Nuestros destinos Viajes a Egipto Blog de Egipto Sakkara, la primera pirámide escalonada
31 Ene
2011

Sakkara, la primera pirámide escalonada

Publicado en: |

Cuando se piensa en el Antiguo Egipto lo primero que viene a la mente es, seguramente, sus imponentes pirámides, las mismas que atraen a miles de turistas cada año. Y es que su magnitud y su importancia histórica no dejan indiferente a nadie, porque cuesta entender cómo unos hombres fueron capaces de levantarlas sin contar con los adelantos tecnológicos que tenemos hoy.

Los primeros en hacer esta reflexión fueron las personas que vivían cerca de Sakkara, también conocida como Saqqara, los cuales poseen la primera pirámide escalonada de la historia. En realidad, Sakkara es una antigua necrópolis, la más importante de la ciudad de Menfis, situada en la ribera occidental del Nilo a unos 17 kilómetros de Guiza y a unos 30 de El Cairo; su dimensión denota la importancia que tuvo para Menfis, ya que supera los seis kilómetros de longitud, mientras que su anchura es de más de 1,5 kilómetros.

Tan importante es la necrópolis de Menfis que ya obtuvo la distinción de ser considerada patrimonio de la humanidad por la UNESCO en 1979, honor que comparte con otros conjuntos de necrópolis que se encuentran en los alrededores de Menfis, como son Abusir y Dahshur. Y es que en Sakkara se encuentran un número destacado de tumbas de faraones y nobles del Imperio antiguo, quienes eligieron este lugar para consagrarlo a Sokar, dios de la oscuridad, del mundo inferior y la decadencia en la Tierra.
Aunque la tumba más antigua de un monarca en Sakkara es probablemente la de Narmer, más interesante es la del faraón Zoser, de la dinastía III. Se trata de un complejo funerario totalmente revolucionario para la época: una pirámide escalonada de grandes dimensiones. Se trata de unos planos elaborados por Imhotep, quien tiene el honor de ser el primer arquitecto conocido del mundo.
El cenotafio de Zoser era conocido como “dyeser deyeseru”, es decir, “la más sagrada”, aunque pronto cambió su denominación a pirámide escalonada, puesto que era lo más llamativo de esta construcción. En realidad, se trata de una pieza más de un complejo para celebraciones, en el que también se encontraban un templo, varios edificios simbólicos y un complicado sistema de galerías subterráneas, todo ello rodeado por un muro de piedra.
Sin embargo, la pirámide de Zoser destaca sobre todas estas edificaciones por su magnitud, pero, sobre todo, por la novedad que suponía para esa época. Y es que, hasta entonces, las tumbas de los faraones eran cámaras subterráneas cubiertas por una estructura de adobe en forma de pirámide truncada y recibían el nombre de mastabas. Este cenotafio, realizado íntegramente en piedra, se desvió del plan original, que planificaba una mastaba de base cuadrada de 63 metros de lado y ocho de altura. A esta mastaba se le decidió añadir cinco más, una encima de la otra y cada una de ellas de menor tamaño para conseguir el efecto de escalón. Así, llegó a medir 60 metros de largo y fue revestida de piedra caliza blanca finamente pulida y de un espesor medio de unos dos metros; además, las modificaciones también alteraron la planta inicial que pasó a tener unas dimensiones de 140×118 metros.

Construida en granito y revestida de yeso, la cámara funeraria de esta gran pirámide se encuentra en el centro de la misma. En el fondo de un pozo de 28 metros de profundidad y siete de altura, y con un cerramiento que consiste en un gran bloque de granito de tres toneladas y media. El egiptólogo francés Jean Philippe Lauer, principal restaurador de todo el complejo desde 1932 hasta su muerte, encontró restos de una momia en su interior, pero análisis posteriores determinaron que no era la del faraón Zoser, ya que es cientos de años posterior a su fallecimiento.

El pozo que lleva a la cámara funeraria no es el único de la pirámide de Zoser. De hecho hay un total de 11, por los que se accede a otros 11 corredores horizontales. En estos lugares se han encontrado dos sarcófagos de alabastro (uno de ellos con los restos de la que parece ser de una de las hijas del faraón fallecida con tan sólo ocho años de edad), salas con represtaciones en bajorrelieve del faraón y almacenes con más de 48.000 vasijas de cerámica y piedra con los nombres grabados de personajes y faraones destacados de las dinastías I y II.

Sakkara también cuenta con otras edificaciones interesantes, al margen de la pirámide escalonada. Una de ellas es el templo de las tres columnas acanaladas, reconstruido en parte en el siglo XX, o las capillas de la fiesta Sed, que se trata de varios edificios simbólicos que tienen frente a ellos dos tribunas que probablemente simbolizaban los tronos del Alto y Bajo Egipto.

Pirámide de Sakkara

Pirámide de Sakkara

Otro lugar interesante de la necrópolis de Sakkara es la línea de mastabas de la dinastía I. Se trata de construcciones de adobe con fachadas paneladas y de unas dimensiones considerables, rondando los 56×25 metros.
Asimismo, merece la pena recorrer, entre otras construcciones, las otras 14 pirámides que existen en Sakkara y el Serapeum, la necrópolis subterránea donde se enterraban los toros sagrados Apis.

Sin duda alguna, una excursión a Sakkara completará cualquier viaje que se haga a Egipto. Hay decenas de viajes organizados que visitan este lugar, aunque tampoco es inusual acercarse hasta allí en taxi. El precio de la entrada general es de 20 libras egipcias (unos 2,50 euros y da acceso al recinto de la pirámide de Zoser, la pirámide de Teti y las mastabas de Mereruka, Kagemni y Ty), además se pueden pagar 10 libras más para poder visitar otras mastabas. Para tomar fotografías o grabar en vídeo hay que pagar un suplemento que va desde las cinco hasta las 25 libras egipcias.

La leyenda de las pirámides egipcias empezó en Sakkara y quien quiera conocer la construcción que luego sirvió de inspiración a otras muchas no puede perder una cita con este lugar.



Otros artículos similares


Comentarios

Dejar un Comentario en Facebook...

Buscar en el blog

Últimas entradas

Viaje del mes

Viaje a Escocia, comenzando en Edimburgo y recorriendo ciudades y lugares como Stirling, Lago Lomond, Isla de Skye. el Lago Ness. En el viaje nos acompañan siempre tradiciones y paisajes espectaculares, en pensión completa. Viaje en grupo de 30 personas.

  • Duración del viaje: 8 días / 7 noches
  • Precio por persona en habitación doble en categoría 3* y 4*, pensión completa con bebidas: 1.990 € (vuelos incluidos)

    Más información aquí.

    Archivo

    Más información