Nuestros destinos Viajes a Turquía Blog de Turquía El Museo de las civilizaciones de Anatolia
20 Feb
2014

El Museo de las civilizaciones de Anatolia

Publicado en: |

Museo de las civilizaciones de Anatolia

Museo de las civilizaciones de Anatolia

En el corazón de la capital de Turquía, Ankara, encontramos uno de los centros arqueológicos más importantes del mundo: el Museo de las Civilizaciones de Anatolia.

Premiado como Museo Europeo del Año en 1997, esta galería recoge, sobre todo, muestras de la antigua y desconocida civilización Hitita, aunque el visitante también encontrará piezas únicas de otras culturas como la persa, la bizantina o la griega e, incluso, algunas joyas imprescindibles de los periodos del paleolítico y el neolítico.

El museo se encuentra en pleno barrio de Atpazan, muy cerca del famoso castillo de Ankara. Su construcción - iniciada en 1938 y finalizada 20 años más tarde - fue promovida por el primer presidente de Turquía, el carismático militar Atatürk. Aparte de ser uno de los protagonistas de la Guerra de la Independencia Turca, Mustafá Kemal Atatürk (1881-1938) influyó decisivamente enla historia más reciente de Turquía.

Gran estadista y ferviente defensor de los derechos humanos, Atatürk lideró profundas reformas en la recién nacida República Turca con el objetivo de introducir a su país en la corriente modernista que en los años 20 imperaba en toda Europa.

Son muchos los valores de Mustafá Kemal, pero uno de los más destacados es, quizá, su tremendo amor por la cultura tradicional y las antiguas civilizaciones de los lidios, los frigios y, cómo no, los hititas.

El Museo de las Civilizaciones alberga cientos de piezas arqueológicas de diversas culturas, pero destaca entre todas ella una que es considerada “clave” en la historia de la nación turca: la poderosa civilización hitita. Atatük ordenó que toda pieza de esa cultura localizada en cualquier parte del territorio turco fuera trasladada a Ankara, estudiada, catalogada y, al fin, expuesta en el centro arqueológico del que tan orgulloso se sentía.

En el Museo de Anatolia el visitante puede disfrutar de una impresionante colección de piezas de multitud de culturas que, en un momento u otro, habitaron Turquía. Quizás, algunas de las piezas más relevantes y conocidas podrían ser las siguientes:

Mujer Sentada de Çatalhöyük.

Mujer sentada

Mujer sentada

Esta pequeña estatua de arcilla de unos escasos 20 centímetros está datada en torno al año 6000 AC, es decir, en pleno periodo neolítico. Esta pieza fue localizada en los años 60 en uno de los más famosos yacimientos arqueológicos de Turquía: Çataloÿük. Aparentemente, la estatuilla representa a una obesa mujer o diosa sentada en un trono, pero si el visitante se fija un poco más, verá que esto no es cierto. Realmente el antiguo artista esculpió a una madre que, apoyada entre dos supuestos leopardos, se esfuerza por dar a luz a su hijo. Es, sin lugar a dudas, un precioso reflejo de una cultura que valoraba y admiraba el papel de la mujer en la sociedad turca.

Vasijas Hurri y Serri.

Como el resto de civilizaciones antiguas, la cultura hitita era pródiga en el culto a multitud de dioses. Uno de los más conocidos y venerados era el Dios de las Tormentas, representado por dos figuras simbólicas: Hurri - mañana - y Serri - noche -. En el Museo de Anatolia encontramos dos preciosas representaciones de estas figuras. Se trata de unas vasijas ceremoniales de casi un metro de alto y que fueron localizadas en el antiguo yacimiento de Bogazköy.

Carta de Natera.

En el siglo III AC., Natera, esposa de Ramses II, escribió una preciosa carta de amistad a la compañera de Hattusili III, el rey hitita de la época. El hecho no tendría demasiada relevancia si no fuera por el soporte utilizado para escribir el mensaje: una frágil tabla de cerámica.

Orthostates

En la sala central del Museo de las Civilizaciones de Turquía podemos ver una completa muestra de los llamados “orthostates”: relieves en las paredes que no sólo servían de adorno, sino de culto visual a la fuerza y poder de sus principales dioses. A pesar de su lógico deterioro estos abultados relieves son, quizá, la mejor muestra del arte y la cultura hitita de ese fascinante país llamado Turquía.



Otros artículos similares


Comentarios

Dejar un Comentario en Facebook...

Buscar en el blog

Últimas entradas

Archivo

Más información