Nuestros destinos Viajes a Marruecos Blog de Marruecos Viajar a Marruecos por primera vez
20 May
2013

Viajar a Marruecos por primera vez

Publicado en: |

Plaza de Jemaa el Fna

Plaza de Jemaa el Fna

Marruecos es una de las mejores opciones para realizar un primer viaje a África. Para un español que no haya pisado nunca el continente, hacer la maleta e ir a conocer a nuestro vecino del sur le supondrá descubrir algunas de las características comunes del territorio africano.

El turista se adentra en un país que le ofrece, en general, un grado de seguridad importante. Los circuitos, o viajes organizados en autobús, consiguen que el nuevo visitante recorra sin más preocupaciones un país radicalmente distinto al nuestro. Aunque existen distintas ofertas, la más popular es la que descubre todas o algunas de las llamadas Ciudades Imperiales: Fez, Marrakech, Meknes y Rabat. Veamos cuáles son los principales aspectos que llaman la atención a quien viaja a África y a Marruecos por primera vez.

Las medinas

El casco antiguo y amurallado de las ciudades de Marruecos se mantiene en muchos casos tal y como ha sido desde hace decenas de años, con calles laberínticas en las que las viviendas se confunden y entremezclan con pequeños talleres artesanos y tiendas. La  medina de Fez constituye el área peatonal más grande del mundo. El barrio de los Curtidores es una cita ineludible con una impresionante actividad (la del curtido de las pieles) que todavía respira aires medievales, de los que hay que protegerse con una hojita de menta o hierbabuena.

Los zocos

Junto a las medinas, los zocos son el otro gran atractivo turístico, inmensos mercados en los que regatear para comprar… cualquier cosa, sobre todo marroquinería, piezas de latón y bronce, especias de mil aromas y colores. El zoco de Marrakech es uno de los más impresionantes. Pegado a él se encuentra uno de los lugares más visitados de África, la  plaza de  Jamaa el  Fna, un estallido de actividad, sonidos, músicas, colores, olores, con sus encantadores de serpientes, músicos tradicionales, aguadores, cuentacuentos, y chiringuitos de quita y pon.

Las mezquitas

Marruecos es un país de confesión musulmana, por lo que sus ciudades están salpicadas por los minaretes de las mezquitas, desde los que se efectúa la llamada a la oración en varios momentos del día. De hecho, Rabat cuenta con la mayor mezquita del mundo, la de  Mohammed  V, de visita obligada para contemplar la grandiosidad de la construcción. Marruecos guarda muchos más tesoros, por lo que tras este primer contacto siempre se puede volver: desde el desierto y sus kasbah, hasta las zonas costeras de pueblos azules y blancos.



Otros artículos similares


Comentarios

Dejar un Comentario en Facebook...

Buscar en el blog

Últimas entradas

Archivo

Más información