Nuestros destinos Viajes a Israel Blog de Israel Museo de Israel, máxima referencia cultural del país
30 Jun
2011

Museo de Israel, máxima referencia cultural del país

Publicado en: |

Reconocido a nivel universal y señalado como la máxima referencia cultural en el país, el Museo de Israel constituye un peso importante a la hora de indagar en el pasado y la historia del Estado de Israel. Si bien se trata de una edificación bastante nueva, construida en mayo de 1965, actualmente ocupa un lugar de preponderancia entre las instituciones educativas hebreas y es una visita obligada para quienes recorren Jerusalem.

A propósito, está ubicado en la zona cercana a la Knesset (el Parlamento israelí), la Corte Suprema de Justicia, la Universidad Hebrea y el Monasterio de la Cruz, sobre una de las colinas de la ciudad.

La organización del museo está dividida en distintas partes:

  • Una de ellas es el Ala de Arqueología Samuel y Saidye Bronfman, que alberga los restos arqueológicos más significativos de Israel. Conformado por diversas salas, allí es posible apreciar muchos de los objetos que utilizaron los pueblos que vivieron en la región entre la Prehistoria y la Edad Media. Y vale la mención de los alrededores de Israel, ya que existen secciones en las que se destaca la esencia cultural de algunos países vecinos.

    Santuario del libro - Museo de Israel

    Santuario del libro - Museo de Israel

  • Indudablemente, uno de los mayores atractivos del museo es el Santuario del Libro, donde se conservan y exhiben los famosos Rollos del Mar Muerto. Estos documentos bíblicos, escritos sobre cuero o papiro, fueron encontrados por un pastor árabe en las cercanías de las cuevas de Qumrán (a 25 kilómetros de Jerusalem), a orillas del Mar Muerto, entre 1947 y 1956. Correspondientes a la época medieval, los mismos datan de más de 2.000 años atrás y representan uno de los descubrimientos arqueológicos más importantes del Siglo XX. Son más de 900 manuscritos, la mayoría en hebreo y otros en arameo y en griego.El Santuario del Libro también sobresale por su peculiar arquitectura: tiene forma de vasija, como aquellas en las que fueron hallados los renombrados rollos. Además, la cúpula blanca y la pared negra simbolizan la luz y la oscuridad, respectivamente, uno de los temas centrales en el despliegue del contenido de los rollos. Por último, el agua que cae sobre la construcción representa la pureza ritual. Este recinto también cuenta con un auditorio, en el que los visitantes pueden contemplar un cortometraje dramático que refiere a los dilemas religiosos que dominaban la escena de vida para los jóvenes de la época, en Jerusalem; una sala de seminarios, donde se profundiza la experiencia de la visita al santuario; y una sala de informática que ofrece la posibilidad de ampliar los conocimientos al respecto mediante diversos materiales (libros, multimedia, etc.).
  • En otro contexto, este interesantísimo museo dispone una nutrida colección de Bellas Artes, Judaica y Etnografía. En este sector se muestran objetos característicos y tradicionales de las comunidades judías antiguas. Puntualmente en la parte Judaica, se exhiben objetos relativos a los rituales judíos y cuatro sinagogas restauradas, todas ellas correspondientes a distintas épocas y países. Mientras tanto, en las salas de etnografía se explica acerca de la vida cotidiana y las costumbres que giraban en torno a las tribus judías de épocas anteriores. En lo referido al arte, las galerías reúnen obras impresionistas; trabajos modernos y contemporáneos; dibujos y grabados; arquitectura y diseño; e incluso algunas piezas de arte asiático, africano, de Oceanía y de algunas zonas del continente americano.
  • Antes de ingresar a los pabellones ya descritos, se recomienda una visita al Jardín de Arte Billy Rose, cuyo diseño pertenece al escultor estadounidense (de origen japonés) Isamu Noguchi. Allí conviven obras de artistas mundialmente reconocidos, al punto que puede admirarse una realizada por el español Pablo Picasso. Una de las colinas de Jerusalem, de fondo, contribuye para fusionar un paisaje único, demarcado por el arte y la naturaleza.
  • Finalmente, la sección que apunta a los jóvenes y al futuro de ellos, y lleva el nombre de Ala Ruth en memoria de Ruth Rodman Friedman, hija de Morris y Gertrude Rodman. Salones donde se dictan talleres y clases sobre diversas temáticas, una gran biblioteca, enriquecedoras galerías artísticas y un programa educacional al que renuevan constantemente son las principales atracciones de este espacio que, fundamentalmente, apuesta por los niños y su evolución cultural.

Paralelamente, todos los años, el museo lleva a cabo eventos especiales (festivales, conciertos, actividades para la familia, etc.) y exposiciones temporarias que organizan los diferentes departamentos que lo componen. Así, después de este recorrido virtual, no quedan dudas que el Museo de Israel es uno de esos sitios que hay que conocer si se tiene la oportunidad.



Otros artículos similares


Comentarios

Dejar un Comentario en Facebook...

Buscar en el blog

Últimas entradas

Archivo

Más información