20 Sep
2013

Dulces típicos de España

Publicado en: , , |

Torrija

Torrija

La gastronomía española constituye un abanico muy amplio y variado en todos sus frentes. En ese sentido, los dulces y la repostería en general no son la excepción, por lo que se podría realizar una lista interminable de postres tradicionales de cada región y comunidad. A continuación, un resumen que sólo incluye algunos de los manjares dulces con los que cuenta este país tan rico e interesante a nivel cultural.

 

Torrija

También llamado “torreja”, este dulce es característico de las festividades correspondientes a la Semana Santa y la Cuaresma en prácticamente todo el territorio español. Para su confección, se utiliza un pedazo de pan duro, el cual se moja con leche o bien con algún preparado a base de vino y miel. Después se baña en huevo y finalmente se fríe en aceite hirviendo. Para perfumar, muchas personas usan canela. Y para endulzar, miel o azúcar. Dados los ingredientes que la conforman y lo fácil de su elaboración, la torrija ha estado siempre presente en los sectores más humildes de la sociedad.

 

Crema catalana

Típica de la gastronomía de Cataluña, la crema catalana (o crema quemada) está considerada uno de los postres más antiguos de Europa, siempre teniendo en cuenta la categoría en la que se encuentra. Es una crema pastelera que se prepara a partir de la yema del huevo y se reviste con azúcar caramelizado. Si bien está históricamente asociada con las fiestas, la crema quemada es parte de las mesas de la región durante todo el año. Asimismo, es un clásico en las conmemoraciones de San José de Nazaret, cada 19 de marzo.

 

Porra

Similar al churro, la porra es un dulce de sartén que se fabrica con harina como ingrediente principal. Un poco más gruesa y larga que el churro, otras de las diferencias radican en que la porra requiere una cantidad mayor de harina para la masa y que lleva un toque de bicarbonato de sodio. Tras la fritura, se espolvorea con azúcar y se sirve enseguida. La compañía ideal es un café con leche o un buen chocolate caliente. Lógicamente, su consumo se intensifica en los meses de invierno.

 

Sobao Pasiego

Sobao Pasiego


Ensaimada de Mallorca

Tradicional de las Islas Baleares (tal como indica el título), la Ensaimada de Mallorca es uno de los productos de repostería más antiguos y consumidos de esta parte de España. Se elabora en torno a una masa azucarada, fermentada y horneada, la cual contiene harina de fuerza (se destaca por su alto índice proteínico), azúcar, agua, huevos y lo que se denomina manteca de cerdo, cuyo nombre en catalán es saïm y precisamente de ahí deriva la palabra “ensaimada”. Las primeras menciones de este postre se remontan al siglo XVII, casi siempre con motivo de celebraciones y festividades diversas.

 

Sobao pasiego

Aquí, un dulce típico de la Comunidad de Cantabria, ubicada en el norte español; puntualmente, de los Valles Pasiegos, comarca de dicha comunidad. Inicialmente, el sobao pasiego, una especie de bizcocho realmente delicioso, se elaboraba con masa de pan, mantequilla y azúcar blanco, agregando también cáscara de limón, huevos y licor de anís. Sin embargo, a fines del siglo XIX, la masa de pan fue sustituida por harina, permaneciendo de esa manera hasta la actualidad.

 

Tocino de cielo

Tal vez con su origen en Jerez de la Frontera, localidad de la provincia de Cádiz, el tocino de cielo es un clásico de la repostería en Andalucía desde hace más de cinco siglos. Se prepara a base de azúcar y yema de huevo con caramelo, mezcla que alcanza una consistencia bien compacta de color amarillo fuerte. La historia y la tradición indican que fue inventado por las monjas del Convento de Espíritu Santo de Jerez de la Frontera. Este postre también está altamente relacionado con el bajo poder adquisitivo y con las épocas de mayor hambre y necesidad en España.

 

Tarta de Santiago

Azúcar, huevos y almendras son los componentes primordiales para la confección de la Tarta de Santiago, una receta dulce sumamente arraigada a la tradición y las costumbres de la gastronomía de Galicia. En las áreas aledañas al Camino de Santiago, al igual que en casi toda la comunidad, suelen encontrarse ejemplares de este postre, generalmente decorado con azúcar en polvo. La Tarta de Santiago se come mucho en las fechas cercanas al 25 de julio de cada año, día de la celebración por Santiago el Mayor, uno de los apóstoles de Jesús de Nazaret.



Otros artículos similares


Comentarios

Dejar un Comentario en Facebook...

Buscar en el blog

Últimas entradas

Archivo

Más información