03 Nov
2011

Dulces típicos de Túnez

Publicado en: , , |

Dulces típicos de Túnez

Dulces típicos de Túnez

Como toda buena gastronomía magrebí, la cocina de Túnez se caracteriza por una miríada de sabores de lo más variados, pero una mención especial merece, sin lugar a dudas, el apartado de sus postres. Dulces empalagosos y recetas calóricas, pero gustos exquisitos, conforman un menú inesperado, que sorprenderá y deleitará por igual aunque se sea reticente. A continuación se exponen los platos principales.

El baklawa

Uno de los más famosos dulces tunecinos es, sin duda, este pastel a base de varias láminas de pasta filo con mantequilla y nueces trituradas, bañadas en miel o almíbar, y que puede encontrarse en diversas formas y variedades que incluyen nuevos ingredientes añadidos, como pistacho u otros frutos secos. Se trata de un plato tan típico como histórico, puesto que ya desde el siglo VII a.C. se tienen indicios de lo que podrían ser sus primeros pasos en la cultura mesopotámica. Y lo habitual es que se sirva para acompañar el té o el café de después de una comida.

El makroud

Otro de los dulces más típicos de Túnez es el makroud, nombre que recibe este pastel de sémola de cuscús y miel, relleno de dátiles (a veces sustituidos por higos) que puede ser frito en aceite o cocido al horno. Es originario de la ciudad de Kairuán, y su característica forma triangular o romboide lo hace inconfundible. Se suele servir junto al té de menta, y es muy normal encontrarlo en los zocos de toda la geografía tunecina.

El samsa

Makroud

Makroud

Pese que este plato es más originario de Argelia que de Túnez, en este país se consume con asiduidad y constituye uno de los postres más solicitados. Consiste en triángulos fritos de pasta de brick con sésamo y miel, en cuyo interior se encuentra una pasta a base de almendras, agua de azahar, canela y cacahuetes (y por supuesto, mucho azúcar).

El gharaiba

A medio camino entre la galleta y el polvorón, el gharaiba es un dulce delicado, con forma redonda y generalmente decorado con una almendra al centro de la misma. Consta de una base de mantequilla a la que, antes de ser introducida en el horno, se le añade harina de garbanzos. El resultado es uno de los tentempiés dulces más solicitados en Túnez.

Dátiles rellenos

Este postre no tiene demasiado secreto. Como su propio nombre indica, su forma más básica consiste en introducir en dichos frutos una pasta de almendras. De hecho, de esa forma pueden valer tanto de postre como de ingrediente para un plato salado. Ahora bien, lo normal es encontrar una versión algo más elaborada, donde los dátiles tienen una capa de azúcar y pistachos, y en su interior cuentan con una pasta con más de un ingrediente previamente preparada (generalmente a base de almendras y naranjas).

Masfuf

El masfuf es un plato típico durante el Ramadán debido a su consistencia, y habitualmente se consume como último pica-pica antes de acostarse. Ahora bien, por sus características se debería utilizar más como merienda más que como postre, puesto que se trata de un cuscús dulce (que se sirve templado) condimentado con dátiles, uvas blancas y negras, pasas y almendras.

Otros postres

Hasta ahora se han repasado los postres más característicos de Túnez, ya sea por tradición o solicitud, pero la lista no acaba aquí. La cultura del dulce en este país del norte de África es una de las más completas y cuidadas que se conocen, y en cualquier menú de un restaurante es más que probable que a los ya tratados, se añadan también el assidat zgougou, una crema de piñones, o el bouza, que guarda algún parecido con las natillas, pese a que sus ingredientes son leche, avellanas, sésamo y sorgo y azúcar.



Otros artículos similares


Comentarios

Dejar un Comentario en Facebook...

Buscar en el blog

Últimas entradas

Archivo

Más información