Nuestros destinos Viajes a Turquía Blog de Turquía Mezquita de Souliman en Estambul
09 May
2010

Mezquita de Souliman en Estambul

Publicado en: |

Uno de los grandes imperios musulmanes fue el otomano, fundado por Osmán (1300-1306), también conocido como Utmán I, y que con el gran sultán Solimán o Suleiman el Magnífico (1520-1566) alcanzó su máximo esplendor. De hecho, tras su reinado, el Imperio entró en decadencia. Una construcción magistral que muestra sin lugar a dudas el esplendor artístico que se vivió durante la época de este sultán es La Mezquita de Suleiman o Mezquita de Süleymaniye (turco Süleymaniye Camii).

Exterior de la Mezquita de Suliman el Magnífico

Exterior de la Mezquita de Suliman el Magnífico

Suleiman también fue reputado por sustentar una serie de desarrollos culturales y arquitectónicos, y presidió la Edad de Oro del Imperio otomano. En la sede imperial, el Palacio de Topkapi, se administraban cientos de Ehl-i Hiref o sociedades artísticas. Éstas atraían a la corte a los artesanos con mayor talento del imperio, tanto del mundo islámico como de los territorios recién conquistados en Europa, dando como resultado un crisol de culturas :islámica, turca y europea. A su vez, Suleiman intentó transformar Estambul en el centro de la civilización islámica con una serie de proyectos que incluían puentes, mezquitas, palacios y distintos edificios con fines sociales y de caridad. La mayor parte fueron construidos por su principal arquitecto, Mimar Sinan, con el cual la arquitectura otomana alcanzó su cénit. Sinan fue responsable de más de trescientos monumentos repartidos por todo el imperio.

La mezquita está situada en la tercera colina de Estambul, en Turquía. Fue realizada por Sinán entre los años 1550 y 1557, en el solar que había ocupado el palacio Eski Saray  Es la segunda más grande de la ciudad y una de las panorámicas más conocidas de la misma. Famosa por poseer los minaretes más altos de toda Turquía, que miden 70,9 metros.

Para su diseño Sinan tuvo una concepción arquitectónica más simétrica, racional y simple que los arquitectos otomanos precedentes. La cúpula está flanqueada por semicúpulas y sus arcadas, con tímpanos rellenos de ventanas, están soportadas por enormes monolitos de pórfido. Creó una radical innovación arquitectónica ya que para enmascarar los enormes contrafuertes los incorporó a las paredes del edificio quedando dividido en dos, la mitad externa, y la otra mitad interna ocultando las proyecciones por galerías de columnas. Hay una sola galería dentro de la estructura, y una galería de dos pisos en el exterior. El diseño de la mezquita juega también con la representación de Suleiman como un segundo Salomón, reafirmando su importancia histórica.

Al igual que otras mezquitas imperiales de Estambul, está diseñada como un kulliye, un edificio con estructuras anexas para las necesidades culturales y religiosas. La mezquita es precedida por un monumental patio que está rodeado por un peristilo con columnas de mármol, granito y porfirio. Situados en las cuatro esquinas del patio se encuentran los cuatro minaretes (uno de Baalbek, otra de Alexandría y dos de antiguos palacios bizantinos). Dos de ellos con tres balcones y los otros dos con dos. Los hizo construir así el Sultán para recordar que fue el cuarto Sultán desde la conquista de Estambul y el décimo desde la fundación del imperio otomano.

Interior de la Mezquita de Suliman el Magnífico

Interior de la Mezquita de Suliman el Magnífico

La cúpula tiene una altura de 53 metros y un diámetro de 26,5. El interior de la mezquita forma casi un cuadrado con un lado de 59 metros y otro de 58, formando un extenso espacio único. En el interior, su talla y sutilidad impresionan. El mihrab y el mimbar de mármol blancos son también simples en el diseño, y la artesanía en madera se refrena, con diseños sencillos en marfil y nacarado. Azulejos de Iznik (Nicea) y cristales coloreados traen armonía junto a las pinturas, que datan del siglo diecinueve, y que fueron renovadas recientemente.

Fue devastada por un incendio en 1660, siendo restaurada por el sultán Mehmed IV. La bóveda se derrumbó de nuevo con el terremoto de 1766. Las reparaciones posteriores dañaron la decoración original de Sinan. Los hermanos Suizo-Italianos Gaspare y José Fossati la arreglaron a mitad del s.XIX. Durante la Primera Guerra Mundial el patio fue usado cono almacén de armas y cuando la munición se prendió la mezquita sufrió otro incendio. Hasta 1956 no fue totalmente restaurada de nuevo.

En los muros de la mezquita por la parte exterior hacia el norte se encuentra la tumba de Sinan. Y en el jardín, tras la parte principal de la mezquita, hay dos mausoleos (türbe) en los que está enterrados Suleiman I, su esposa Roxelana (Haseki Hürrem), su hija Mihrimah, su madre Dilaşub Saliha y su hija Asiye. Los sultanes Suleiman II, Ahmed II y Safiye (fallecida en 1777), la hija de Mustafa II, están también enterrados aquí.

Datos de interés:
- Dirección:
Sami Onar Caddesi. Estambul.
- Horario:
de Lunes a Domingo de 9,30 a 16,30 horas.
- Precio:
entrada gratuíta.



Otros artículos similares


Comentarios

Dejar un Comentario en Facebook...

Buscar en el blog

Últimas entradas

Archivo

Más información