Nuestros destinos Viajes a Turquía Blog de Turquía Peces para pedicura: de Turquía al resto del mundo
24 Jun
2011

Peces para pedicura: de Turquía al resto del mundo

Publicado en: |

No negamos que puede dar un poco de impresión eso de meter los pies en una pecera para que los pequeños habitantes acuáticos que allí residen se acerquen a ellos y “se coman” las células muertas de la piel. Pero lo cierto es que la técnica de los peces pedicuros está ganando cada vez más popularidad en los centros de belleza de toda Europa. Eso sí, en Turquía llevan más de un siglo utilizando este sistema tan peculiar de embellecer y tratar los problemas de la piel.

El protagonista en cuestión de llama Pez Garra Rufa y proviene de las cuencas termales de Kangal, en Turquía. Su descubrimiento, como suele pasar con estas cosas, fue por mera causalidad cuando, a finales del siglo XIX, un hombre que padecía psoriasis descubrió que nadar en las aguas donde vivían esos peces mejoraba notablemente la salud de su piel.

Dicho hallazgo hizo muy popular la zona, donde empezaron a construirse balnearios a los que acudían personas con diversas afecciones de piel. De ahí, la fama de los peces fue creciendo y creciendo hasta el punto de que los turistas de todo el mundo acudían a las cuencas a recibir su tratamiento. Hoy en día, esta técnica mantiene su popularidad entre aquellos a los que les gusta cuidarse y, en Turquía, la Garra Rufa está considerada especie protegida para evitar que su éxito acabe provocando su extinción.

Pez Garra Rufa en acción

Pez Garra Rufa en acción

La sensación que se experimenta con esta singular forma de hacerse la pedicura es como de cosquillas y no hay que tener miedo a que los peces “coman” más de lo debido, ya que solo les gustan las células muertas y no intentan “comerse” nada más. No se acercan a la piel sana, así que solo acuden donde se les necesita Es una técnica indolora, aunque sí es cierto que puede costar acostumbrarse a los pequeños “mordiscos” de los peces.

Una visita terapeútica

El pez doctor: así es como llaman también a esta pequeña carpa, de unos 10 cm de largo, que no tiene dientes y a la que le encanta succionar las células muertas de la piel. En la saliva tiene, además, una enzima que resulta muy beneficiosa por su poder suavizante y regenerante, por lo que el efecto no es solo cosmético sino que alivia síntomas más molestos como el ezcema, la sequedad o la psoriasis.

El efecto que se siente con esta singular forma de hacerse la pedicura es como de cosquillas y no hay que tener miedo a que los peces “coman” más de lo debido, ya que solo les gustan las células muertas y no intentan “comerse” nada más.

Así que, si el viajero quiere disfrutar de la forma original de practicar la pedicura con peces Garra Rufa, no puede perderse una parada en el balneario natural de Kangal, en la central provincia de Sivas, a unos 200 km. al noreste de la conocida región de Capadocia. Sus aguas de manantial, ricas en selenio, y su temperatura constante a 35 grados durante todo el año, son tremendamente beneficiosas para personas que sufren psoriasis, reumatismos o dolor en las articulaciones.

En la zona se han construido alojamientos que, aunque no sean especialmente lujosos, cumplen perfectamente con el fin de ofrecer un techo en el que albergarse durante el tiempo que dure el tratamiento, que puede extenderse a 21 días, con inmersiones diarias de varias horas, cuando la afección cutánea es muy severa. En estos casos, no hablamos de un tratamiento de belleza ni de una simple pedicura, sino de un tratamiento de salud en el que la persona se sumerge en las piscinas para que el “pez doctor” sane la piel.

Hay que tener en cuenta, eso sí, que los peces no curan la enfermedad cutánea, sino que alivian sus síntomas, y que estas terapias se deben repetir con cierta periodicidad para prolongar sus efectos.

Hoy en día, existen centros en España donde practican esta técnica pero, por el momento, tan solo como método estético para el cuidado de los pies.



Otros artículos similares


Comentarios

Dejar un Comentario en Facebook...

Buscar en el blog

Últimas entradas

Archivo

Más información