Nuestros destinos Viajes a Grecia Blog de Grecia Mitología griega: Artemisa
21 Oct
2015

Mitología griega: Artemisa

Publicado en: , |

mengs_diana_als_personifikation_der_nachtEn octubre seguimos desvelando los secretos del antiguo Olimpo haciendo un recorrido biográfico de sus principales dioses y diosas. Hoy vamos a dedicar esta líneas a conocer un poco mejor a Artemisa,Artemis o la Diana de Roma, una de las estrellas más antiguas del firmamento mitológico griego. Hija del todopoderoso Zeus, hermana gemela del casquivano Apolo, señora, según el gran Homero,del Reino Animal, feroz diosa de la caza, pero también amable benefactora de las jovencitas vírgenes y protectora comadrona de las mujeres cuando daban a luz. Artemisa es, quizá, la diosa más carismática de la mitología griega y hoy vamos a conocerla en primera persona aquí, en el blog de Gretur Viajes.

Cuenta la leyenda…

La leyenda tejida en torno al origen de Artemisa es una de las más extrañas de todo el Olimpo. Según algunos investigadores, esta diosa griega se habría germinado en tiempos remotos, en la cultura micénica y los ritos religiosos de los antiguos cretenses. En la antigua lengua de Creta, la griega Artemisa se llamaría algo así como “oso“,aunque también como “carne” o “carnicería“. De ahí se relacionaría el nombre de Artemisa como reina y señora del mundo animal y, también, como diosa de la caza.

En la mitología griega, Artemisa sería hija del dios de dioses, Zeus, y de uno de sus muchos amores casquivanos, la menos conocida diosa Leto. Artemisa fue dada a luz junto con uno de los dioses más conocidos del Olimpo griego, el bellísimo Apolo y, como él, fue agraciada por los dones de la belleza, la gracilidad y el poder de caer bien a propios y extraños. Según algunos relatos, Artemisa habría sido la primera en nacer y, gracias a su carácter divino, ayudóa su madre Leto a dar a luz a su gemelo Apolo. De esa leyenda provendría, seguramente, la idea de asignar a Artemisa el poder de consolar y ayudar a las mujeres en los momentos del parto, de ser esa comadrona divina a la que encomendarse antes de lanzarse a la peligrosa aventura de dar a luz.

Según otra leyenda, los dones que adornan la figura de Artemisa tendrían su origen en su padre y dios Zeus. Cuando Artemisa era una niña pequeña pidió al gran dios del Olimpo varios deseos que Zeus cumpliría fielmente: tener una túnica larga, arco y flechas para poder salir a cazar, mantenerse virgen durante toda la eternidad y disfrutar del poder de ayudar a las mujeres cuando tuvieran dificultades en el parto.

Obras dedicadas a Artemisa:

Dados los muchos nombres que recibe esta bondadosa diosa, los artistasde todas las épocas la han plasmado de diversas formas y acompañadacon los elementos simbólicos típicos de sus diferentes poderes.Veamos dos ejemplos de esas obras maestras dedicadas a la diosa Artemisa.

“Artemisa, diosa de la noche”. Anton Raphael Mengs.

Algunos pintores representan a Artemisa como sucesora y representante de la antigua diosa cretense de la noche. De esta forma, representan a Artemisa con sus complementos típicos de caza - arco, flechas, túnica larga…- pero inmersa en un ambiente nocturno y con una luna nueva sobre su cabeza. Esta obra que hemos elegido para ilustrar el artículode hoy del blog de Gretur Viajes fue creada por el pintor neoclásico Anton Raphael Mengs (1728-1779). No se trata de un lienzo individual sino de una parte de la colección de cuatro pinturas que representaban elpaso del tiempo y que fue encargada al artista por María Luisa de Parma.

“Artemis by Bela Lyon Pratt”.

Normalmente tenemos que remontarnos a tiempos de Grecia o Roma para encontrar esas esculturas representativas de los numerosos dioses y diosas que regían la vida antigua, pero Artemisa es una excepción. La obra “Artemis” es una escultura realizada en bronce creada por el escultor norteamericano Bela Lyon Pratt (1867-1917). Esta bella obra que podemos admirar en el New Britain Museum of American Art nos muestra a una Artemisa desnuda en un momento de descanso, recostada en un mullido lecho, con las piernas recogidas, los hombros relajados y un gesto pensativo. Una representación que, quizá, quería recordar el simbolismo de la diosa Artemisa como protectora eterna de la mujer.

Redacción: Marta Barrero. MARAVEGA Comunicación.

Imagen:«Mengs, Diana als Personifikation der Nacht» por Anton Raphael Mengs - Steffi Roettgen, Anton Raphael Mengs 1728-1779, vol. 2: Leben und Wirken (Munich: Hirmer, 2003), plate 48.Scan: James Steakley. Disponible bajo la licencia Dominio público vía Wikimedia Commons.



Otros artículos similares


Comentarios

Dejar un Comentario en Facebook...

Buscar en el blog

Últimas entradas

Archivo

Más información