Nuestros destinos Viajes a Malta Blog de Malta Bormla, una de las perlas de la isla de Malta
08 Jul
2011

Bormla, una de las perlas de la isla de Malta

Publicado en: |

La isla de Malta es un paraíso muy concurrido por los turistas de todo el mundo. Sin embargo, no todos vuelven su vista hacia Cottonera, triada de ciudades de las que sobresale la maravillosa Bormla. Su visita, especialmente en Semana Santa, se antoja tan imprescindible como la que más.

La ciudad de Bormla, también conocida como Conspicua, es una de las integrantes de Cottonera, nombre por el que se define a las Tres Ciudades situadas enfrente de La Valeta y separadas de la capital maltesa por las aguas del mar Mediterráneo. Las otras dos, Vittoriosa (Burgu) y Senglea (Isla), se alzan sobre sendas penínsulas con base precisamente en Bormla, que es la de mayor volumen y la última en haber sido construida.

Bormla

Bormla

Pese a no ser uno de los principales destinos turísticos de la isla, se trata de una ciudad con un buen número de actividades por hacer y lugares por visitar, empezando por supuesto por la sensacional vista que ofrece de la capital de Malta así como de las otras dos ciudades recién citadas. Para disfrutar de ella, toca acercarse a su bonito puerto, cuyos alrededores de arquitectura georgiana pueden valer como comienzo de una ruta por la zona. Desde luego, lo primero que salta a la vista son las enormes fortificaciones de sus murallas, que servían de albergues de los Caballeros de la Orden de Malta: bastiones majestuosos dan buena muestra del poder de la construcción, arma de defensa contra los otomanos, que sin embargo poco pudo hacer ante las acometidas de la Segunda Guerra Mundial. Las fortificaciones de Firenzuola y Margherita (de 1638) son las únicas que se conservan intactas.

Pero lo mejor de Bormla es perderse por sus calles y callejones, disfrutar de la verdadera vida de Malta alejada (relativamente) de aglomeraciones internacionales. Y de paso, toparse con edificios como la Iglesia Colegiata de la Inmaculada Concepción (el mayor reclamo del lugar por sus obras de arte de gran riqueza), la de Santa Teresa, o las capillas de San Pablo y Santa Margarita. Destacan también el museo Bir Mula Heritage, buen repaso a toda la historia de la isla, así como el Dar it-Tama, caserón construido por los Caballeros de la Orden de Malta.

La Semana Santa de Bormla

El 8 de diciembre se celebra la fiesta nacional de la isla de Malta, en honor de la Inmaculada Concepción de la Virgen María, pero debido a sus marcadas raíces cristianas, la Semana Santa es también otra festividad de carácter imperdible. Especialmente en Bormla, donde el Viernes Santo se realiza una de las procesiones más apasionadas y peculiares. Nueve figuras religiosas a tamaño natural desfilan, junto con sus penitentes, entre los asistentes que observan el acto sentados. Del mismo modo, merece la pena acercarse a la ciudad el Domingo de Pascua, día de la Resurrección de Cristo y celebración por todo lo alto que culmina ante una de las estatuas más famosas de Cottonera (precisamente, la del Cristo Resucitado), donde los más jóvenes ofrecen pasteles tradicionales (llamados figolla y, según la leyenda, regalados a la diosa de la fertilidad) para ser bendecidos. En conjunto, días de cultura, folclore y descubrimiento de una ciudad tan agradable como altamente recomendable.



Otros artículos similares


Comentarios

Dejar un Comentario en Facebook...

Buscar en el blog

Últimas entradas

Archivo

Más información