13 May
2010

Medinet Habu

Publicado en: |

Antiguamente la aldea de Medinet Habu (nombre árabe) era conocida como Dyamet para los egipcios. Está situada en la orilla occidental del Nilo, frente a Tebas, y fue considerado un lugar sagrado mucho antes de que Ramsés III edificara allí su templo mortuorio.

Tierra donde según la mitología egipcia enterraron a “las almas de Thot”, artífice de la creación. A través de estas ocho divinidades se manifestaba Thot, que representaban un todo indisoluble, y se las conoce con el nombre de Ogdoada. Está compuesta por cuatro parejas Kek y Keket (las tinieblas), y Amón y Amonet (lo oculto),  Heh y Hehet (el espacio infinito), y Nun y Nuanet (el agua primigenia). Fue uno de los lugares tebanos a los que primero se asoció el culto de Amón.

Fachada de la muralla

Fachada de la muralla

Aquí se encuentra el templo mortuorio de Ramsés III (XX dinastía), emulando al Ramesseum. Medinet Habu comenzó siendo una serie de templos dentro de una fortificación; una muralla de adobe revestida de piedra que alcanzó 18 m. de altura y 10 m. de espesor; un segundo muro exterior  que se separaba del anterior por un foso inundable, fue construido. Se entraba al recinto por dos grandes puertas  en las que, la situada al Este, comunicaba a través de un canal con un puerto fluvial en prevención de un posible ataque de sus enemigos que sirvió de refugio a los ciudadanos de Tebas. En el centro del recinto se situaba el templo funerario de Ramses III.

En el exterior se representan al faraón en diferentes escenas militares y de caza, expediciones, un calendario de festividades religiosas y un lago sagrado.

El interior consta de dos pilonos, dos patios, tres salas hipóstilas, y el embarcadero que estaba unido al Nilo por un canal para realizar las procesiones religiosas en barco del dios.

Tras el primer pilono quedan restos de varias capillas funerarias de las dinastías XXV y XXVI, el templo de Amón de la XVIII dinastía.

Es uno de los templos mejor conservados donde aún puede observarse el arte egipcio con una magnífica conservación del color de sus pinturas.

Ramsés III construyó un palacio real contiguo al templo entre el primer y segundo pilono, que comunicaba con el primer patio por una ventana que utilizaba el faraón para su apariciones ante el público, y es llamada la “ventana de las apariciones”.

Tras la muerte de Ramsés III, se convirtió en el centro administrativo de la región de Tebas; en tiempos de Ramsés XI el virrey de Nubia invade Egipto y la fortaleza sirve de refugio para la población tebana. Volvió a su condición de sede administrativa con la dinastía XXI.

Es en la expedición de Napoleón cuando se obtienen las primeras informaciones de Medinet Habu; tras períodos de abandono el Servicio de Antigüedades retoma las excavaciones en 1989, pudiéndose identificar el palacio de Ramsés III.



Otros artículos similares


Comentarios

Dejar un Comentario en Facebook...

Buscar en el blog

Últimas entradas

Archivo

Más información