24 Jul
2010

Mezquita de Rüstem Paşa

Publicado en: |

Junto con los grandes templos de los sultanes, la mezquita de Rüstem Paşa (Rüstem Paşa Camii, en turco) es una de las más valoradas de Estambul por su belleza. Posee los alicatados más espectaculares de toda la ciudad y, al tratarse de una mezquita poco conocida y de difícil acceso, apenas cuenta con la presencia de los cientos de turistas que abarrotan el resto de los monumentos de Estambul. Todo ello, además, con entrada gratuita.

Mezquita de Rüstem Pasha

Mezquita de Rüstem Paşa

La mezquita de Rüstem Paşa se encuentra situada en pleno barrio comercial Tahtakele, muy cerca del Gran Bazar y del puerto de Eminonu. La dificultad radica en que está en medio de un entramado de callejuelas y medio escondida entre casas y talleres, aunque merece la pena insistir en su búsqueda a pesar de que haya que preguntar varias veces a los lugareños para poder disfrutar de su visita.

La entrada al templo también sorprende a los turistas -y dificulta su acceso-, ya que se entra en su recinto a través de unas lúgubres escaleras que lo último que dan a pensar es que allí habrá una sorprendente mezquita. Esa azotea es el patio de la mezquita, plagado de plantas con flores y, desde el que ya se puede ver el pórtico arcado de la fachada principal decorado con azulejos. La idea de construir una mezquita en la parte de arriba de un edificio responde al hecho de que se trataba de una zona atestada de comercios y, de esta manera, se podía aprovechar la parte de abajo para esta serie de locales y así, con su alquiler, pagar los costes del mantenimiento de la mezquita.

Sin embargo, la parte más destacada de la mezquita de Rüstem Paşa, encargada en 1561 al famoso arquitecto del Imperio otomano Mimar Sinan por el gran visir del mismo nombre y marido de una de las hijas de Suleiman El Magnífico, se encuentra una vez traspasada la puerta, siempre descalzos. En su interior se pueden admirar bellísimas decoraciones con azulejos de gran calidad de Iznik y Kütahya que reflejan motivos muy diferentes: desde dibujos abstractos y geométricos hasta arte floral. A pesar del pequeño tamaño de la mezquita, hay más de 2.000 azulejos en sus paredes, pese a que han sido robadas bastantes piezas.

Detalle de los azulejos

Detalle de los azulejos

El espacio de oraciones, alfombrado con hermosos tapices, está cubierto con una cúpula de ocho pilares y cuenta con semicúpulas a sus dos lados, donde se sitúan los coros. Salvo en las horas de rezo, la mezquita de Rüstem Paşa apenas cuenta con visitantes, por lo que se puede admirar su decoración sin los atosigamientos de los vigilantes de otros templos de Estambul.

Como curiosidad, Rüstem Paşa también mandó construir un albergue muy cerca de la mezquita y una escuela del Corán en las inmediaciones del recinto religioso.



Otros artículos similares


Comentarios

Dejar un Comentario en Facebook...

Buscar en el blog

Últimas entradas

Archivo

Más información