Nuestros destinos Viajes a Turquía Blog de Turquía Adana, la ciudad del dios del trueno
20 Oct
2010

Adana, la ciudad del dios del trueno

Publicado en: |

La ancestral ciudad de Adana, en la provincia homónima, aparece ya mencionada en las obras más relevantes de la Literatura Clásica. El famoso “Poema de Gilgamesh”, la narración escrita más antigua del mundo, cuenta la epopeya del rey-dios de Uruk y sitúa uno de sus pasajes en la ciudad de Uru Adaniyya, o lo que es lo mismo, Adana. “La Iliada” de Homero también reserva unos versos a la ciudad turca. Y el libro entre los libros para los cristianos, “La Biblia”, habla de estas proféticas tierras como el lugar de donde traían los mejores caballos para el rey Salomón.

Su situación estratégica, al sur de Turquía, en mitad de la Llanura de Cukurova (conocida a lo largo de la Historia como la región de Cilicia), atravesada por el poderoso río Seyhan, con los Montes Tauro en el horizonte y el Mar Mediterráneo bordeando sus costas, han convertido a Adana en un preciado enclave ambicionado por numerosos pueblos y culturas a lo largo de la Historia. Prueba palpable de ello son los numerosos castillos-fortaleza que flanquean la provincia y que son testigo del convulso devenir de estas tierras.

Ciudad de Adana

Ciudad de Adana

Distintas campañas arqueológicas han encuadrado el origen histórico de Adana en los albores del año 1335 a.C. Bajo el dominio del gran Imperio hitita, la ciudad vive un esplendoroso momento que se prolonga durante casi ciento cincuenta años. Las continuas presiones por el oeste del país hacen temblar los cimientos de esta gran civilización. Durante siglos la ciudad recibe las influencias de asirios, cilicios, persas, griegos, seleúcidas y romanos, hasta que, tras la división del Imperio romano en dos, Adana pasa a formar parte del poderoso Imperio bizantino durante más de diez siglos. En 1517 cae en manos del Imperio otomano, y no es hasta 1918, con la Guerra de Independencia turca como escenario, cuando hablamos de Adana como provincia de la República de Turquía.

Más poético es su origen mitológico: según las leyendas hititas, el dios del Trueno, Adad, sembró la región de caudalosas lluvias que la convirtieron en una tierra rica y fértil. Los habitantes del lugar decidieron llamarla “Uru Adaniyya”, que significa literalmente “la región de Adad”.

Torre del Reloj

Torre del Reloj

En la actualidad Adana es la quinta ciudad más poblada de Turquía. Administra los distritos de Seyhan (la zona más próspera de la ciudad), Yüregir, Karaisali, Cukurova y Saricam. Presenta un curioso perfil con mezcla de edificios históricos y modernas construcciones como el Aeropuerto Internacional de Sakirpasa. Los minaretes de sus mezquitas se alzan majestuosos sobre la línea de horizonte y las características azoteas de sus casas se convierten en improvisados miradores en las calurosas noches de verano. Oriente y Occidente se funden en estas tierras como en ningún otro lugar. Se ha convertido en una metrópoli de gran proyección internacional tanto desde el punto de vista económico (importantes manufacturas textiles, curtidos de cuero, producción de cítricos… y por supuesto su potencial en energía hidroeléctrica, gracias al río Seyhan); como desde el punto de vista cultural, pues alberga numerosas huellas de su prolífico pasado. Además, se ha convertido desde 1969 en la sede del Festival Internacional de Cine de Altin Koza (que celebra su 17ª edición en 2010), uno de los festivales de cine internacional más importantes celebrados en Turquía junto con el Festival Internacional de Cine de Estambul. También cuenta, a lo largo de todo el año, con una importante agenda cultural (festivales de teatro, festivales de música, certámenes literarios…) y deportiva (competiciones de vela, remo, sus famosas carreras de caballos…).

Qué ver en Adana

  • El Puente de Piedra, construido por el emperador Adriano en el siglo II d.C. (el segundo emperador romano nacido en Hispania). Es un excelente ejemplo del gran desarrollo de la ingeniería romana ya que su fábrica está hecha a base de “opus cementicium” (cemento), material robusto y barato que fue el gran invento de los arquitectos romanos.

    Mezquita de Sabanci

    Mezquita de Sabanci

  • El Castillo de Yilanli Kale (Castillo de la Serpiente) del año 782 d.C. (aunque su actual morfología es propia del siglo XIII). Se trata de un castillo-fortaleza medieval que se alzaba sobre una colina escarpada cerca del río Seyhan. Vigilaba la ruta este-oeste que unía Cilicia con Mesopotamia. Dos pantallas de muralla protegen un bastión aislado y el castillo principal. Destaca su perfil robusto y almenado característico de las construcciones militares-medievales de la época.
  • El Büyük Saat o Gran Reloj de 1882, emblema de la ciudad y la torre-reloj más alta de Turquía.
  • El Bazar de Kazancilar Çarsisi, el más grande de la ciudad y proyectado como anexo del Büyük Saat desde su origen.
  • El Çarsi Hamami, de 1519. Es el hammam (baño árabe) más grande de Adana. Destacan sus cinco grandes cúpulas y su rico interior de mármol. En sus largos años de funcionamiento el agua era traída a través de ruedas y canales desde el río Seyhan.
  • La Gran Mezquita de Sabanci. A pesar de no ser una de las mezquitas históricas de Adana (se construyó en 1998) es muy visitada por ser una de las más grandes de Oriente Medio. Su “haram” (sala de oraciones) tiene capacidad para 28.500 oradores. Fue mandada construir por una de las familias mecenas de las artes más influyentes de Turquía en la actualidad, la familia Sabanci.
  • La Gran Mezquita de Ulu Camii, de 1541. Es la mezquita más importante de Adana, pues fue en su origen mezquita-madraza (mezquita-escuela). Destacar su alminar de planta octogonal y mármoles blancos y negros de estilo mameluco.

La ciudad cuenta con una amplia oferta museística en la que cabe destacar el Museo Arqueológico, el Museo de Atatürk y el Museo de la Ciudad.

Sentarse en una de las muchas Casas de té ubicadas a orillas del río Seyhan, degustando un Adana-Kebab o un dulce Tas Kadayif es otra de las experiencias a probar.

Su desarrollada red de transportes locales e inter-provinciales permiten al turista desplazarse con gran facilidad. Cuenta con estación de tren, estación de autobuses y red de metro.

Por supuesto, no podemos dejar de visitar los cercanos paraísos de las playas de Olüdeniz, las Tumbas lícias de Fethiye o la ciudad fantasma de Kayakoi, a los que podemos llegar tanto en coche como a través de la linea de ferrocarril de Berlín-Bagdad que pasa por la Estación Central de tren de Adana.



Otros artículos similares


Comentarios

Dejar un Comentario en Facebook...

Buscar en el blog

Últimas entradas

Archivo

Más información