02 Feb
2011

La Casa Rocca Piccola

Publicado en: |

En La Valetta, Malta, se erige la Casa Rocca Piccola, un opulento palacio patrimonio de la nobleza maltesa construido en 1580 por un almirante y caballero italiano de nombre Don Pietro de La Rocca, perteneciente a la Orden de los Caballeros de San Juan, y ampliado posteriormente a mediados del siglo XVIII, que alberga y expone hoy en día una interesante colección de valiosos objetos y lujosas estancias abiertas al público.

Capilla
Capilla

Este palacio de más de cuatro siglos de antigüedad reúne una importante colección de muebles y objetos cotidianos antiguos que dan buena muestra del modo de vida de los nobles malteses en épocas pasadas, como por ejemplo exquisitas piezas de madera tallada que conforman el mobiliario de la casa (entre las cuales una cómoda de madera, una de las piezas centrales y más antiguas de la mansión, probablemente de principios del siglo XVI), una bonita ilustración de La Valetta en su origen o un juego de ajedrez, siendo en su conjunto una importante muestra de la cultura maltesa tradicional en toda su magnificencia. Entre los objetos más curiosos, encontramos una colección de instrumentos quirúrgicos de plata que eran utilizados por los caballeros de San Juan en sus intervenciones quirúrgicas.

Fachada de Casa Rocca Piccola
Fachada de Casa Rocca Piccola

Algunas de las más importantes y bellas estancias de esta casa -con unas cincuenta habitaciones en total- son la coqueta capilla, de la que destaca su colección de reliquias y sus pinturas; contigua a esta capilla, la Sala Grande, con sus altos techos, alberga la vetusta cómoda maltesa de madera arriba citada, una de las piezas destacadas de la casa, así como una curiosidad que no dejará de sorprender al visitante, una capilla “portátil” disimulada en un majestuoso mueble del siglo XVIII lacado en negro que, al abrirlo, contiene todos los enseres necesarios para oficiar una misa en toda regla, resultando particularmente útil para ser transportado allá donde fuese necesario celebrar una ceremonia religiosa.

Mención aparte merecen la suntuosa biblioteca con su exquisita selección de manuscritos y sus importantes retratos pintados, así como un imponente comedor de verano con enormes ventanales que dotan la estancia de una luz natural intensa, con vistas al jardín y decorado en un estilo art Nouveau (destacan sus refinadas esculturas), y su homólogo de invierno, otro comedor más íntimo y cerrado decorado en un estilo florentino, sin contar numerosos otros salones ricamente decorados con obras de arte de distintos autores, entre las cuales las barrocas pinturas del reputado artista italiano Mattia Preti. Además, el visitante será guiado bajo tierra a través de unos túneles subterráneos, accesibles desde el jardín de la casa, en los que fueron acondicionados búnkeres durante la Segunda Guerra Mundial como refugio en la contienda.

Archivos

Archivos

Otra de las particularidades del lugar es que los actuales propietarios -la familia de Piro- viven en esta casa y es usual que sean los propios dueños, el marqués de Piro o su esposa, los que enseñen las maravillosas habitaciones de su vivienda haciendo las funciones de experto guía para los visitantes. Y qué mejor manera para conocer todos sus entresijos que dejarse guiar por los amos y dueños del lugar.

Este palacio permanece abierto todos los días desde las 10 h. hasta las 16 h., excepto los domingos y festivos. El precio de la visita guiada es de 7 euros. Hay una tienda de regalos en la planta baja donde los visitantes pueden adquirir toda clase de recuerdos de su visita, como por ejemplo pinturas originales de artistas locales malteses u objetos de cerámica.



Otros artículos similares


Comentarios

Dejar un Comentario en Facebook...

Buscar en el blog

Últimas entradas

Archivo

Más información