22 Jul
2011

Salir por la noche en Tánger

Publicado en: , |


Puerta de África con mil historias que contar, es Tánger, la ciudad mestiza en la que aun se respira la fuerte influencia de los franceses y españoles que allí fueron para quedarse. Hoy ofrece el encanto de su vejez y una curiosa mezcla entre la apertura hacia occidente y las costumbres árabes más tradicionales. Bulliciosa de día, por la noche se presenta al viajero cargada de un romanticismo decadente irresistible.

Restaurantes, cafés, pubs, discotecas… la oferta es variada y permite tanto salir a bailar y divertirse hasta las tantas, como hacer un plan más tranquilo, acudiendo a un restaurante a degustar una sabrosa cena marroquí y culminar el día con una animada charla en un café o en un piano bar. Tiene fama de ser la ciudad más animada del país durante las noche de los jueves, viernes y sábados, por lo que imposible perderse una buena ruta nocturna.

Paseo marítimo

La zona más popular es, sin duda, el paseo marítimo, donde se pueden encontrar restaurantes, beach clubs y discotecas de lo más animados. Allí se puede cenar para después dar un tranquilo paseo o directamente lanzarse a una de las discotecas de playa, y es que la noche en Tánger es larga e invita a disfrutarla.

Algunos de los lugares donde el visitante puede acudir por esta zona son por ejemplo:

  • Sun Beach: Un lugar donde disfrutar de una cena marroquí y de un coctel mirando al mar o de un concierto de música en directo a partir de las diez de la noche y una entretenida partida de billar. AV. Mohamed VI No99.
  • Atlas Beach: Un bar de tapas que ofrece a sus clientes una agradable cena con el mar Mediterráneo como paisaje de fondo y animadas veladas con espectáculos de música folclórica marroquí y bereber.
  • Beach Club 555: Una de las discotecas más famosas de la ciudad. Con piscina y música house y R&B para bailar a los ritmos que marcan sus DJs invitados. La entrada cuesta alrededor de 10 euros.
  • Podium Club: Divertido cabaré libanés que abrió sus puertas el año pasado para ofrecer espectáculos libaneses en directo que se pueden acompañar de una buena comida mediterránea.
  • Restaurante Miami Beach: Regentado por españoles, allí se pueden disfrutar buenos mariscos, pescados y frituras por un precio muy asequible.

Buena cocina

Ya fuera del puerto, existen otros restaurantes de toque afrancesado. Entre ellos destaca el Relais de París, con buenas carnes y entrantes típicamente franceses. Su bodega es bastante completa y se puede cenar con unas preciosas vistas al estrecho. Su precio ronda los 50 € por persona y está ubicado en la 49, Rue de Hollande.

Otro de los restaurantes que mejor acogida tienen de la ciudad es el O Saveur, en la 15, Rue Boubana. De bonita decoración, tranquilo y con un agradable jardín, se pueden degustar delicias francesas por alrededor de 40 euros.

Bahía de Tanger al anochecer

Bahía de Tanger al anochecer

A quien le apetezca comer comida japonesa en Marruecos –¿por qué no?- que sepa que el mejor restaurante de este tipo en Tánger se llama Kokoshi. Ubicado en la 10 Rue Al Yaman n°3 place Mozart recoge un ambiente sibarita y una clientela sofisticada a la que le gusta disfrutar de los típicos platos japoneses muy bien elaborados. Su precio ronda los 25 € por persona.

Y para completar una buena cena, nada mejor que acercarse a un Piano Bar. En el 85 de la Avenida de la Libertad encontramos el Caîds, el bar del famoso hotel El Minzah. Allí se puede degustar buenos cócteles por aproximadamente 8 € y copas bien preparadas, mientras se escucha el piano en un ambiente clásico y apacible. En el mismo hotel hay un Wine Bar, donde ofrecen una completa carta de vinos marroquíes y un ambiente muy agradable.

Muy cerca de allí, esta el Boulevard Pasteur, la columna vertebral de la ciudad donde aun se respira la elegancia de otros tiempos. Un lugar perfecto para tomar un te un café nocturno, como antaño lo hicieran importantes literatos y artistas.
Míticos lugares como el Café de París, en la Place de France, o de Hafa, en el barrio de Marshan, nos permitirán disfrutar de las primera horas de la noche, justo cuando cae la tarde y podemos sentarnos relajadamente a disfrutar del momento.

Bailar hasta el amanecer

La noche de Tánger permite disfrutarla hasta que casi se convierte en amanecer. Para bailar sin parar podemos ir, por ejemplo, al Regine Club, en el 8 del la calle Mansour Edahbi, una discoteca de moda con un indudable toque ochentero y algo extravagante, no en vano tiene el lugar más de 30 años.

Para un ambiente algo más sofisticado, nos podemos pasar por Le Loft, en el complejo La Rose Bleue. Música moderna con DJs y una referencia del clubbing en Marruecos.

Una noche segura
Tánger no es una ciudad peligrosa pero conviene siempre guardar precauciones por la noche, tener cuidado con el bolso o la cartera y estar atento a quien se acerca, como en cualquier lugar turístico en la actualidad.
La mejor manera de trasladarse de un sitio a otro es en taxi, ya que no tienen un coste muy elevado y es seguro. La zona del puerto marítimo está muy concurrida por turistas, por lo que no suele haber ningún problema para salir por allí. Las mujeres, eso sí, tienen que tener más cuidado que los hombres, pero es común ver a chicas arregladas que salen solas por la noche, pero no más allá de atentas miradas o incomodidades.
Estar alerta por la noche en cualquier lugar al que viajas es realmente una cuestión de sentido común, y en Tánger lo es como en cualquier otro lugar.



Otros artículos similares


Comentarios

Dejar un Comentario en Facebook...

Buscar en el blog

Últimas entradas

Archivo

Más información