Nuestros destinos Viajes a Rumanía Blog de Rumanía Monasterio de Tismana: referente universal de la arquitectura rumana
10 Jun
2011

Monasterio de Tismana: referente universal de la arquitectura rumana

Publicado en: |

Tismana es un destacado monasterio con encanto situado a unos treinta kilómetros al oeste de Tirgu Jiu, en Rumania, enclavado sobre una colina en un valle rodeado de naturaleza a unos 10 km de distancia de Hobita, el lugar de nacimiento del célebre escultor rumano Constantin Brancusi. Es considerado uno de los monumentos históricos más representativos de la arquitectura feudal de Rumania.

Fachada del monasterio de Tirmana

Fachada del monasterio de Tirmana

Construido en el monte Estarmina en tan sólo un año, rodeado de cimas arboladas, esta obra, una de las más bellas y antiguas de Rumanía, es un lugar de meditación dedicado al rezo y al estudio de la religión ortodoxa rumana. En lo referente a la espiritualidad de la iglesia ortodoxa, también se le conoce con el nombre de “Estrella de la Ortodoxia“. En el siglo XIV fue una escuela de monjes copistas y escultores. Hoy en día alberga talleres de tejeduría siguiendo la tradición de elaboración de tapices. Algunos de las obras realizadas son expuestas en el pequeño museo del monasterio.

El origen de su nombre, Tismana, es motivo de cierta controversia. Para algunos, el monasterio debe su nombre a las plantas y sobre todo a los árboles de tejos (tisà en rumano) que crecían antaño en el lugar y en toda la región. Para otros, sin embargo, la explicación estaría en el hallazgo durante unas excavaciones arqueológicas en los alrededores de restos de una antigua fortaleza daco-romana; la palabra “Tismana”, que significa “lugar fortificado” en lengua daco-romana, sería una posible explicación del porqué del nombre que le fue dado a la obra.

http://www.manastirea-tismana.go.ro/MANASTIREA%20TISMANA/pict5.jpg

http://www.manastirea-tismana.go.ro/MANASTIREA%20TISMANA/pict5.jpg

Fundado en el siglo XIV por San Nicodim el Piadoso, con el apoyo financiero de los devotos príncipes de la familia Basarab, este templo de más de seis siglos fue construido cerca de una pequeña iglesia anterior. Desde el primer momento, al entrar en el monasterio, que impresiona por la magnificencia y armonía de sus formas, el visitante es invadido por una gran sensación de paz que invita al descanso y recogimiento. El patio interior, perfectamente cuidado, alberga una interesante colección de cactus. La iglesia original, a la que se accede por una gran puerta de madera, conserva aún algunas pinturas originarias de la época de su construcción, así como algunos frescos que datan del siglo XVI. La primera pintura polícroma del monasterio, de estilo post-bizantino, que fue realizada en 1564 por un artista llamado Dobromir de Targoviste, se conserva en el pronaos de la iglesia. La iglesia también alberga un féretro de plata realizado por el artista Gheorghe Stoica en el que se conservan tres reliquias de santos, entre las cuales el índice de la mano derecha de San Nicodim. En la parte externa del féretro se pueden ver representaciones de algunas escenas de la vida y milagros de San Nicodim. Otras joyas de arte que se encuentran en el pequeño museo del monasterio son por ejemplo una importante colección de cuadros y pinturas, reliquias de madera y religiosas, libros y hábitos antiguos.

Desde un punto de vista arquitectónico, el monasterio de Tismana es una construcción que combina el estilo bizantino del siglo XIV con elementos de las iglesias de Macedonia y algunos elementos de la arquitectura rumana. Pero si hablamos de perennidad a través del tiempo, el monasterio de Tismana es un referente universal de la arquitectura rumana antigua.



Otros artículos similares


Comentarios

Dejar un Comentario en Facebook...

Buscar en el blog

Últimas entradas

Archivo

Más información