Nuestros destinos Viajes a Turquía Blog de Turquía Karaada, “la Isla Negra” de Turquía
25 Abr
2013

Karaada, “la Isla Negra” de Turquía

Publicado en: |

Karaada, la isla Negra de Turquía

Karaada, la isla Negra de Turquía

Los diferentes lugares que se emplazan en la Península de Bodrum y sus alrededores, en el marco de la provincia turca de Muğla, constituyen generalmente auténticas maravillas de la naturaleza. Tanto por bellos como por interesantes, sobresalen por encima de muchos otros ante la evaluación del ojo humano e indudablemente forman parte de una lista de destinos de lujo; exclusivos. Un buen ejemplo de ello es Karaada, también llamada “Isla Negra”, una hermosísima isla (la más importante de la región) que se encuentra ubicada a unos pocos kilómetros -6, aproximadamente- de distancia del puerto de Bodrum, en la plenitud del majestuoso y escultural Mar Egeo.

El principal atractivo de Karaada tiene que ver con los espectaculares manantiales de aguas minerales que allí reposan. Durante el verano europeo, un sinfín de cruceros y diversas embarcaciones pasan por la zona, donde los baños en las aguas de la isla componen una cita ineludible e impostergable. Lo mismo sucede con los tratamientos que se realizan a base del barro del lugar, muy rico a partir de las propiedades curativas y energéticas que contiene, especialmente beneficioso para mejorar las condiciones de la piel. Según una leyenda, Cleopatra usaba este barro para conservar su belleza. Y son muchas las mujeres que en la actualidad emulan a la última reina del Antiguo Egipto, cubriéndose la cara con el lodo en cuestión para, posteriormente, bañarse y limpiarse con los turquesas de las aguas termales.

Geográficamente, Karaada se halla en una posición estratégica para proteger a la mencionada Península de Bodrum de los vientos, las olas y las tormentas que se suscitan cada año en más de una ocasión. En otro orden, vale saber que, más allá del mote de “Isla Negra”, el panorama y las vistas en Karaada están vastamente nutridos de pinos y verde en general. Su muelle de madera aún atesora el restaurante que le dio el primer nombre a la isla: Arkanessos, totalmente recomendable para deleitarse con una copa, un aperitivo o una buena comida de cara al Mar Egeo y a la Bahía de Bodrum.

Otro de los parajes fijos en los itinerarios turísticos es la Bahía de Poyraz, en la parte norte de Karaada, sitio habitualmente elegido para que los viajeros desayunen y disfruten de la preciosidad que regalan los azules jónicos. Visualmente, desde la hermosura y la inmensidad del paisaje. O bien por medio del tacto, ya que también es posible relajarse y regocijarse con un buen baño en estas aguas propias del paraíso. La Bahía de Poyraz es una de las principales referencias de turismo náutico en la región, algo que en parte tiene que ver con las marcadas variaciones que allí se perciben en el aspecto climático. Con relación al otro extremo de la isla (el sur), éste aloja la Bahía de Meteor, donde reluce la magia de una serie de cuevas submarinas sumamente encantadoras y atrayentes. El nombre de este punto responde al agujero que antiguamente dejó un meteorito en el lugar.

Karaada. Imagen: Wikimapia.org

Karaada. Imagen: Wikimapia.org

Comúnmente, los recorridos de los barcos que andan por estas latitudes finalizan en Bodrum, cuya bahía yace justamente donde confluyen el Mar Egeo y el Mar Mediterráneo, ideal para que los visitantes hagan base y pasen la noche. Pero los objetos de seducción de Karaada no terminan aquí. Esta fabulosa isla, cautivante por donde se la examine, también reúne espacios altamente propicios para la práctica de deportes acuáticos como el buceo y la navegación a vela, entre otros. A propósito del buceo, entre Karaada y Bodrum se localizan sitios como Fener, aconsejado para principiantes en materia de submarinismo, donde se puede alcanzar una profundidad de 25-30 metros. Asimismo, el área cuenta con sectores en los que es viable observar embarcaciones hundidas, pulpos gigantes y distintas especies de la fauna marina, en medio de un contexto intensamente vivo y colorido.

En lo que al pasado refiere, el dominio de Karaada pasó por varias manos a lo largo de la historia. Conquistada en el siglo XVI por el Imperio Otomano, los italianos la ocuparon en el año 1919. Finalmente, en 1932, una convención entre turcos e italianos decretó que la Isla Negra sería propiedad de Turquía, lo cual se mantiene hasta el día de hoy.



Otros artículos similares


Comentarios

Dejar un Comentario en Facebook...

Buscar en el blog

Últimas entradas

Archivo

Más información