20 Mar
2012

Museo de Luxor

Publicado en: |

Museo de Luxor

Museo de Luxor

En la orilla Este de la ciudad antes conocida como Tebas -ahora Luxor- se inauguró en 1975 su museo de arte antiguo, que puede verse tanto desde el propio Nilo como desde la necrópolis tebana, gracias a su ubicación a medio camino entre el Templo de Luxor y Karnak. Lógicamente, que esté más o menos a la vista es lo de menos, puesto que se trata de uno de los destinos más solicitados del turista, incluido en la mayoría de rutas programadas por Egipto.

A diferencia del museo de historia egipcia de El Cairo, en el de Luxor impera la ley de la calidad por encima de la cantidad, y por eso, desde el inicio de las obras (en 1964, dos años después de su aprobación por parte del Ministerio de Cultura) se pensó en un ambiente de espacios relativamente limitados. Lógicamente, con el paso del tiempo fueron necesarias dos ampliaciones, así que a día de hoy, además de sus preciosos jardines y su gran pórtico de cara al Nilo, la obra del famoso arquitecto Mahmud El-Hakim consta de varias salas distribuidas en dos pisos. Eso sí, con mucho espacio para poder disfrutar de la visita sin excesivas aglomeraciones.

Entre sus diversas colecciones, una de las piezas más interesantes del museo se encuentra en la sala principal de la planta baja, que alberga una imponente cabeza de Amenhotep III (esculpida en granito rojo), y una cabeza de vaca sagrada de la tumba de Tutankamón. En la misma planta puede verse también una estatua con las figuras del dios Sobek (el dios cocodrilo) y el mismo Amenhotep III, recuperada de un pozo poco antes de abrir el museo, amén de otras muchas piezas preciosas de la escultura y el arte egipcios.

Estatua de Tutmosis III

Estatua de Tutmosis III

Subiendo por una gran rampa se accede a la segunda planta, donde destaca la fabulosa estatua en esquisto verde de Tutmosis III, que se conserva en un estado óptimo y permite disfrutar de la armonía y suavidad de sus contornos, esculpidos hace más de 3.000 años. Pero sobre todo, brilla con luz propia una pared extraída directamente del templo de Karnak, con casi trescientos bloques de arenisca pintados con motivos de la Dinastía XVIII (el templo fue construido por orden de Amenhotep IV).

Completan la colección del museo una sección especial dedicada a la vida militar egipcia, y una excelente recopilación de piezas que dan buena muestra de la evolución artística del imperio de los faraones: esculturas varias en su planta baja, diversos objetos preciosos extraídos de la tumba de Tutankamón en el Valle de los Reyes (desde prendas de vestir a armas y pequeñas estatuillas, y un precioso ajuar), y llaman la atención un par de sarcófagos pertenecientes a la nobleza de antaño. A destacar también la estatua de Akenatón (también de la Dinastía XVIII), así como algunas piezas posteriores a la caída del Egipto de los faraones.

A todo ello, cabe recordar que a lo largo del recorrido por el museo, las obras más importantes se van alternando con pequeñas vitrinas y expositores, que incluyen objetos diversos de la cotidianidad de entonces, tales como joyas, muebles, papiros y pequeños elementos decorativos, así como piezas funerarias y artefactos destinados al culto y los diversos rituales de sus creencias.

Finalmente, en los últimos años, se ha inaugurado un anexo al museo destinado exclusivamente a la momificación y que requiere el pago de una entrada distinta (sus máximos protagonistas: las momias de Amosis I y Ramsés I).

 

Horarios y precios

Pese a que los horarios pueden variar en función de la temporada, normalmente el museo de Luxor abre de 09:00 a 13:00, y de 17:00 a 22:00. La entrada cuesta 35 Libras egipcias, que equivalen a poco menos de 5 €.



Otros artículos similares


Comentarios

Dejar un Comentario en Facebook...

Buscar en el blog

Últimas entradas

Archivo

Más información