13 Ago
2011

Puerta de Bab Boujloud

Publicado en: |

Puerta de Bab Bou Jeloud

Puerta de Bab Bou Jeloud

Aunque parezca casi imposible, se puede cambiar de mundo dando apenas unos pocos pasos. Esto puede ocurrir en la ciudad marroquí de Fez, la tercera más grande del país, en el momento en el que se accede a su afamada medina que le ha valido el reconocimiento de la UNESCO en 1981 como Patrimonio de la Humanidad.

Aunque la ciudad de Fez fue fundada por Idriss II en el año 809, la medina pertenece a la época medieval a pesar de que, en su interior, existen monumentos más antiguos. Sin embargo, una de las cosas curiosas que tiene este lugar es que su entrada principal es muy reciente comparada con el resto de la medina, puesto que la puerta de Bab Boujloud fue construida hace menos de un siglo, concretamente en 1913.

Sin embargo, esta relativa “juventud” no ha privado a este lugar para ser uno de los más fotografiados por los turistas que todos los años inundan las calles de Fez. Y es que la estampa de esta majestuosa entrada con los minaretes de las mezquitas de la medina o los puestos de los mercaderes por detrás de ella es una imagen que se repite en las guías de viaje de Marruecos.

La puerta de Bab Boujloud destaca por la simetría de sus tres arcos de herradura, siendo el central de una altura y anchura mayor que los otros dos que son exactamente iguales. Estos tres pasos se encuadran en una estructura casi cuadrada que se remata en su parte más alta con casi 20 almenas que recuerdan a las partes más altas de los castillos medievales.

La belleza de esta entrada a la medina desde el noroeste se completa con la impresionante decoración con azulejos. Para ornamentarla, se eligieron piezas de colores azules, símbolo de la ciudad de Fez, en su parte exterior, mientras que la parte interior de la puerta es de tonos verdes, color que se identifica con el Islám.

La puerta de Bab Boujloud es una de las zonas más animadas de todo Fez. Aquí hay varios restaurantes, cafeterías y hoteles bastante interesantes que permiten observar el bullicio y el traqueteo de comerciantes, clientes y turistas que deciden adentrarse a la medina para alcanzar dos de las calles principales de la misma que se bifurcan muy cerca de esta emblemática entrada: la Talaa Kebira (cuesta grande) y la Talaa Seghira (cuesta pequeña).

Está claro que atravesar la puerta de Bab Boujloud, también denominada como Bab Bou Jeloud o más popularmente como “la puerta azul”, es adentrarse en un mundo mágico de 10.000 callejuelas que supone el entramado peatonal más grande de todo el mundo.



Otros artículos similares


Comentarios

Dejar un Comentario en Facebook...

Buscar en el blog

Últimas entradas

Archivo

Más información