Nuestros destinos Viajes a Grecia Blog de Grecia Arachova, pueblo de montaña en las faldas del Monte Parnaso
20 Sep
2011

Arachova, pueblo de montaña en las faldas del Monte Parnaso

Publicado en: |

Vista de la ciudad de Arachova

Vista de la ciudad de Arachova

En el centro de Grecia, más precisamente donde comienza a brotar el bellísimo Monte Parnaso, se encuentra Arachova, un clásico pueblo de montaña de este inagotable país europeo, cuyo nombre surge del idioma eslavo y significa “nogales” o “lugar de nueces”. La estratégica ubicación lo convierte en una de las plazas turísticas más completas y versátiles de la región. De todas maneras, su mayor popularidad responde a la cercanía con respecto a los centros de esquí más importantes del área próxima a la antigua Delfos, muy solicitados durante la temporada invernal.

Antes de profundizar acerca de esta pintoresca y cálida aldea, cabe aludir al tinte mitológico que siempre domina la escena histórica griega. Cuenta el pasado que a Parnaso, hijo de Poseidón, se le atribuye la creación del Oráculo de Delfos, espacio sagrado ofrendado al dios Apolo. En aquel lugar y mediante la llamada de Apolo, se congregaban las musas, diosas inspiradoras de la música y la poesía. Por ello, el Parnaso está considerado místicamente como la patria de los poetas.

Continuando con lo referido a la atrayente localidad de Arachova, se encuentra construida a una altura que oscila entre los 800 y los 1.200 metros sobre el nivel del mar, según la zona. Dispuesta a sólo 180 kilómetros de Atenas, brinda una amplia gama de opciones para los muchos viajeros que la eligen anualmente. Al hallarse a una escasa distancia de los atractivos que seducen a los amantes del frío, la nieve y los deportes de invierno, así como de las hermosas playas de Glaxidi (25 kilómetros), Arachova aparece como una alternativa ideal para quienes buscan comodidad y -también- tranquilidad.

Ayuntamiento

Ayuntamiento

Además de lo señalado, Arachova -perteneciente a la prefectura de Boeotia- ofrece un sinfín de actividades como la navegación, ya que al sur se emplaza la figura del vistoso Golfo de Corinto; el ciclismo y el senderismo, aprovechando la magia que regalan los bosques en las alturas; alpinismo, con diversas propuestas a partir de las cinco colinas que custodian la paz en el pueblo. Del mismo modo, existe la posibilidad de acampar en los alrededores de Arachova y así darse el lujo de conocer una cueva (Sarantavli) colmada de estalactitas y estalagmitas; una experiencia muy interesante, sobre todo para quienes nunca percibieron de cerca este tipo de fenómeno natural.

Entre la flora reinante, se impone una alta presencia de olivos que ya forman parte de la esencia del Monte Parnaso, situado a 2.457 metros de altura, al este del área arqueológica de Delfos. En ese sentido, los lugareños coinciden en que la proximidad con Delfos fue clave para el desarrollo y la notable evolución que Arachova ha evidenciado en los últimos años. Pese a su ascendente notoriedad, vale marcar que mantiene precios baratos con relación a destinos más afamados como los centros de esquí de Fterolakka y Kellaria; o, bien, las encantadoras playas de Itea, Antikyra y Distomo, entre otras.

La cita de Distomo, a unos 30 kilómetros de Arachova, lleva a la ineludible mención del Monasterio de Hosios Loukas. Erigido sobre el Monte Helikonas, muy cerca del santuario de Delfos, fue fundado aproximadamente en el año 945. Esta majestuosa obra de la arquitectura bizantina, nombrada Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO, constituye un argumento suficiente como para dejar las maravillas naturales de Arachova por un momento y adentrarse en la riqueza histórica de una región única en el mundo.

Un aspecto que no debe dejarse de lado es el tradicional. Los pobladores de Arachova disfrutan los festivales populares con especial entusiasmo e intenso apego, por lo que se recomienda enfáticamente presenciar alguno como el de Agios Georgios (o San Jorge).

Calle de Arachova

Calle de Arachova

Éste es un festejo religioso que se celebra el 23 de abril de cada año y tiene una duración de tres días y tres noches; las calles se cubren de banderas griegas y la gente limpia sus casas para que reluzcan las fachadas blancas. Anunciado con trompetas y un disparo de cañón, se lo conoce como “Panigyraki” (por un baile típico de Arachova que expresa un mensaje de esperanza y liberación) y su fin es recordar la guerra contra los otomanos, sucedida dos siglos atrás. Pese a la seriedad que implica el motivo de la conmemoración, es bueno saber que se trata de un espectáculo sumamente divertido y entretenido.

Para saciar ese sano cansancio que generan una excursión, un paseo o la práctica de algún deporte, nada mejor que darse una vuelta por la calle principal del pueblo. Allí, además de distintos tipos de recuerdos para regalar, se pueden encontrar agradables cafeterías y tabernas donde relajarse con una bebida revitalizante o un nutriente plato de comida.



Otros artículos similares


Comentarios

Dejar un Comentario en Facebook...

1 comentario sobre “Arachova, pueblo de montaña en las faldas del Monte Parnaso”

  1. Tuve el privilegio de poder visitar esta zona hace un tiempo, no hay suficientes fotos que hagan que no sea necesario ir :-)
    Un saludo!


Buscar en el blog

Últimas entradas

Archivo

Más información