Balcanes, al sureste de Europa, que establece frontera con Grecia, Bulgaria y el mar Egeo. Surcando el mar de Mármara o los estrechos del Bósforo y los Dardanelos descubrimos la otra parte del país, emplazada en Oriente Próximo y conocida como península de Anatolia o Asia Menor. Es limítrofe al norte con el mar Negro, al noreste con Georgia, con Armenia y la República de Najicheván al este, con Irán al sureste y con Irak, Siria y el mar Mediterráneo al sur. Su capital es Ankara, y Estambul la ciudad más grande y más poblada del país.

 

Geografía del país

La pluralidad paisajística de Turquía se ve reflejada en su amplísima zona costera, sus imponentes cordilleras o la inmensidad de la meseta central de Anatolia. Bañada por cuatro mares, el mar Negro, el Mármara, el Egeo y el Mediterráneo, los más de 8.300 kilómetros de costas turcas ofrecen un panorama idílico para el descanso. Las divisiones son:

Mapa Geográfico de Turquía
  • El norte del país, con sus frondosos bosques y verdes y exuberantes colinas
  • La zona del Mármara caracterizada por el encanto de los pueblecitos de pescadores
  • Las legendarias costas del Egeo que albergan insólitos yacimientos
  • Las magníficas playas de aguas cristalinas de la costa turquesa Mediterránea
  • La cordillera de los Montes Tauro, que alcanza en algunos puntos los 4.000 metros de altura, se extiende en paralelo a la costa mediterránea
  • Otra de las grandes formaciones, los Montes Pónticos, se sitúa en la zona septentrional del país
  • En la zona oriental de Anatolia también predomina el relieve montañoso, que culmina en el mítico Monte Ararat, considerado el pico más alto de Turquía con sus 5.165 metros y célebre por la descripción de la Biblia en la que aparece señalado como el lugar en el que el Arca de Noé se posó tras el Gran Diluvio Universal.

La gran meseta de Anatolia central tiene una altitud media de 900 metros y en ella se encuentran las maravillosas formaciones de la región de Capadocia, fruto de la actividad volcánica y la erosión; al igual que diversos manantiales de aguas termales. Entre los principales ríos que la atraviesan se encuentran el Tigris y el Éufrates, que manan de estas tierras y entre sus lagos destacan el Lago Van, el más extenso del país o el Lago Salado, donde se produce hasta el 70% de la sal que se consume en el país.

 

Clima

Por lo general, Turquía disfruta de un clima templado, si bien es cierto que cada región presenta sus propias peculiaridades.

Monte Ararat

En la zona norte del país predomina un clima templado oceánico, en el que abundan las precipitaciones durante todo el año, con veranos calurosos y húmedos e inviernos fríos. En las zonas costeras del Mar de Mármara, el Egeo y el Mediterráneo el clima es templado mediterráneo, con lluvias moderadas, veranos secos e inviernos fríos y de gran humedad.

Si nos adentramos en la meseta Anatolia, veremos estaciones claramente diferenciadas dentro de un clima continental en el que los inviernos son fríos y los veranos calurosos. Sin embargo, en las zonas montañosas orientales el invierno puede llegar a ser extremadamente frío, con un descenso de las temperaturas que llega a alcanzar los 40 grados bajo cero. Esta zona permanece nevada gran parte del año, mientras que el sureste del país es más árido, con escasez de precipitaciones.

 

Gastronomía

Sin lugar a dudas uno de los mayores atractivos de Turquía es su exquisita y variada gastronomía. Basada en elementos de la dieta mediterránea, y enriquecida por las múltiples influencias de los distintos pueblos que han dejado su huella en el país, es considerada como una de las cocinas más importantes del mundo.

Su evolución es el resultado de la combinación de varios factores:

  • En primer lugar, la gran diversidad de flora y fauna con que cuenta el país
  • Por otro lado, el indiscutible legado de la cocina imperial, en el que caben destacar las inmensas cocinas del Palacio de Topkapi, donde centenares de cocineros elaboraban todo tipo de exquisiteces para disfrute del Sultán y su corte.

Una de las peculiaridades de la cocina turca es el aderezo con especias, que transitaban junto con otros muchos productos por la legendaria Ruta de la Seda, y que en la actualidad pueden encontrarse en multitud de tiendas y bazares, como el famoso Bazar Egipcio de Estambul, donde el olfato se pierde entre los exóticos aromas.

 

Entrantes

Es muy típico comenzar la comida con una deliciosa sopa; hay multitud de recetas, y entre las más solicitadas están la sopa de yogurt o la de lentejas rojas. También como entrantes son muy característicos los “mezes” o entremeses, fríos o calientes, que suelen tomarse acompañados de Rakı, una especie de anisete que es considerado la bebida nacional. La mejor manera de degustar los mezes es acudir a un “meyhane”, típica taberna en la que además podrá disfrutar de música en vivo y un ambiente acogedor. Entre los entremeses fríos es muy popular la berenjena cocinada de muy diversas formas, el dolma (hojas de parra, pimientos... rellenos de arroz), los mejillones.. y entre los calientes no puede perderse los deliciosos börek, hojaldres rellenos de queso, carne, patata; el sucuk, una especie de salchichón de vaca especiado que se sirve frito en pequeñas lonchas y otras muchas especialidades.

Pescados

Turquía disfruta siempre de un pescado fresco, por la cercanía del mar, y aunque no es uno de los platos más tradicionales, cada vez se está extendiendo más su consumo. Los más comunes son el hamsi o boquerón, que en la zona del mar Negro se cocina de unas 40 formas diferentes, la caballa y el lüfer.

Carnes

Entre los platos elaborados con carne el kebap es mundialmente conocido y podemos encontrar una enorme variedad de recetas fuera del típico doner kebap y dürum. El Iskender kebap, originario de la ciudad de Bursa o el Adana kebap son algunos de los más sabrosos. A menudo la carne se sirve acompañada de yogur natural, originario del país y que ofrece un contraste de sabores ideal. Igualmente es habitual añadir arroz o bülgur, trigo partido, a muchos de los platos. El manti, cocinado a base de los tradicionales raviolis turcos y aderezado con yogur es un manjar digno de sultanes.Baklava

Postres

Los postres son una de las cosas que no puede perderse. Pruebe los suculentos baklava, pequeños hojaldres rellenos de pistacho, nuez o almendras y bañados en almíbar o jarabe de miel o las famosas delicias turcas, de las que encontrará de todos los colores y sabores. Otra espléndida opción es degustar el künefe, un dulce preparado a partir de finos hilos de pasta de harina, relleno de queso y al que se añade al final un espeso almíbar caliente; muy similar es el kadaif, que a diferencia del anterior se rellena con frutos secos. El helado artesanal, conocido como maras dondurma tiene un sabor casero delicioso y además el heladero le sorprenderá con un curioso espectáculo.

Bebidas

Las bebidas más consumidas en Turquía son el té y el café, éste último un tanto amargo. El té está presente en cada momento del día, y siempre es motivo de encuentro. Nunca falta en el tan completo desayuno turco, que se compone principalmente de pepino, tomate, queso blanco, bollitos salados rellenos llamados pogaças, simit que es una rosca cubierta de sésamo, aceitunas negras, zumos, mermeladas, salsa de granada etc.. sin duda, una estupenda forma de empezar el día con energía. No hay que olvidar tampoco mencionar el ayran, un yogur salado que se bebe acompañando platos de carne.

 

Qué comprar

Horario comercialEn Turquía el horario comercial habitual es de 09:30 a 13:00 y de 14:00 a 19:00 h todos los días de la semana, a excepción de los domingos. Sin embargo, en las zonas más turísticas los establecimientos abren hasta tarde y hay muchas tiendas de alimentos que permanecen abiertas las 24 horas del día. En Estambul los grandes centros comerciales no cierran hasta las 22:00 h y en calles muy concurridas como la peatonal Istiklal sucede algo similar. Los bazares cierran sus puertas sobre las 19:00 h, y no abren los domingos.

Desde las más exóticas artesanías de los bazares hasta la moda más exclusiva de las grandes firmas internacionales, Turquía es sin lugar a dudas un paraíso para las compras. Entre los productos más típicos se encuentra la ropa de cuero, las preciosas alfombras de mil y una formas y colores, las joyas y piedras preciosas, la cerámica.

En Estambul podrá adquirir productos de todas las regiones del país. Sumérjase en la magia del Gran Bazar, un mercado cubierto con más de 4.000 tiendas, donde podrá encontrar todo tipo de artículos, desde preciosas pipas de espuma de mar talladas, lámparillas, cajas de madera incrustadas de nácar, el célebre nazar boncuk u ojo turco grabado en multitud de souvenires, platos, juegos de té... hasta las más perfectas imitaciones de prendas de vestir, bolsos y zapatos de las marcas de mayor prestigio. No olvide que el regateo es un ritual imprescindible para entablar conversación, y que a los turcos les encanta.

También en los bazares y mercados de las principales ciudades podrá comprar todo tipo de especias, café, té y exquisita repostería, además de las especialidades propias de cada lugar. Destacan ademas la esencia de rosas y la gena natural con la que teñir el cabello.

 

Moneda

Lira Turca

La moneda oficial de Turquía es la Lira Turca, que se divide en 100 céntimos o Kuruş y que desde el año 2005 sustituye a la antigua lira. Se representa con el símbolo TL. En la actualidad se encuentran en circulación monedas de 1, 5, 10, 25 y 50 kuruş y 1 TL y billetes de 5, 10, 20, 50, 100 y 200 TL. Tanto el euro como el dólar son aceptados en las zonas más turísticas, pero es más recomendable emplear la moneda local, sobre todo en pequeñas compras. No hay un límite establecido para la entrada de divisas en el país; sin embargo, no está permitido abandonar Turquía con más de 5.000 dólares o equivalentes.

El cambio de moneda puede realizarse en aeropuertos, hoteles y bancos (con su correspondiente comisión) o puede acudir a las casas de cambio que hay repartidas por diferentes puntos de las ciudades, ya que la mayoría no cobra comisión y sus cotizaciones suelen ser las mejores. Para dar con ellas tendrá que buscar los establecimientos con el rótulo Döviz o Döviz Bürosu. En la mayor parte del país son aceptadas las tarjetas de crédito. Entre las más comunes se encuentran Visa y Maestro y con ellas puede igualmente utilizar los cajeros automáticos, donde habitualmente recibirá en efectivo la moneda nacional.

Actualizado ( Sábado, 30 de Julio de 2011 10:31 )
 

Nube de etiquetas

aeropuerto  almuerzo  alojamiento  antes  atenas  cena  circuito  ciudad  desayuno  destino  días  entre  estambul  grecia  hotel  hoteles  itinerario  llegada  lugar  museo  noche  origen  parte  país  persona  salida  seguro  también  tiempo  traslado  viajes  visita  vuelo 
Más información