Nuestros destinos Viajes a Turquía Blog de Turquía 5 lugares desconocidos en Turquía
05 Ago
2013

5 lugares desconocidos en Turquía

Publicado en: , |

Lago Kovada

Lago Kovada. Imagen http://72.18.199.86

Parque Nacional Lago Kovada

Pese a su carácter de parque nacional, este sitio aún tiene muchísimo por explotar en materia turística. Ubicado a unos 30 kilómetros (hacia al sur) del Lago Eğirdir, próximo a la ciudad homónima, en la provincia mediterránea de Isparta, el Parque Nacional Lago Kovada constituye una opción ideal para quienes prefieren descansar en un ámbito dominado por la relajación y la naturaleza. Además de la mágica atmósfera verde que marca la esencia del lugar, con álamos, cerezos y manzanos, se puede disfrutar visualmente de la presencia de una fauna muy variada: patos salvajes, garzas reales, gallaretas, jabalíes, ardillas, zorros y conejos, entre otras especies.

Los sedimentos hacen que, a diferencia de otros lagos de la región, el agua del Kovada presente un verde mucho más oscuro y denso. Declarado Parque Nacional en 1970 y Área Protegida desde 1992, el Lago Kovada tiene una profundidad que oscila entre los 6 y los 7 metros, mientras que el ancho alcanza los 9 kilómetros de máxima. Localizado a 900 metros de altura sobre el nivel del mar, su entorno supera las 6.500 hectáreas de superficie total. Se trata de un destino excelente para los amantes del senderismo y el camping, aunque para acampar vale hacer las consultas previas correspondientes.

 

Doganbey

Doğanbey

Doğanbey

Este misterioso pueblo de montaña emplazado en el sudoeste de Turquía, concretamente a alrededor de 20 kilómetros de la antigua ciudad de Mileto, reúne todos los atractivos como para seducir a aquellos viajeros curiosos que gustan de lo enigmático, reservado y poco tradicional. Al llegar a Mileto surge un desvío lateral (hay un pequeño cartel que indica “Doganbey”) que conduce a la aldea en cuestión. La carretera se nutre de un sinfín de vueltas en el marco de un camino muy poco cuidado, el cual es directamente proporcional con el aspecto de abandono, desolación y aislamiento que exhibe gran parte del pueblo.

A partir de lo mencionado anteriormente, queda claro que la disponibilidad de alojamientos es escasa. Sin embargo, Doganbey es -sin dudas- una alternativa perfecta para quienes necesitan paz, silencio y tranquilidad. Flora, fauna, historia, arquitectura, arqueología y naturaleza resumen el singular encanto de este sitio costero y sus proximidades, absolutamente original por donde se lo mire.

 

Monasterio de Eski Gümüs

Monasterio de Eski Gümüs

Monasterio de Eskigümüş

Los admiradores de todo lo que gira en torno a la historia, el arte y la arquitectura no pueden dejar de visitar este impresionante complejo rupestre. El Monasterio de Eskigümüş cuenta -entre otras cosas- con una iglesia principal de significativas dimensiones y en muy buen estado, además de una interesantísima colección de frescos, también en destacables condiciones de conservación. Éstos están considerados como parte de los mejores y más fieles ejemplos de arte bizantino en toda la región. La entrada del monasterio fue diseñada de manera especial a modo de protección de los pertinentes invasores. Esta medida de despiste y distracción fue tan eficiente que el recinto recién fue descubierto por los investigadores occidentales en 1963.

 

Kapikiri

Kapikiri. Imagen: agora.pansiyon.de

Kapikiri. Imagen: agora.pansiyon.de

Cerca de la inmensidad y la serenidad que le dan vida y personalidad al Lago Bafa se encuentra la villa de Kapikiri (Heraclia), un pueblecito cuya antigüedad data de aproximadamente 9.000 años, donde las casas yacen de forma pintoresca sobre la montaña rocosa. La primavera europea es el momento ideal para visitar esta región, ya que el calor todavía no perturba por demás y el lugar se vuelve un paraíso para quienes disfrutan de las caminatas al aire libre y puro. En ese sentido, también es posible acampar en las orillas del lago, una experiencia recomendable e inolvidable. Claro que no todo se limita a lo natural: Kapikiri resume la enorme riqueza histórica y arqueológica de la antigua Heraklia, por lo que supone un ámbito sumamente atractivo para los interesados en la materia artística y cultural en general.

Apenas unos pocos cientos de personas viven en Kapikiri, una auténtica reliquia patrimonial turca, aunque con raíces helénicas; una especie de museo a cielo abierto. No será fácil hallar dónde dormir, comer o, menos aún, comprar un recuerdo para llevar a casa. Al margen de ello, siempre vale la prueba de adentrarse en lo desconocido y poco convencional, salirse del libreto y aprender algo que inicialmente no estaba en los planes.

 

Playa de Çıralı (Cirali)

Playa de Cirali. Imagen: playascalas.com

Playa de Cirali. Imagen: playascalas.com

Para concluir este recorrido, nada mejor que un poco de mar, arena y sol. A escasa distancia de las ruinas de la ciudad de Olympos se halla Cirali, un pequeño pueblo rural del sudoeste de Antalya. Una de sus máximas atracciones, pese a que todavía no se ha convertido en un espacio turístico masificado, está constituida por sus tres kilómetros y medio de playa, de especial belleza por el paisaje, el colorido, la naturaleza y también por el hecho de que aún permanece algo aislada. Esto responde, en parte, a que se trata de un área destinada a la nidificación de tortugas marinas. Con actividades e intereses de lo más diversos para satisfacer a sus visitantes, Cirali es una muy buena elección para romper con lo habitual de cada verano, lejos de los hoteles de lujo y las grandes aglomeraciones de gente.



Otros artículos similares


Comentarios

Dejar un Comentario en Facebook...

Buscar en el blog

Últimas entradas

Archivo

Más información