Nuestros destinos Viajes a Malta Blog de Malta Vittoriosa, antigua capital de Malta
13 Sep
2010

Vittoriosa, antigua capital de Malta

Publicado en: |

La más grande, conocida e importante localidad que conforma el grupo de “Las tres ciudades” es Vittoriosa. Junto con Cospicua y Senglea, este municipio de Malta es casi un paso obligado para quienes se acerquen a la isla, ya que su cercanía a la capital, La Valetta, hace que los desplazamientos no sean la excusa para conocer la que en su día fue capital del país.

vittoriosa_puerto_malta_382200281

Puerto de Vittoriosa

Vittoriosa, también conocida como Birgu, fue el primer lugar donde los caballeros de San Juan decidieron instalarse en Malta. En 1530 llegaron a la isla y trasladaron su capital desde Mdina hasta este lugar, gracias a su importante situación en el tránsito naval. Aquí, construyeron sus residencias y fortalezas en un enclave geográfico que les ayudaba en su defensa. Y es que esta ciudad se levanta en una pequeña península situada al sur de La Valetta y se convirtió en el último bastión defensivo en 1565, año en el que los turcos asediaron, durante tres meses, a los caballeros de esta orden en una batalla conocida como el Sitio de Malta o el Gran Asedio de Malta. Tras la derrota, el gran maestre La Valette decidió que la península que estaba al otro lado de Birgu era un lugar ideal para levantar otra ciudad sin tanto riesgo de ataques navales; así, la nueva capital de Malta pasó en 1571 a ser La Valetta, aunque las caballeros de San Juan quisieron premiar a Birgu con el nombre honorífico de Citta Vittoriosa (ciudad victoriosa, en italiano) y por la que es conocida en la actualidad.

Uno de los lugares más interesantes de la ciudad es el fuerte de St. Angelo. No está clara la fecha de construcción de este castillo, que ha sufrido modificaciones en varias ocasiones. Algunos historiadores afirman que fue levantado durante el Imperio romano, aunque una de las torres es del siglo XI. Lo que está claro es que los caballeros de San Juan lo fortificaron y ampliaron, llegando a ser la residencia del gran maestre. Siglos más tarde, en el XIX, los ingleses tomaron el fuerte, aunque en la actualidad tiene doble titularidad: los caballeros de San Juan (la parte superior del fuerte en la que se encuentra el palacio y la capilla de Santa Ana) y el propio gobierno maltés.

Fuerte de San Angelo

Fuerte de San Angelo

La zona de los muelles en la que se encuentra el fuerte de St. Angelo es uno de los mejores lugares de Vittoriosa para disfrutar de la gastronomía de la isla o para salir por la noche, mientras que cafeterías con terrazas completan la oferta de ocio de esta parte de la ciudad. También existen buenos restaurantes en la parte superior de Birgu, donde se puede pasear con tranquilidad a lo largo de calles peatonales, estrechas y con un ambiente especial.

La historia de Malta siempre ha estado relacionada con el mar. Por este motivo, los amantes del arte naval no pueden perderse la visita al Museo marítimo, inaugurado en 1992 y donde se pueden admirar maquetas de flotas de diferentes países, uniformes, armas, etcétera. Precisamente hasta el Museo marítimo llegan los “iuzzu”, las típicas embarcaciones maltesas pintadas con colores llamativos que unen Vittoriosa con La Valetta.

Otro de los lugares imprescindibles en una visita a Vittoriosa es el Palacio del Inquisidor. Durante tres años fue la sede del Tribunal Inquisitorial de Malta y, en la actualidad, se pueden visitar las salas del tribunal, las celdas o los patios.

Asimismo, tampoco faltan los edificios religiosos con un interés especial para los turistas. Destaca la iglesia de San Lorenzo, que data del siglo XI y está dedicada al patrón de la ciudad, así como la iglesia de Nuestra Señora de la Anunciación o la iglesia de San Juan, en la que su pavimento está formado por lápidas con los nombres grabados de diferentes familias de toda Europa.

Una visita a uno de los antiguos albergues en los que descansaban los caballeros de San Juan completa la visita a Vittoriosa, una pequeña ciudad junto a La Valetta famosa también por sus llamativos actos religiosos (sobre todo, en Pascua) en los que las calles se llenan de fervor religioso.



Otros artículos similares


Comentarios

Dejar un Comentario en Facebook...

Buscar en el blog

Últimas entradas

Archivo

Más información