30 Dic
2010

Artesanía de Malta

Publicado en: |

Malta es mar, Malta es historia, Malta es paisajes y Malta también es artesanía. Este pequeño país europeo, a pesar de que se trata de un destino turístico de primer nivel, no ha perdido sus tradiciones y mantiene en el buenhacer de sus gentes unos oficios envidiables que, además, se convierten en unos maravillosos regalos para que los turistas lleven a sus familiares y amigos.
Y es que el turismo también ha ayudado a mantener estas tradiciones, puesto que, si no llega a ser por estas compras, muchos de estos comerciantes no tendrían salida para sus productos, a pesar de que la calidad ha sido una de sus señas de identidad durante siglos. En este sentido, se han encontrado restos prehistóricos que ya atestiguaban la labor manual de los malteses, como es el caso de la “dama durmiente”, una estatuilla de arcilla que está cargada de simbología nacional.

La cerámica sigue siendo una labor muy importante en la isla, aunque en la actualidad se prefiere utilizar objetos útiles, que, por supuesto, no están reñidos con la decoración. Así, se pueden encontrar desde vasijas o tiestos hasta azulejos decorativos o bellos pendientes que sorprenderán por sus delicados dibujos.

reloj_lira

Arlogg tal lira

También viene de antiguo, concretamente de la época fenicia, la industria del vidrio en este país. Todavía hoy se mantiene la costumbre de fabricar estas piezas de manera tradicional, es decir, soplando manualmente para conseguir las formas. Quien no sólo quiera comprar uno de estos objetos de cristal sino también ver cómo se fabrican podrá acercarse a uno de los talleres de Malta o Gozo que tienen sus puertas abiertas a los turistas.

Los tejidos también son una tradición milenaria maltesa, pues se han encontrado fragmentos de tejidos de lino teñido de la prehistoria, aunque no fue hasta la llegada de los árabes alrededor del año 870 cuando se popularizó el arte del tejer y del teñir con la introducción del algodón. Su fama se propagó por toda Europa, aunque perdió importancia a principios del siglo XX. Sin embargo, se pueden encontrar interesantes muestras de algodón tejidas tanto a mano como por medios mecánicos.

Más curiosa es la tradición de la industria lanera, sobre todo en la pequeña isla de Gozo. Aquí, se pueden ver colgadas en las tiendas, también en los calurosos días de verano, gruesas piezas de lana. Se trata de jerseys, faldas, bolsos o corbatas, así como tapices y alfombras.

Mucho más finos son los encajes que aún realizan algunas mujeres en Gozo en una tradición que nació en este país a mediados del siglo XVII. Paseando por las calles de esta isla se puede ver a mujeres sentadas en las puertas de sus casas charlando con vecinas mientras se dedican a estas labores que suelen incluir la cruz de Malta en sus dibujos como distintivo nacional.

Artesania maltesa

Artesania maltesa

Por su parte, los trabajos con plata también son parte de la artesanía local, que floreció bajo el mandato de los Caballeros de San Juan y que todavía se sigue manteniendo en pequeños talleres de las islas. Hay varias joyerías, sobre todo en La Valetta (principalmente, en las calles Santa Lucija Street y Republic Street), que venden algunas de estas joyas, aunque también es interesante ver piezas más antiguas que se muestran, en museos, iglesias y casas privadas abiertas al público, ejemplos de la platería que maravilló a Europa en la época de los caballeros.

Aunque Suiza es el país por excelencia de los relojes, Malta también tiene una pequeña tradición. Con diseños exclusivos, se fabrican unos relojes que son conocidos como “arlogg tal lira” (relojes que cuestan una lira, aunque en la actualidad su precio ha subido mucho más).

Más económicos son los cestos que se venden aquí. Los habitantes los siguen usando para sus quehaceres, pero los turistas los pueden encontrar también como piezas decorativas, como es el caso, por ejemplo, de originales nasas de pesca.

La mejor manera de conocer de primera mano la artesanía local es acercarse a una de las zonas de artesanos; así, se puede visitar Ta’Qali, un antiguo aeródromo militar de la Segunda Guerra Mundial reconvertido en centro de artesanía, o el pueblo de Ta’Dbiegi, a las afueras de Gharb en Gozo. Da igual el sitio donde se compren los regalos y recuerdos de la isla, pero quien quiera asegurarse de haber adquirido un objeto auténtico fabricado en este país debe fijarse en que la pieza lleve el logotipo del consejo de artesanía de Malta.



Otros artículos similares


Comentarios

Dejar un Comentario en Facebook...

Buscar en el blog

Últimas entradas

Archivo

Más información