Nuestros destinos Viajes a Egipto Blog de Egipto Las pirámides y la Esfinge
10 Mar
2012

Las pirámides y la Esfinge

Publicado en: |

Prámides de Giza

Prámides de Giza

A unos 20 Km. al suroeste de El Cairo se encuentra la llanura de Guiza o Gizeh, que fue parte de una inmensa necrópolis con una extensión aproximada de 40 Km. de largo. Es la necrópolis de Menfis, conocida como la necrópolis de occidente. Aquí se han encontrado sepulturas de la II y III dinastías, pero sin duda lo que mas relevancia tiene en la llanura de Gizeh es el recinto arqueológico más importante de Egipto, donde se encuentra “la gran pirámide”, una de las siete maravillas del mundo antiguo y la única que ha llegado hasta nuestros días.

Este recinto está formado por tres complejos funerarios que fueron mandados construir por tres de los faraones del Imperio Antiguo pertenecientes a la IV dinastía; sus nombres eran Jufu, Jafra y Menkaura aunque según la traducción del griego son conocidos como Keops, Kefren y Micerinos.

Junto a las pirámides de los faraones se han encontrado otras pirámides más pequeñas que corresponden a sus reinas, y otras construcciones funerarias como son los hipogeos y las mastabas construidas para los miembros de la familia real y altos dignatarios de la administración y el clero.

 

La pirámide de Keops

La pirámide de Keops es la de mayor tamaño. Conocida como “la gran pirámide”, fue la primera en construirse y es parte del complejo funerario de Keops y que recibía el nombre de “el horizonte de Keops”. Este faraón reinó durante los años 2.579 al 2.556 a.C.. Según Heródoto de Halicarnaso, la construcción del complejo duró treinta años y estaba compuesto por un embarcadero, varias fosas donde estaban las barcas reales, un templo bajo, una avenida cubierta, el templo funerario, la pirámide real que constituía su morada de eternidad, una pirámide ritual, la capilla norte, las pirámides menores que se construyeron para las reinas y lo que se conocía como “ la ciudad de las pirámides”; esta ciudad era el lugar de residencia de los sacerdotes encargados de mantener el culto al dios difunto; el conjunto monumental estaba rodeado por un muro.

La gran pirámide tiene base cuadrada con una dimensión de 230 m. de lado construida con bloques de piedra caliza de la cantera de Tura formando hiladas; en total 201 hiladas que alcanzaron una altura de 146 m con una inclinación hasta su vértice de 51º51’ .
En los muros norte y sur de la cámara del faraón se encuentran dos conductos que conducen al exterior de la pirámide, el del norte está orientado hacia la estrella Polar y el del sur hacia la constelación de Orión en la creencia de que al morir el ka del faraón pasaba a formar parte del cosmos.

Al morir Keops le sucedió en el trono Diodefra, uno de sus hijos, y hermano de Kefren. Su reinado duró poco tiempo y su pirámide o morada de eternidad fue construida al norte de Gizeh, en Abu Rawash. Es entonces cuando Kefren asciende al trono entre los años 2.547 al 2.521 a.C

 

La pirámide de Kefren

La pirámide de Kefren y su complejo funerario eran conocidos en la época como “Kefren es grande”. Construyó su pirámide junto a la de su padre, que aparentemente parece mayor que la de Keops pero solo es un efecto óptico que se debe a que está situada en un nivel más alto y a que el ángulo de sus caras está más inclinado; esto hace que se la pueda confundir con la gran pirámide.
También es de base cuadrada con una dimensión de 203,91 m. de lado y una altura de 135,99 m. y un ángulo de inclinación de 53º07’48”, es lo que se conoce como ángulo sagrado egipcio y que se utilizó para construir la mayoría de las pirámides posteriores.

Pirámide de Kefren y Esfinge

Pirámide de Kefren y Esfinge

La pirámide es fácilmente reconocible ya que está situada entre las otras dos y es la única que conserva el revestimiento de caliza en el vértice. La caliza procedía de las canteras de Tura y se usó en las tres pirámides para que los lados de la pirámide tuvieran apariencia lisa y brillante. La calidad de su construcción es inferior a la de Keops ya que junto a la piedra caliza utilizaron más mortero y restos del tallado de las piedras.

El interior es sencillo. La pirámide fue saqueada hace mucho tiempo por lo que en la cámara funeraria se encontró un sarcófago vacío de granito negro; la pirámide conectaba con un templo funerario y a través de una calzada pavimentada con el templo del valle. Es un templo de una planta compuesto por columnas y patios al parecer sin adornos o jeroglíficos. El templo del valle está situado junto a la esfinge.

 

La pirámide de Micerino

La pirámide de Micerino es la menor de las tres pirámides de la meseta de Guiza. Este faraón, hijo de Kefrén, reinó entre los años 2.514 al 2.486 a.C.. Su conjunto funerario era conocido como “Micerino es divino”. Estaba compuesto por la pirámide del faraón, tres pirámides menores para sus reinas, aunque pudieran ser las reinas de su padre el faraón Kefren, el templo funerario y el templo del valle. Ambos templos estaban unidos por una calzada procesional.
La pirámide de Micerino es diferente a las otras dos: tiene base rectangular con unas dimensiones de 104,6 m. por 102,2 m. y una altura de 65 m., sus paredes tienen un ángulo de inclinación de 51º36´21”; las 16 primeras hiladas son de granito rojo de Asuán y el resto de caliza de Tura.
En el siglo XX se encontró en la pirámide un gran sarcófago de basalto, en su interior había otro de madera en el que se encontraba una momia, pero no se pudo investigar la identidad de la misma ya que durante su traslado por mar hacia Inglaterra el barco sufrió un accidente, como resultado de este naufragio se perdió su valiosa carga en las costas españolas de Cartagena.

 

La gran esfinge

La gran esfinge se esculpió sobre un bloque de roca caliza. Sus medidas son 20 m. de altura por 57 m. de longitud y a lo largo de su historia las arenas del desierto la han enterrado en su mayoría; el cuerpo tiene forma de león y podría representar al faraón Kefren.
Sin embargo no se sabe exactamente la fecha de su creación; según la leyenda, el faraón Tutmosis IV hacia el año 1.400 a.C., se tumbó a descansar a la sombra de la cabeza de la esfinge, se quedó dormido y en su sueño la esfinge le habló manifestando que era un dios, ofreciéndole grandes riquezas y la corona de Egipto, a cambio el faraón debía desenterrarla, Tutmosis IV mandó poner una esquela entre las garras de la esfinge donde se menciona esta experiencia; pero Heródoto que vivió entre los años 484 al 425 a.C. solo menciona las pirámides pero no la esfinge. A finales del siglo XVIII el ejército de Napoleón también encontró la esfinge cubierta por las arenas del desierto y es entre 1.816 y 1.818 cuando el capitán Giovannni Battista Caviglia desentierra la esfinge y los templos de alrededor.

Algunos geólogos tras los estudios efectuados en el propio recinto del monumento, mantienen la idea de que la erosión se ha producido por el agua y que en sus paredes la esfinge tiene marcas de lluvia por la forma redondeada que éstas presentan, fechando la edad de la esfinge en 3.000 a 7.000 años antes a la dinastía IV, estudio que se ha desestimado ya que en Egipto no hay muchas precipitaciones, pero cuando llueve lo hace torrencialmente.
La teoría de que la cabeza de la esfinge representa la cara del faraón Kefren es la que permanece en la actualidad. Sigue siendo un enigma el uso que se daba a la esfinge y sobre todo por qué, si se esculpió en el reinado de Kefrén, está situada al lado del complejo funerario y no dentro de él.



Otros artículos similares


Comentarios

Dejar un Comentario en Facebook...

Buscar en el blog

Últimas entradas

Archivo

Más información