Nuestros destinos Viajes a Malta Blog de Malta Legado británico en el archipiélago maltés
28 Ene
2014

Legado británico en el archipiélago maltés

Publicado en: |

Legado británico en Malta

Legado británico en Malta

El período británico es una época muy importante en la historia de Malta. Las dos Guerras Mundiales y la independencia de Malta son las fechas más históricas de este turbulento período. No es difícil darse cuenta al pasear por calles maltesas que el legado británico continúa vivo en muchos aspectos de la vida cotidiana de Malta hoy en día.

Después de ayudar a los malteses a expulsar a los franceses, los británicos se sabían soberanos de este nuevo territorio, aunque no terminaban de convencerse sobre si debían o no hacer propio este territorio. El Tratado de Amiens en 1802 estableció que Malta debería pasar de nuevo a la Orden de San Juan; sin embargo, muchos de sus ciudadanos no veían con buenos ojos volver a estar gobernados como antaño, y prefirieron permanecer bajo la protección británica .

La Paz de Amiens tuvo una corta vida y las guerras napoleónicas comenzaron de nuevo, por lo que  los británicos se comprometieron a defender a Malta y obtuvieron así la plena soberanía de la isla de Malta por lo dispuesto en el Tratado de París en 1814. A partir de entonces, Malta se convirtió en una parte importante del Imperio Británico, un bastión estratégico en la región y un trampolín para la expansión de Gran Bretaña hacia el Este.

A través de los ciclos de guerra y paz, la fortuna de Malta se vinculó a la de Gran Bretaña, principalmente durante la Segunda Guerra Mundial, cuando las islas jugaron un papel fundamental en la guerra. El papel de las islas maltesas durante la Primera Guerra Mundial le valió el título de la isla “Enfermera del Mediterráneo“, pues allí iban a parar los heridos en batalla. La valentía de los ciudadanos de Malta durante la II Guerra Mundial fue reconocido por el rey Jorge V, quien concedió a toda la población de Malta su Cruz de San Jorge por su valentía .

Después de la guerra, el movimiento por la autodeterminación se hizo más fuerte y finalmente Malta obtuvo su independencia el 21 de septiembre de 1964. Las fuerzas británicas mantuvieron una presencia en Malta hasta el 31 de marzo 1979 , cuando se cerraron sus bases militares en la isla. Las islas se convirtieron en parte de la Commonwealth británica.

El legado británico

Malta fue parte del Imperio Británico durante más de 150 años, por lo que no es sorprendente que las empresas, las leyes y la educación tengan algunas connotaciones británicas. Hoy en día, el turista encuentra una grata mezcla especial del Mediterráneo y la cultura británica alrededor en la vida cotidiana de Malta.

El inglés es una lengua cooficial junto con el maltés. El idioma anglosajón se habla con fluidez y ampliamente . Pero el inglés, junto con otros idiomas como el italiano, ha generado cierta influencia en la conversación diaria en Maltés (Malti ). Los malteses suelen cambiar sin esfuerzo de Malti a Inglés a la mitad de la frase…

Segunda Guerra Mundial
Segunda Guerra Mundial

Caminando a través de la capital, La Valeta, podemos toparnos con tiendas y cafés con nombres británicos que se remonta a mediados del siglo pasado. Los turistas se sorprenden gratamente al ver las típicas cabinas de teléfonos rojas británicas, cuando además este mobiliario urbano ha desaparecido en el propio Reino Unido .

Se conduce por la izquierda, como en el Reino Unido. Fuera de casa en el camino, te encontrarás con una serie de coches británicos de época: Morris Minors, Ford Anglias y Prefects, Triumphs y camiones Bedford. Muchos se utilizan regularmente para viajar diariamente, pero otros están cuidadosamente cuidados como modelos clásicos que se sacan a relucir únicamente en ocasiones especiales.

La cocina maltesa también ha adoptado algunos elementos de la comida británica: bares y cafeterías locales sirven el desayuno británico y brunch. La cerveza es una bebida favorita de los malteses  como en el Reino Unido, y se vende en “pintas ” y ” medias pintas ” en lugar de en litros.

Muchas son las ventajas de este pequeño archipiélago que invitan también a los estudiantes a elegir Malta como destino para aprender inglés. Lo que muchos de estos estudiantes no esperan, es encontrar además tantas similitudes con el país británico, que les entusiasman y además lo aderezan con un espectacular clima.



Otros artículos similares


Comentarios

Dejar un Comentario en Facebook...

Buscar en el blog

Últimas entradas

Archivo

Más información