01 Oct
2010

Valle de Devrent

Publicado en: |

Turquía es un destino turístico muy completo que ofrece opciones interesantes para toda clase de gustos. No hay duda de que Estambul es el lugar estrella para los turistas, pero la Capadocia merece por sí sola una mención aparte, ya que en ella se pueden encontrar parajes impresionantes y totalmente diferentes a los que tenemos a nuestro alrededor.

Uno de estos lugares sorprendentes es el valle de Devrent, también conocido como valle de Drevent, que se encuentra en la Anatolia central, en la parte asiática de Turquía, muy cerca del famoso valle de Göreme con sus iglesias y casas construidas en roca y del que le separa tan sólo unos 10 minutos en coche. Al igual que Göreme, Devrent es famoso por sus formaciones rocosas, que representan un paisaje lunar, curioso e inolvidable, fruto de la lenta erosión del viento y del agua durante miles de años.

Formaciones del Valle de Devrent
Formaciones del Valle de Devrent

Devrent, que también recibe algunos nombres poéticos como los de “valle imaginario” o “rosa del valle”, no cuenta con iglesias rupestres o antiguas tumbas, como algunos de los otros valles de la Capadocia. Se trata de una región que nunca fue habitada por el hombre, salvo por grupos de nómadas que esporádicamente paraban en esta zona. Su fama es sólo debida a su paisaje, pero sus curiosas formas son suficientes para ser un reclamo perfecto para las cámaras de fotos de los turistas que hasta aquí se acercan.

El valle destaca por dos tipos de formaciones rocosas. En primer lugar, Devrent cuenta con un buen número de las denominadas “chimeneas de hada”, es decir, unas rocas de formas alargadas, no tan grandes como las de Göreme, y que tapizan todo el paisaje.

Además, Devrent es famoso por ser una especie de curioso zoológico al aire libre. Aquí, no hay animales de verdad, pero algunas de sus rocas se asemejan a animales, aunque, en ciertas ocasiones, hay que usar demasiado la imaginación para adivinar qué esconden estas moles de roca. En este sentido, al estilo de la famosa Ciudad Encantada de Cuenca, en plena Capadocia podemos encontrar, por ejemplo, rocas en forma de camello, serpientes, focas o delfines, aunque la imaginación de cada uno puede encontrar más animales u otras curiosas figuras, como cuando se adivinan formas impensables en las nubes. Incluso, muchos aseguran que una de estas rocas representa a la virgen María sosteniendo al niño Jesús.

Y es que la Capadocia alberga muchas sorpresas que asombrarán, sin duda alguna, a todos sus visitantes, como los rincones mágicos del valle de Devrent.



Otros artículos similares


Comentarios

Dejar un Comentario en Facebook...

Buscar en el blog

Últimas entradas

Archivo

Más información