Nuestros destinos Viajes a Grecia Blog de Grecia Carnaval en Grecia: la fiesta y la tradición ante todo
16 Mar
2013

Carnaval en Grecia: la fiesta y la tradición ante todo

Publicado en: , |

Carnaval en Grecia

Carnaval en Grecia. Imagen: absolutgrecia.com

Aún en tiempos de crisis, el Carnaval es sagrado en Grecia. Se trata de una celebración de ancestros y legados milenarios que, por unas semanas, deja en el olvido cualquier tipo de diferencias (ideológicas, de clase social, de edad, de género, etc.) que pudieran existir entre los habitantes de cada sitio donde se celebra, algo que además ocurre en muchísimas otras latitudes de este planeta. En varias aldeas, pueblos y ciudades griegas se vive el Carnaval como lo que es: una auténtica fiesta. Con costumbres, ritos, juegos y alegría sin límites, reluce como uno de los espectáculos populares más atractivos e importantes para los locales.

Oficialmente llamado Apokries, que significa “abstención de la carne”, el Carnaval en Grecia reúne diversas tradiciones cristianas y paganas que se vivifican especialmente en dicha época, siempre haciendo de antesala de la Cuaresma, la previa de la Semana Santa. En la antigüedad, las conmemoraciones se llevaban a cabo fundamentalmente para rendirles culto a Pan, Dios de la Fertilidad y la Sexualidad, y a Dioniso, Dios del Vino. Disfraces, desfiles, música, juegos, rostros pintados y comidas típicas, entre otras cosas, dominaban la escena de las calles de la vieja Atenas en aquella época. Asimismo, era una fecha que -en cierto modo- fusionaba la tragedia con la comedia. Por un lado, se recordaba a los muertos. Por otro, algunas parejas intercambiaban roles por un día y, mientras los caballeros realizaban tareas hogareñas con vestimentas femeninas, las damas frecuentaban los cafés y se divertían.

La actualidad de esta representativa festividad, que generalmente se inicia en la tarde de un sábado, 40 días antes de la Cuaresma, encuentra diferentes epicentros destacados. Uno de ellos es Patras, la tercera localidad griega en tamaño, ubicada en el oeste del país. Allí, cada año se congregan miles de personas, tanto lugareños como turistas nacionales e internacionales, que participan de juegos, pruebas y desfiles en la zona del puerto, encarnando asuntos del presente político y también de la historia. En otro orden, el Teatro Municipal de Patras suele ser el escenario elegido para la especial velada en que las mujeres tienen permitido bailar con hombres desconocidos. Para ello, se visten de negro y blanco, y utilizan máscaras con el fin de que no puedan ser reconocidas por sus esposos, sus novios e incluso sus padres.

Denominada “Puerta del Oeste” o “Puerta occidental del Peloponeso”, Patras disfruta anualmente del honor que simboliza el hecho de acoger el principal Carnaval griego y uno de los más sobresalientes en la escala europea. Con casi dos siglos de historia en la ciudad, el Carnaval de Patras concentra alrededor de 300 mil personas en cada una de sus ediciones. A partir de ello, se recomienda reservar el alojamiento correspondiente con la mayor anticipación posible. En la misma tónica, vale mencionar que el mejor momento para regocijarse con la esencia más pura de los acontecimientos es el período final; concretamente, las dos últimas semanas. Indudablemente, es un evento ideal para concurrir con niños, ya que gran parte de los entretenimientos está diseñada y concebida para que ellos se sientan protagonistas.

En Grecia, cada noche de Carnaval es un motivo de festejo, independientemente de las actividades tradicionales. Esto significa que la gente se junta en casas particulares y tabernas, muchos bares y discotecas abren sus puertas, y las calles se riegan con la magia y el esplendor propio de la magnitud de las fechas. Imposible omitir las carrozas artesanales, los vistosos atuendos y las elecciones del Rey y la Reina del Carnaval, un momento único. Y el vino, por supuesto, actor protagónico durante toda la celebración. A propósito de cuestiones gastronómicas, cabe saber que la prohibición de comer carne empieza a regir en la tercera semana.

Carnaval de Grecia. Imagen: quehaydonde.es

Carnaval de Grecia. Imagen: quehaydonde.es

Claro que resulta inevitable hacer alusión a la capital nacional, Atenas, donde -tal como sucede en prácticamente toda gran urbe- los festejos se desarrollan con un semblante distinto. Si bien el clásico desfile es obligatorio, existen argumentos concretos para justificar la sentencia anterior. Por ejemplo, las últimas ediciones han contado con la intervención de artistas procedentes de Brasil, en una tendencia cada vez más consolidada. Mujeres, sobre todo, que bailan al compás de su característico e inconfundible ritmo, luciendo un vestuario más afín al constante clima cálido de las encantadoras playas de Ipanema y Copacabana, en Río de Janeiro, que a las frescas temperaturas del invierno europeo. Las celebraciones atenienses también incluyen actividades de índole cultural en las plazas y otros espacios (abiertos y cerrados), casas de cuentos de hadas, pistas de patinaje, marionetas y más.

El cierre del Carnaval lo marca el lunes posterior al último fin de semana de acción, conocido como “Lunes de limpieza” o “Lunes de purificación”, feriado nacional en todo el territorio griego. Las familias y los amigos suelen reunirse en campos, playas o parques para disfrutar de un almuerzo al aire libre. Los mariscos y las aceitunas son las opciones favoritas para esta jornada festiva, también considerada como el comienzo de la primavera.

Es de conocimiento popular que, en los tiempos pasados más recientes, Grecia se ha visto sumergida en profundas crisis a nivel social, político y económico. Sin embargo, el pueblo helénico nunca dejó de festejar el Carnaval, con el que incluso se han hecho asociaciones humorísticas para que, al menos por unas semanas, los problemas queden al margen. “Tenemos los bolsillos vacíos, pero festejamos igual” y “Hoy nadie puede tener una cara triste” son algunas de las infinitas leyendas que pudieron observarse al respecto en carteles y pancartas sostenidas por los participantes, mostrando y demostrando que -más allá de las circunstancias- siempre hay lugar para la fiesta, la tradición, la gala y la diversión.



Otros artículos similares


Comentarios

Dejar un Comentario en Facebook...

Buscar en el blog

Últimas entradas

Archivo

Más información