Nuestros destinos Viajes a India Blog de India Platos típicos para chuparse los dedos: India
19 Nov
2012

Platos típicos para chuparse los dedos: India

Publicado en: , , |

Comida típica de la India

Comida típica de la India

La diversidad e intensidad cultural que se percibe con el solo hecho de caminar las calles de cualquier destino de la India también se extiende a la gastronomía, influenciada por las colonias que dejaron marcas imborrables en su territorio a lo largo de los siglos. Los principales ingredientes de la cocina hindú son el arroz, la harina de trigo integral, diversos tipos de aceites, toda clase de verduras y un sinfín de especias como el jengibre, el coriandro, la mostaza, el azafrán y muchos más que cumplen un papel fundamental a la hora de darle forma a la identidad y la personalidad de los platos indios.

  • Curry de pollo: se trata de uno de los más grandes clásicos de la cocina de la India. Si bien es muy común en otras latitudes del planeta, está comprobado que su origen es hindú. El pollo se corta en trozos y se cocina con una salsa en la que el sabor es dominado por el tomate, la cebolla, el ajo, el jengibre y, por supuesto, el curry. Lógicamente, existen muchas variaciones, sobre todo con respecto a los condimentos. Esta comida se encuentra con facilidad en cualquier parte del país.
  • Pakora: esta delicia consiste en la fritura de verduras (prácticamente cualquiera) en una mixtura de harina de garbanzos. A ésta es posible agregarle pollo, por ejemplo. No hay una receta puntual para preparar las pakoras; el único ingrediente imprescindible es la harina de garbanzos. Los indios suelen comerlas como aperitivo, fundamentalmente en los restaurantes. Es frecuente ver estos bocados en algunos países europeos donde residen muchos hindúes y pakistaníes.

  • Rasam: con extractos de tamarindos y tomates como base, acompañados de una buena dosis de pimienta, el rasam es una sopa muy popular en el sur de la India. A veces lleva lentejas, verduras e incluso arroz. Aunque puede ser una entrada, dependiendo de la ocasión, muchos comensales vegetarianos la consideran como plato único.

  • Pakora

    Pakora

  • Chapati: es uno de los tantos panes (un pan plano, en este caso) que consumen los hindúes a diario. La cocción se efectúa en una sartén bien caliente, dando vuelta el chapati un par de veces hasta adquirir su textura justa. Puede servirse con mantequilla común o clarificada, conocida como “ghi”. Es habitual ver este tipo de preparación en los platos junto con otras comidas más elaboradas.

  • Puttu: este particular plato se logra cocinando arroz en polvo remojado al vapor en un utensilio especialmente diseñado para ello, que consta de dos partes. Una, donde va el agua. Y la otra, con agujeritos que permiten la cocción a través del paso del vapor. De todas maneras, hay quienes hacen el puttu de otras formas, como por ejemplo en una olla a presión. Una buena opción para acompañar esta obra culinaria, especialidad de Kerala (en el sudoeste de la India), es el anteriormente mencionado curry de pollo.

  • Uttapam: conocido popularmente como “pizza india”, consiste en una masa confeccionada a partir de distintas harinas, sobre la cual se cocinan los ingredientes y condimentos elegidos. Tomates, una buena salsa de ajos o cebollas, y verduras a gusto conforman un tradicional uttapam, también nombrado como “pancake” en algunos lugares puntuales.

  • Alu matar: esta auténtica exquisitez se nutre de patatas y arvejas navegando en una sabrosa salsa de cebollas y tomates. Tradicionalmente, se le agrega una mezcla de mantequilla y mostaza, la cual termina de generar un carácter tan especial como único para el paladar. El alu matar es un clásico entre los locales y también para los turistas y curiosos. Amoldable a cualquier evento o circunstancia, su mejor compañía es una porción del típico y gustoso pan frito hindú.

  • Puttu

    Puttu

  • Biryani: con la curiosidad de tener un origen bastante incierto (podría tener que ver con los persas), el biryani es uno de los platos con arroz más ricos y populares de la India. Su realización requiere una intensa mezcla de especias, un poco de arroz basmati (de grano largo), yogur y, a elección, vegetales o alguna carne. A lo largo y a lo ancho del territorio hindú, pueden encontrarse varias interpretaciones de esta absoluta delicia.

  • Lassi: aquí, una de las bebidas más tradicionales de la India. Con sus orígenes en la región de Punyab, en el noroeste del país, se prepara con el yogur (nata, en su defecto) como componente principal y habitualmente se consume fría por su capacidad refrescante. Dada su alta popularidad a nivel nacional, existen unas cuantas versiones del lassi, que puede llevar desde condimentos como la pimienta y el comino hasta frutas como el mango y la banana, entre otras. De hecho, es tan adaptable al gusto personal que puede beberse dulce y salado. En la antigüedad, servía para curar la deshidratación.

  • Kheer: para finalizar, un gustoso postre que bien puede disfrutarse en cualquier época del año. A base de almendras, cardamomo y azafrán, el kheer viene ser el arroz con leche de la India. Se sirve frío y, frecuentemente, con pétalos de rosa (o pistacho) a modo de decoración. En el sur del país lo llaman “payasam”, mientras que en el este es conocido como “India payesh”.



Otros artículos similares


Comentarios

Dejar un Comentario en Facebook...

Buscar en el blog

Últimas entradas

Archivo

Más información