Nuestros destinos Viajes a Egipto Blog de Egipto Luxor, la ciudad más monumental del mundo
16 May
2011

Luxor, la ciudad más monumental del mundo

Publicado en: |

Son muchas las personas que han llegado a definir a Luxor como el mejor museo al aire libre del mundo. Y es que esta ciudad egipcia puede presumir de ser uno de los lugares más impresionantes y con más atracciones turísticas, lo que la ha convertido en la segunda zona más importante de todo el país en cuanto a turismo, sólo por detrás de las pirámides de Guiza que siguen atrayendo a un número mayor de turistas.
Luxor, que se encuentra situada en la parte oriental del río Nilo, fue levantada sobre las ruinas de la antigua ciudad de Uaset, Tebas para los griegos, que fue capital del Imperio nuevo del Antiguo Egipto y capital del Alto Egipto y a la que el propio Homero llegó a definir como “la ciudad de las cien puertas”, mientras que los árabes la conocían como “la ciudad de los palacios”.

Y es que buena parte del atractivo de esta ciudad, que se encuentra a unos 200 kilómetros al norte de Asuán, es gracias a sus grandes construcciones que, hoy en día, tienen un estado de conservación bastante bueno.

Templo de Luxor

Templo de Luxor

Las zonas arqueológicas se encuentran divididas en tres grandes áreas:

*La propia ciudad de Luxor en la parte este del Nilo

*Tebas en la parte oeste del río

*Karnak, al norte de las otras dos zonas.

Una de las zonas arqueológicas más importantes es, sin duda alguna, el templo de Luxor terminado por Ramsés II y del que hay dos enormes estatuas sedentes a su entrada, aunque otros muchos faraones contribuyeron a su embellecimiento. Unido a este templo por una gran avenida flanqueada por esfinges se encuentra el templo de Karnak, otra de las grandes joyas de esta ciudad y que, en su época, fue el centro religioso más importante y cuya zona principal estaba dedicada al culto del dios Amón.

No menos importantes son los complejos funerarios que se perviven en esta ciudad. Se trata del valle de los Reyes, lugar donde se enterraba en hipogeos a los faraones durante el Imperio Nuevo y donde, entre otras, se encontró la tumba casi intacta del famoso Tutankamon, que permitió descubrir una parte importantísima de la historia de la civilización griega. Igualmente, está el valle de las Reinas, situado al sudoeste del valle de los Reyes y en el que se enterraron reinas y príncipes de las dinastías XIX y XX aunque se han encontrado restos de etapas anteriores, así como el valle de los Nobles, en el que las paredes de buena parte de sus tumbas están decoradas con escenas de la vida cotidiana.

Otro de los lugares más fotografiados de Luxor es la zona en la que se encuentran los colosos de Memnón. Se trata de dos esculturas gemelas de 18 metros de alto esculpidas en piedra por orden del faraón Amenhotep III.
Deir el Bahri, también conocido como el templo de la reina Hatshepsut y diseñado por el arquitecto real Senemut, levantado, aprovechando la orografía del lugar, en una serie de terrazas con columnatas en honor al dios Amón, es otra de las paradas obligadas en Luxor.

Quien quiera ampliar sus conocimientos sobre la historia del Antiguo Egipto no puede dejar de visitar el curioso museo de las momificaciones, lugar en donde se encuentra toda la información sobre este tipo de enterramientos. Tampoco es recomendable perderse el museo de Luxor que, a pesar de ser un edificio pequeño inaugurado en el año 1974 con una ampliación posterior, tiene reliquias muy importantes de los yacimientos de la zona.

Los colosos de Memnon

Los colosos de Memnon

Luxor no es sólo monumentos pertenecientes a la época de los grandes faraones egipcios. Y es que, por ejemplo, muy interesante es la visita a la mezquita El-Mekashkesh, el templo islamista más antiguo de la ciudad que cuenta con los restos de un santo del siglo X y que se ha convertido en un auténtico lugar de peregrinación, así como la iglesia franciscana de la ciudad y sus escuelas o una impresionante basílica copta.

La ciudad ha sabido adaptarse bien al paso de los años y, en la actualidad, se encuentra perfectamente equipada para atender a sus alrededor de 150.000 habitantes y a todos los turistas que anualmente la visitan.

Cómo llegar
Luxor cuenta con un aeropuerto internacional, además de una estación de trenes que la conecta, entre otros lugares, con la capital o con Asuán. También es posible llegar a Luxor por carretera (El Cairo se encuentra a 670 kilómetros) o en uno de los muchos cruceros organizados desde o hasta Asuán.
Además, el tradicional paso en barcas entre las dos orillas del Nilo ya ha sido superado tras la construcción de un puente que facilita el desplazamiento entre ambas orillas.

Un buen número de hoteles y una industria turística desarrollada completan el servicio que Luxor ofrece a sus turistas, y para quienes les guste pasear, además de por los yacimientos arqueológicos, pueden hacerlo por sus tres grandes calles principales: Sharia Al-Mahatta (frente a la estación de tren y que desemboca en los jardines del templo de Luxor), Sharia Al-Karnak (que conduce al templo de Karnak) y Corniched, junto al río Nilo. También es importante la calle Sharia Al-Lokanda, en la parte sur del templo de Karnak y que está repleta de bares, restaurantes, bazares y tiendas de recuerdos.
Quien quiera conocer realmente cómo fue la vida en la época dorada del Antiguo Egipcio tiene una cita ineludible en Luxor, una ciudad en la que se respira historia a cada paso que se dé. Su gran riqueza arquitectónica la ha convertido en la ciudad más monumental del mundo.



Otros artículos similares


Comentarios

Dejar un Comentario en Facebook...

Buscar en el blog

Últimas entradas

Archivo

Más información