Nuestros destinos Viajes a Egipto Blog de Egipto Pirámides de Egipto / Foto de la semana: 11-17 julio 2010
11 Jul
2010

Pirámides de Egipto / Foto de la semana: 11-17 julio 2010

Publicado en: , |

Pirámides de Gizeh - Giza

Pirámides de Gizeh - Giza

Los egipcios creían firmemente en la vida después de la muerte. Para ello se requería la preservación física del difunto retomando su espíritu o el Ka, que desaparecía tras la muerte, siendo muy importante para ellos que estuviera acompañado para una mejor vida todo aquello que le fuera imprescindible. Por eso se crearon técnicas muy avanzadas de embalsamamiento y conservación del cuerpo y los más complejos ámbitos funerarios. Las tumbas más magníficas y extraordinarias que se conocen, las pirámides, fueron levantadas habitualmente para los faraones, pues su sofisticación y tamaño determinaba la posición económica y social del difunto. Por eso las pirámides egipcias son la mayor manifestación de la relación mantenimiento físico (muerte) y supervivencia en el más allá (vida).

Las Pirámides de Gizeh están situadas en la Necrópolis de Giza, que es una vasta meseta de casi 2000 metros cuadrados: la de Keops (la más grande), la de Kefren y la de Micerinos. Su construcción data de la dinastía IV (2600-2480 a.C.). Absolutamente todas las pirámides tienen una misma alineación, están con exactitud orientadas al norte. Los lados de las pirámide están impresionantemente inclinados 51 grados, y cuando nos acercamos más nos da la impresión de que la pirámide “se nos viene” encima. Junto a la pirámide de Micerinos hay otras tres más pequeñas alrededor que se construyeron para las esposas o madres de los faraones. También hay edificaciones rectangulares de paredes inclinadas para los altos funcionarios.

La espectacular mole sobresale en el horizonte. Fueron construidas con granito para el interior y bloques de caliza blanca para el exterior y éstos están perfectamente encajados. Están sumamente apretados de tal manera que sería imposible introducir entre ellos la hoja de un cuchillo.
Estas hileras de piedras están pintadas, formando franjas de diferentes colores; la punta es de color dorado debido al oro que supuestamente recubría la pirámide entera.
Los bloques pesan por lo general unas dos toneladas cada uno, pero hay otros que superan las 60 toneladas.

En aquella época aún no se conocía la polea, por lo que es difícil concebir cómo conseguían levantar piedras de 30.000 kilos hasta una altura de 150 metros. Y si la cantera de Aswan está a una distancia de unos 1.000 km, y se utilizaron más de dos millones y medio de bloques transportados por 100.000 hombres durante los 20 años que duró la construcción, el enigma que rodea la construcción de las pirámides se torna casi inalcanzable. Aunque por supuesto se barajan diferentes versiones, ninguna de ellas es concluyente.
Por ser un proyecto de tal envergadura, se ha llegado a hablar en la intervención de extraterrestres, lo cual obviamente no es del agrado de los egipcios y roza la ciencia ficción.

Existen discrepancias relacionadas con sus medidas entre el doble de la longitud de su lado y su altura: el número “pi”. Seguramente se servían de ruedas de madera para medir las longitudes de forma fácil y exacta, y con una de éstas ruedas, de la misma altura que los bloques de piedra, se comprobaba la inclinación, lo que revela conocimiento del misterioso problema relacionado entre el cuadrado y el círculo. Esto que apasionaba a los antiguos sólo es posible de resolver por el conocimiento del número pi (3,1416), que dice la relación entre el radio de la circunferencia y su longitud.

Han transcurrido casi cinco mil años desde la construcción de las pirámides y la humanidad aún no ha conseguido realizar nada semejante. De las pirámides de Gizeh, la más pequeña, multiplica el peso de la mayor edificación moderna existente. Si pensamos que los antiguos egipcios carecían de artilugios y máquinas, y que movían las enormes piedras sólo con el esfuerzo de cuadrillas de docenas de obreros, nos parece realmente algo milagroso. Ni siquiera los propios egipcios que continuaron construyendo pirámides durante siglos y siglos, pudieron llegar a igualar la grandeza de las pirámides de Gizeh.

En el año 1979 fue declarada por la Unesco Patrimonio de la Humanidad.



Otros artículos similares


Comentarios

Dejar un Comentario en Facebook...

Buscar en el blog

Últimas entradas

Archivo

Más información