Nuestros destinos Viajes a España Blog de España Pinceladas de Madrid, capital de España
29 Jun
2012

Pinceladas de Madrid, capital de España

Publicado en: |

Madrid, capital de España

Madrid, edificio Metrópolis

Capital de España tanto social como geográficamente, en el centro de la península ibérica la ciudad de Madrid se destaca como la más grande y poblada del país, y al alzarse sobre la Submeseta Sur de la gran Meseta Central, también se convierte en una de las capitales europeas más elevadas.

 

Madrid antes de ser capital

Si bien se han encontrado algunas pistas de la existencia de habitantes durante la época prehistórica, y de la ocupación del territorio como pequeña zona urbana cuando los romanos ocuparon la península, no es hasta la segunda mitad del siglo IX cuando aparecen las muestras de asentamiento estable. En la época musulmana, Muhammad I ordena la construcción de una fortaleza que proteja sus tierras de las amenazas del norte, y a su alrededor no tarda en formarse una población que acaba recibiendo el nombre de Magerit. La evolución del emplazamiento como población musulmana sigue su evolución hasta que en 1085, sin apenas resistencia de por medio, los cristianos se hacen con el lugar y empiezan el proceso de expansión de su cultura, no sin más de una tensión social.

Ya en el año 1309, las Cortes de Castilla se reúnen en la ciudad por primera vez, repitiendo emplazamiento con cada vez más asiduidad. Y en 1561, con los reinos de España unificados y Felipe II al poder, es cuando se declara oficialmente como capital del país.

 

Capital de España

Con la corte establecida en Madrid, la ciudad se desarrolla a marchas forzadas. La sociedad de más alto nivel se instala en la capital, con todo lo que ello conlleva, y las murallas originales no tardan en ser derrocadas ante la imposibilidad de albergar a tantos habitantes. Es un momento dorado para Madrid, que con el paso del tiempo empieza a desarrollarse también a nivel artístico y cultural, gracias a la llegada de los Borbones y su esmero por asemejarse al resto de capitales europeas.

Los conflictos con el Imperio Francés apenas supusieron un escollo para el continuo crecimiento de la ciudad, que a mediados de 1800 derribó por fin la última cerca que la rodeaba (alzada por orden de Felipe IV) para expandirse con total libertad mediante la estructura del ensanche. A principios del siglo XX, Madrid ya contaba con un millón de habitantes.

La Guerra Civil y la posterior dictadura franquista constituyeron el punto más oscuro para la historia de la ciudad, aunque es con el Caudillo Francisco Franco cuando la ciudad empieza a registrar un enorme crecimiento debido a su anexión a los trece municipios colindantes; y tras el fallecimiento del dictador, Madrid se convierte en uno los focos principales de interés artístico y social de la transición.

A día de hoy, con más de 3.200.000 habitantes, la capital de España es una de las ciudades más pobladas de Europa, además de ser una de las más envidiadas por su riqueza artística y cultural.

 

El patrimonio cultural de Madrid

Prueba de la riqueza artística que tanto movimiento social ha dejado en la ciudad, la encontramos en una infinidad de lugares de gran interés.

  • La Plaza Mayor, en pleno centro de la ciudad
  • El Museo del Prado, uno de los más importantes museos de todo el mundo.
  • El templo de Debod (de más de 2.200 años de antigüedad), que se ilumina en cuanto se pone el sol, es una verdadera maravilla para los amantes del mundo egipcio.
  • Tratar de abarcar con la mirada el Palacio Real y la Catedral de la Almudena puede sobrecoger a más de uno.
  • La fuente de La Cibeles y la Puerta de Alcalá, dos de los lugares más emblemáticos de la capital

La Puerta del Sol, con su kilómetro cero y su reloj, no requieren presentación alguna al ser protagonistas constantes de la actualidad social, así como la fuente de Neptuno, o la estación de Atocha. el palacio de comunicaciones, la Gran Vía, la Puerta de Europa… La lista podría seguir y seguir, y todos los lugares en ella incluidos seguirían siendo importantes referentes de la riqueza histórica y cultural de la capital.

Buena parte la misma, por cierto, puede verse desde el Pirulí (o Torrespaña), la antena de comunicaciones que con sus 220 metros de altura, permite unas panorámicas sin parangón de toda la ciudad.
Por su parte, el parque de El Retiro con sus grandes dimensiones, además de constituir el pulmón de la ciudad es también uno de sus lugares más vivos, aglutinando a la vez bellísimas esculturas y monumentos, espectáculos y actividades de lo más variadas.
En definitiva, Madrid tiene argumentos más que de sobra para perderse una buena temporada…



Otros artículos similares


Comentarios

Dejar un Comentario en Facebook...

Buscar en el blog

Últimas entradas

Archivo

Más información