Nuestros destinos Viajes a Turquía Blog de Turquía La calle Istiklal de Estambul
07 Dic
2010

La calle Istiklal de Estambul

Publicado en: |

Uno de los puntos neurálgicos de Estambul se localiza en la calle Istiklal, İstiklâl Caddesi en turco, un lugar donde miles de ciudadanos se dan cita diariamente entremezclados con los turistas que desean conocer una de las partes más europeas de la ciudad.
La antigua grande rue de Pera es una calle peatonal que va desde la popular plaza de Taksim hasta Tünel. A lo largo de sus tres kilómetros de longitud, se reparten desde tiendas, cafeterías o restaurantes hasta consulados y embajadas o apartamentos de gran lujo.
La calle Istiklal, que recibió el nombre de “independencia” tras la instauración de la República en 1923, se encuentra en el barrio de Beyoglu, que ha ido creciendo desde el siglo XIX siguiendo el estilo de las modas occidentales. Por culpa de los dos grandes incendios producidos en 1831 y 1871, el barrio fue sustituyendo sus casas de madera por edificios modernos en gran parte propiedad de comerciantes griegos que, por entonces, se movían libremente por Estambul. Aunque a mediados del siglo XX la zona fue perdiendo el glamour de esos años de resurgimiento, Istiklal y Beyoglu han recuperado su mejor cara y hoy en día pueden llegar a deambular en esta calle en un fin de semana tres millones de personas ávidas de compras, citas en restaurantes, diversión o paseos con amigos.

Tranvía

Tranvía

Quien quiera alejarse un poco del bullicio de personas puede coger el tranvía nostálgico que recorre la calle entre Tünel y Taksim Meydani. Se trata de un vagón de color rojo perfectamente restaurado que ofrece un paseo tranquilo y más descansado de esta zona de la ciudad, aunque, a ciertas horas, está lleno de gente.

Si se empieza a recorrer la calle Istiklal desde Taksim, una de las primeras joyas que se encuentra es la iglesia ortodoxa griega de Agia Triada, que se encuentra en la primera calle perpendicular de la izquierda; la iglesia, que fue construida a finales del siglo XIX, se encuentra en un gran jardín que aumenta su belleza. Al otro lado de la calle se encuentra el consulado francés y la iglesia católica Armenia Vosgeperan.

Si se sigue avanzando por Istiklal, se puede observar un edificio de estilo art noveau que fue propiedad del fabricante de coches Martin y, un poco más adelante, se levanta el Rumeli Han (Europa), un edificio que pertenecía al secretario principal del sultán Abdulhamit, Ragip Pasha. Junto a esta elegante edificación está la pequeña mezquita Aga Camii que, a pesar de que fue construida en 1597, ha sufrido tantas modificaciones que no se conserva casi nada de la original, aunque todavía se puede admirar una fuente hecha por el famoso arquitecto Sinan.

Unos pasos más allá se se puede ver el cine Atlas, un edificio que en su época fue propiedad de un banquero armenio y, según ciertos rumores, utilizado como casa de citas para el sultán. Junto al cine, se encuentra otro de los edificios del secretario Ragip Pasha Anadolu Han (Asia), en cuyos bajos se encuentra un famoso restaurante turco.

Calle Istiklal

Calle Istiklal

Ahora es el turno del pasaje de las flores, uno de los puntos más famosos de la calle Istiklal y que fue construido por el banquero griego Hristaki Efendi. Antiguamente era la sede de un teatro construido íntegramente en madera, después se abrieron varias floristerías y, en la actual, acoge varios bares y restaurantes. El pasaje de las flores rivaliza en fama con el pasaje de Europa, también conocido como pasaje de los espejos, que desemboca en el consulado de Gran Bretaña, o con el pasaje Hacopulo, donde se encuentran algunas de las tiendas más elegantes de Beyoglu

Siguiendo en la calle Istiklal se encuentra la escuelda de secundaria Galatasaray, inaugurada en 1868 como el primer liceo del Imperio otomano con educación occidental. Más allá se el turista puede recorrer la calle hasta llegar a la iglesia católica más grande de Estambul, la de San Antonio de Padua, fundada en 1725 en estilo gótico italiano.

El paseo por la calle Istiklal termina en la plaza de Tünel. Quien quiera obtener una visión más completa de lo que supone esta avenida para Estambul debe animarse a callejear por las calles que la cruzan para descubrir, de esta manera, restaurantes, edificios y lugares únicos e inolvidables.



Otros artículos similares


Comentarios

Dejar un Comentario en Facebook...

Buscar en el blog

Últimas entradas

Archivo

Más información