Nuestros destinos Viajes a Rumanía Blog de Rumanía Los parques naturales de Bucegi, Babele y Poiana Crucii en Rumanía
28 Ago
2010

Los parques naturales de Bucegi, Babele y Poiana Crucii en Rumanía

Publicado en: |

Tierra de naturaleza y tradición, Rumanía es uno de los países más desconocidos de Europa de cara al turismo, lo que le permite conservar parajes naturales sin ser dañados por la acción del turismo de masas. Precisamente en el corazón de los Cárpatos se ubican algunos de los parques nacionales más desconocidos e imponentes de Europa: el de Bucegi, Babele (Las Viejas) y Poiana Crucii (El clavero de la cruz).

El parque se encuentra a unos pocos kilómetros de la ciudad de Sinaia, conocida como “la perla de los Cárpatos”, en la provincia de Prahova y en la histórica región de Valaquia.

Vista de las montañas de Bucegi

Vista de las montañas de Bucegi

Para llegar al parque nacional de Bucegi, lo más cómodo es desplazarse desde Bucarest hacia Ploiesti y Sinaia a través de la carretera E-60, o bien desde Brasov, dirigiéndose por la E-60 hacia el sur hasta llegar a Sinaia. Otra posibilidad es coger alguna de las líneas de tren de Romanian Railways, que cubre el trayecto en algo menos de dos horas. Ya en la ciudad, se puede llegar a la reserva caminando por una hermosa aunque dura ruta senderista (cuatro horas a buen ritmo), o bien desplazarse en el teleférico situado en el centro de la villa; su precio es de 26 leu (algo más de 6 euros) si se asciende hasta los 1.400 metros y de 52 leu (algo más de 12 euros) si se decide subir hasta los 2.000 metros. Recientemente, se ha habilitado una telegóndola algo más económica, pero menos céntrica. También se puede llegar al linde del parque en bus o bien en taxi, aunque lógicamente esta opción es la más cara.

Otro teleférico, que parte desde la cercana localidad de Busteni, nos deja al pie de Babele, a 2.206 metros de altitud. Cuesta unos 42 leu (casi 10 euros) y, posiblemente, haya que esperar alguna que otra cola para cogerlo, aunque las vistas justifican la espera.

Y es que el parque nacional de Bucegi se encuentra ubicado en los Cárpatos del sur, una parte de la cordillera en la que los picos raramente bajan de los 2.000 metros de altitud y en la que aún es posible contemplar estampas curiosas, con animales salvajes en plena libertad.

En este sentido, hablar de los montes Bucegi es, sin duda, hablar de naturaleza en estado virgen. Pese a la creciente amenaza urbanística de las estaciones de esquí de la zona, el parque alberga aún en su interior una increíble biodiversidad. Así, es uno de los escasos rincones de Europa en el que es posible contemplar osos y lobos campando a sus anchas, especialmente en las temporadas de celo, en la que son más visibles (junio y julio). Estas especies cruzan constantemente la cordillera hacia la zona de los Tatras eslovacos. Con suerte y con la ayuda de un buen guía, será posible algún avistamiento.

Formas de seta en Babele

Formas de seta en Babele

Se calcula que esta zona de los Cárpatos alberga a más de la mitad de la población de osos marrones, linces y lobos del continente, unido a la presencia de una flora atlántica que impresiona por lo frondoso y colosal de las superficies arboladas. Nutrias, corzos, castores, rebecos y una increíble variedad de aves (destaca especialmente la población de urogallos y el gran número de especies de rapaces protegidas) hacen que una jornada de marcha por los bosques de Bucegi se convierta en una experiencia deportiva y ecológica especial e inolvidable, bajo la mirada del omnipresente pico Omu, uno de los cinco colosos de los Cárpatos con sus 2.505 metros y sus nieves perpetuas.

Sin duda alguna, el principal reclamo turístico de los montes Bucegi son las montañas Babele, más conocidas como “Las Viejas”. Se trata de un singular conglomerado calcáreo, fruto de la erosión y del paso de los siglos. Su forma de enormes “setas” de roca provoca la curiosidad de miles de turistas y geólogos y ha dado nombre a un parque nacional de gran singularidad. La mayor parte de estas montañas se componen de piedra caliza que, fruto de lentos y complejos procesos geológicos, ha derivado en una red de formaciones cársticas, grutas y barrancos que merece la pena visitar en varias jornadas, con la tranquilidad que transmiten los silenciosos macizos montañosos del entorno.

Parque Natural de Bucegi

Parque Natural de Bucegi

La riqueza natural del parque y su alto grado de humedad hacen de él un refugio privilegiado para naturalistas y botánicos, ya que la fertilidad de los valles transilvanos ha permitido el desarrollo de un buen número de áreas especialmente protegidas por su riqueza floral.

Buena muestra de ello son los humedales de Poiana Crucii, uno de los referentes de los montes Bucegi, ya que en sus praderas y en la ribera de sus charcas crecen diversas especies endémicas de la cordillera carpatiana. Bosques, praderas y ciénagas de montaña se unen en este enclave protegido, uno de los más recomendables de todo el conjunto.



Otros artículos similares


Comentarios

Dejar un Comentario en Facebook...

1 comentario sobre “Los parques naturales de Bucegi, Babele y Poiana Crucii en Rumanía”

  1. LUPUS SIGNATUS dice:

    Me gustaria pillar una beca leonardo y colaborar como guia de rutas medioambientales o cuidador de fauna salvaje en un espacio protegido de las caracteristicas del parque nacional de Bucegi, tanto en italia, portugal, grecia, rumania, etc. Si alguien sabe de empresas de turismo activo o reservas de fauna salvaje en algun sitio interesante que no dude en ayudarme. Mi correo personal es fjgprota@gmail.com. Un saludo a todos los amantes de la vida salvaje. Y a todo aquel que no haya visto la peli “hacia rutas salvajes”, que la vea. Hasta siempre.


Buscar en el blog

Últimas entradas

Archivo

Más información