04 Jul
2013

Isla griega de Kefalonia

Publicado en: |

Isla de Kefalonia

Isla de Kefalonia

Correspondiente al Archipiélago de las Islas Jónicas (es la más grande de este grupo), Kefalonia (o Cefalonia) es uno de los tantos encantos que tiene Grecia fuera de su territorio continental. Fue el centro de la antigua prefectura homónima y, desde el 1 de enero de 2011, quedó fraccionada en dos unidades periféricas: Kefalonia e Ítaca, dos sitios nombrados por Homero en La Odisea. Esto se llevó a cabo a partir de la puesta en práctica del Plan Calícrates, que marcó la nueva división administrativa a nivel nacional. Como en muchas de las islas griegas, en Kefalonia resplandece la magia del Mar Egeo; el colorido de sus aguas se complementa con el atractivo de las arenas blancas, las montañas y los acantilados, conformando un paisaje de real ensueño.

Conocida como “La Isla de la Gente de Mar”, tiene poco menos de 50 mil habitantes. La mayoría de ellos vive en Argostoli, la capital, y realiza labores relacionadas con la pesca, la agricultura y, por supuesto, el turismo. El panorama montañoso es uno de los sellos principales de Kefalonia. En ese sentido, el Monte Ainos (parte del parque nacional del mismo nombre) es el más alto, alcanzando los 1.520 metros. Los locales son muy conscientes a la hora de preservar y mantener el cuidado de los espacios verdes, así como de todo lo relativo a la naturaleza. Es por ello que las grandes zonas de cultivo fueron declaradas como Parque Nacional.

En la escala general, la isla se destaca por una biodiversidad tan grande como bella. La inmensidad del mar convive con ríos y lagos; muchos de ellos, igual de espectaculares. Las citadas montañas se complementan con llanuras en reluce el colorido de la siembra y la cosecha, sumándose bosques verdes y frondosos, cuevas (las de Drogarati son impresionantes) y playas verdaderamente magníficas. Esto explica que, a lo largo de los siglos, Kefalonia haya sido habitada por civilizaciones e imperios de los más importantes de la historia. Por ejemplo: otomanos, bizantinos, venecianos y británicos, sólo por nombrar algunos, quienes inevitablemente influyeron en la fisonomía actual de este lugar tan encantador.

Con relación a Argostoli, ubicada en el centro-sur, vale indicar que en 1953 sufrió un terremoto que la dejó prácticamente devastada (al igual que casi toda la isla). Las autoridades nacionales griegas participaron de la reconstrucción de Argostoli, donde sobresale la preciosidad de la vía cercana al mar, vistosa desde las palmeras, los colores y las embarcaciones que se encuentran amarradas allí. La calle más comercial es Lithostroton Street, en la que cabe señalar la bonita iglesia de San Spiridon y la torre del reloj, sin omitir el pintoresco empedrado tan representativo de su esencia. El Museo Arqueológico de Kefalonia, con vestigios interesantísimos de las épocas helénica, micénica y romana, es una propuesta atrayente desde lo cultural. El Museo de la Historia y el Museo de Folklore también son dignos de una visita.

Isla griega de Kefalonia

Isla griega de Kefalonia

Hacia el norte de la isla se encuentra Fiskardo, uno de los pueblecitos más seductores. Su costa es mayoritariamente rocosa y cuenta con un gran número de calas llenas de guijarros, mientras que su puerto es uno de los que tiene mayor tráfico dentro de Kefalonia. Desde allí zarpan y allí llegan muchos de los cruceros que recorren las diferentes islas griegas (Ítaca, principalmente). Fiskardo dispone de una hermosísima bahía de dos kilómetros en la que se ha evidenciado un marcado crecimiento turístico durante los últimos años.

Llegar a Kefalonia es fácil, cómodo y accesible, tanto por la vía aérea como por la marítima. El aeropuerto de la isla se halla a sólo nueve kilómetros de Argostoli. Salvo excepciones puntuales por cuestiones climáticas u otras, todos los días del año hay vuelos desde Atenas, la capital nacional. El viaje dura apenas 45 minutos y la frecuencia aumenta notablemente en los meses de verano. Asimismo, el puerto de Patras constituye una buena alternativa para acceder a Kefalonia en ferry. El autobús que une Atenas con Patras requiere unas dos horas y media para hacer el trayecto.



Otros artículos similares


Comentarios

Dejar un Comentario en Facebook...

Buscar en el blog

Últimas entradas

Archivo

Más información