Platos típicos para chuparse los dedos: Jordania
31 Jul
2012

Platos típicos para chuparse los dedos: Jordania

Publicado en: , , |

Falafel jordano

Falafel jordano

Como buen representante de Oriente Medio y de la cultura islámica que es, Jordania comparte muchas similitudes con sus países vecinos, entre las que se encuentra la gastronomía. La comida del lugar no dista demasiado de la que puede encontrarse en Siria o Líbano, lo cual significa que los principales ingredientes son la carne de pollo y de cordero, arroz, patatas y legumbres; y generalmente todo ello se emplea para componer guisos completos, entre los que se pueden destacar los siguientes:

 

Entrantes

Los entrantes de la gastronomía jordana tienen, como factor común, el contar de una densidad que en otras cocinas bien podría convertirlos en platos principales. Es bastante habitual encontrarse con cartas plagadas de labneh o kubé (una crema espesa en el primer caso, y albóndigas de carne en el segundo), pero sin lugar a dudas, los más populares son los siguientes:

  • Falafel: popular en todo el mundo, un plato de falafel consta de croquetas rellenas de una pasta de garbanzos, introducidas en pan de pita.
  • Hummus: un puré, también popular y también a base de garbanzos, que se suele acompañar con pan para mojar.
  • Baba ghanouj: puré muy similar al hummus, pero algo más ligero y sustituyendo garbanzos por berenjenas.

 

Platos principales

Los dos protagonistas absolutos de la cocina jordana son, sin duda, el pollo y el cordero. Estos dos, combinados con otros, son los principales ingredientes de la mayoría de platos principales, ya sea presentados en forma de brocheta (Chich Taouk o Chich Kebabs respectivamente) o de Shawarma (el sándwich por excelencia de Oriente Medio). También hay otros platos populares, como el Gallayeh (pollo condimentado con ajo, cebollas y pimientos), y no sería lícito olvidar ingredientes diferentes, como el pescado (empleado para el Sayadiya) o legumbres y verduras variadas. En todo caso, nada es tan popular como el arroz y las patatas fritas, servidos especialmente como acompañamiento; y en cuanto a platos concretos, los más famosos son los siguientes:

Künefe (Konafa)
Künefe (Konafa)
  • Mansaf: se trata del plato nacional por excelencia. Disponible en todos los restaurantes del país, este completísimo guiso es de origen beduino, y se compone de cordero, arroz y jameed (salsa de yogur). Generalmente se sirve sobre una bandeja comunitaria de la que comen todos los comensales a la vez y con las manos, y se acompaña de finas láminas de pan, así como de frutos secos variados. En un viaje a Jordania no puede pasarse por alto su degustación.
  • Muskan: igualmente importante es este plato, consistente en masas de pan árabe cubiertas de pollo y con condimento de cebollas, piñones y especias. Es de los favoritos del pueblo jordano, entre otras cosas por la sencillez que implica su preparación, y por su consistencia.
  • Magluba: cierra la pole de platos populares este guiso, generalmente de carne (aunque existe en forma de pescado) cuyos ingredientes, pollo, arroz y verdura de lo más variada, se cocinan en un cuenco que al momento de servirlo se le da la vuelta (el término significa, precisamente, bocabajo) sobre el plato. Se acompaña de salsa de yogur, aunque pueden descubrirse un buen número de variedades según el lugar en que sepida.
  • Cich Kebab: el kebab de toda la vida no iba a faltar a su cita con la gastronomía de Oriente Medio. Sí, también en Jordania, esta suerte de bocadillo de carne con pan de pita puede encontrarse por doquier y suponer la comida rápida ideal para un viaje turístico.
  • Kefta: se trata de un plato cocinado a base de carne (bien de cordero o de ternera) molida, a la que se le añaden cebollas y perejil, y Se le agrega tomates y patatas antes de ser introducido en el horno. Exquisito.

 

Postres

Para concluir las comidas, nada mejor que un buen dulce. Y aunque, en este sentido, la originalidad en la gastronomía de Jordania brille por su ausencia, los dos principales protagonistas de esta parte del menú no dejan de ser de lo más sabrosos y recomendables:

Mansaf
Mansaf
  • Baklavas: una vez más, se trata de un plato sumamente popular en todo Oriente Medio, y la cocina jordana no iba a quedarse al margen. Los famosos baklavas son pequeñas pastas de hojaldre bañadas en miel, con un relleno de frutos secos variados, principalmente nueces y pistachos.
  • Konafa: si el recién citado es un plato internacional, en esta ocasión estamos ante el postre autóctono más famoso. Se trata de una tarta de queso bañada en salsas muy dulces, y aunque su consumo natural es el cierre de las comidas, también servir como desayuno e, incluso, como plato principal.


Otros artículos similares


Comentarios

Dejar un Comentario en Facebook...

Más información