Nuestros destinos Viajes a Malta Blog de Malta Popeye Village, una ciudad de película
01 Jul
2011

Popeye Village, una ciudad de película

Publicado en: |

No creemos que consiguiera que le gustaran las espinacas a ningún niño, pero lo cierto es que Popeye logró convertirse en el marino más famoso del mundo. Y como tal, es merecedor de tener, por supuesto, su propia ciudad.

Ubicada en Malta muy cerca de Mellieha, en un principio, Popeye Village se construyó, simplemente, como escenario para la película sobre el famoso personaje de comic que se rodó en 1980 y en la que, por cierto, el actor Robin Williams interpretó su primer papel protagonista; luego, viendo lo bonita y realista que les había quedado la aldea, decidieron dejarla como atracción turística y parque de diversión. Hoy en día, es uno de los lugares más visitados de la isla.

Popeye Village es un bonito pueblo ficticio de pescadores –llamado Sweethaven en la película- construido en una encantadora bahía que descansa entre los acantilados, en la costa noroeste de Malta. Y, contrario a lo que se pudiera pensar, no está precisamente hecha de cartón piedra.

Walt Disney y Paramount Pictures dieron el todo por el todo para la película que dirigiría Robert Altman y construyeron 19 edificios de madera de un realismo impresionante. Hicieron falta más de 150 operarios, unos cuantos millones y siete meses para poder finalizar esta singular aldea, protegida de la marea de la bahía de Anchor por varios rompeolas construidos para evitar problemas de inundaciones durante el rodaje.

Popeye Village

Popeye Village

Convertida en un museo a cielo abierto, las atracciones que ofrece la ciudad son múltiples: meterse a curiosear en las casas -que todavía tienen el atrezzo de la película-, dar un paseo en bote por la bahía, participar en una simulación de rodaje encarnando a Popeye, a Olivia o a Brutus, darse un baño en la playa, divertirse en las numerosas atracciones y trampolines que tiene el parque o disfrutar de algún espectáculo relacionado con los famosos personajes.

Otra de las actividades que se puede realizar en Popeye Village es meterse al cine para ver el minifilm que allí se proyecta sobre la propia película y el periodo de construcción del set de rodaje. Catas de vino, minigolf y juegos con videoconsolas completan la entretenida oferta del parque.

Vamos, que en esta ciudad no hay lugar para el aburrimiento; un lugar perfecto para los niños pero también para sus padres, que al fin y al cabo, fueron los que realmente crecieron con las aventuras de Popeye.

Así que ya vemos que, a pesar de que la película pasó sin pena ni gloria, el trabajo invertido para construir la Popeye Village sin duda ha dado unos excelentes resultados.



Otros artículos similares


Comentarios

Dejar un Comentario en Facebook...

Buscar en el blog

Últimas entradas

Archivo

Más información