21 Feb
2009

Año Paulino

Publicado en: , , |
Desde el 28 de junio de 2008 hasta el 28 de junio de 2009 se conmemoran 2.000 años del nacimiento del último apóstol de Jesús, San Pablo.
Durante todo este año, diversos grupos de peregrinos han seguido en sus viajes a Grecia y Turquía los pasos de San Pablo.

Su nacimiento se fecha entre el año 6 y el 10 d.C. en la ciudad de Tarso, capital de Cecilia. Aunque durante aquella época la ciudad estaba bajo dominio romano, hoy en día se encuentra  en territorio turco.

Tarso era una ciudad rica situada en uno de los caminos comerciles más frecuentados del mundo antiguo, y destacaba por la educación y la filosofía. Se convirtió en la puerta de Asia Menor superando a Atenas y a  Alejandría

Cuadro de San Pablo - Velázquez

San Pablo, descendiente de judíos, de la tribu de Benjamín,  fue el hijo predilecto de Jacob. Fue enviado a Jerusalén para educarse en la tradición de sus padres, y es allí donde conoció los clásicos griegos, puesto que los rabinos mandaban estudiarlos a sus discípulos, obteniendo así una amplio universo cultural e intelectual.

A partir del año 33 se formaron grupos seguidores de Jesús; Saulo, su nombre judío, influenciado por los fariseos era un activo perseguidor de estas comunidades, participando entre otras en la lapidación de San Esteban, el primer mártir cristiano. En el año 36, en su camino hacia Damasco, tuvo una visión religiosa que le hizo creer y convertirse al cristianismo.

A partir de entoncs comienza su evangelización cristiana en Damasco, donde pide ser bautizado. Una vez en Arabia, y estando ya perseguido por los judíos se marchó de nuevo a Jerusalén para continuar en su huída hacia Antioquia, Chipre desde donde continuó su camino a Grecia, predicando en el Ágora de Atenas y el Ariopago.

Conocedor de la cultura helenística y romana, hablaba tanto griego como arameo, lo que le permitió comunicarse con las gentes a las que predicaba  con gran facilidad, remitiéndose a giros de su lenguaje y ejemplos de las culturas en las qe se desenvolvía, convirtiéndose en el apóstol más importante para la comunidad cristiana, a pesar de que nunca llegó a conocer a Jesús.

En aquella época, los apóstoles se consideraban a sí mismos judíos.  Es el propio San Pablo (Saulo de Tarso) quien en el Concilio de Jerusalén concibe el cristianismo como una nueva iglesia que no está sujeta a las leyes religiosas judías, como ocurría hasta entonces, convirtiéndola en universal,  que todo ser humano puede practicar independientemente de su origen.

En este año (2008 - 2009) se rememora la importante labor de San Pablo, peregrinando y llevando sus doctrinas a lugares de Turquía, Siria y Grecia . El año Paulino tiene un importante significado ecuménico ya que el apóstol San Pablo es una figura reconocida por todas las confesiones cristianas.



Otros artículos similares


Comentarios

Dejar un Comentario en Facebook...

Buscar en el blog

Últimas entradas

Archivo

Más información