Nuestros destinos Viajes a Turquía Blog de Turquía Valle de Paşabağ: naturaleza y fantasía en la Capadocia
16 Abr
2012

Valle de Paşabağ: naturaleza y fantasía en la Capadocia

Publicado en: |

Valle de los monjes

Valle de los monjes

Entre los deslumbrantes atractivos que reúne la Capadocia, una de las regiones más importantes de Anatolia Central, en Turquía, aparece el Valle de Paşabağ. Españolizado como “Valle de Pasabag” y también conocido como “Valle de los Monjes”, se halla ubicado en el camino a Zelve, a unos breves minutos de Göreme (o Goreme, a poco más de diez kilómetros de la ciudad de Nevşehir), nombre que se le da a una serie de valles emplazados en dicha zona e incluso a uno de los poblados que la conforman. Además del natural espectáculo que constituye para el ojo humano, su popularidad responde a las imponentes Chimeneas de Hadas que surgen, invasivas, entre los viñedos y el resto de la flora.

“Paşabağ” significa “Viña de Pachá”, mientras que “Pachá” es el grado militar de General y un apodo bastante habitual en Turquía. Paralelamente, “Valle de los Monjes” refiere a quienes se escondían y vivían en las chimeneas excavadas, separadas del resto y antiguamente habitadas por personas eremitas y solitarias. Según los especialistas, el Valle de Paşabağ cuenta con las Chimeneas de Hadas más grandes, curiosas y particulares de Capadocia; por ejemplo, algunas se destacan por tener hasta tres capas de roca diferentes.

Valle de Pasabag

Valle de Pasabag

Indudablemente, la formación de las piedras que le dan su identidad, tan natural como especial, resulta una de las principales armas de encantamiento en este lugar. Basta con visitar las cuevas, percibir el trabajo en las iglesias (hay una capilla dedicada a San Simeón, que vivió allí durante el Siglo V), disfrutar de las gargantas y recorrer los diversos pasillos, senderos y escaleras existentes como para tomar real noción de la magnificencia que regala esta maravilla de origen volcánico.

En el área del Valle de Paşabağ también se puede dar un paseo por una especie de parque que permite regocijarse con las Chimeneas de las Hadas de manera privilegiada. Para ello, es necesario atravesar una senda de fácil acceso y cómodo tránsito. Dado que se trata de un sitio que recibe muchísimos turistas durante todo el año, tanto locales como extranjeros, vale destacar que se brinda un muy buen servicio a nivel general e incluso no se paga por el ingreso. Lógicamente, sí se abona por cuestiones adicionales como una excursión en camello o el uso de las cafeterías y tiendas.

Lo cierto es que todo el paisaje de la Capadocia bien podría definirse como un paraíso geológico. Por momentos, se presenta una suerte de panorama lunar que verdaderamente atrapa y fascina a todo el que lo visita. Sus fabulosos valles, ciudades subterráneas, castillos de rocas y monasterios arcaicos le dan vida y fisonomía particular a una región que enamora a todos los viajeros que la caminan y, en gran parte, justifica ampliamente la idea de hacer turismo en Turquía.



Otros artículos similares


Comentarios

Dejar un Comentario en Facebook...

Buscar en el blog

Últimas entradas

Archivo

Más información