27 Dic
2010

La Ciudadela de El Cairo

Publicado en: |

El Cairo es una ciudad egipcia del norte de Egipto, capital del país y ciudad más grande de África, que encandila y atrapa al visitante nada más llegar en un bullicio viviente de gentes y de efluvios entremezclados del pasado y del presente, de lo antiguo y de lo moderno. Y en el Cairo antiguo, el corazón caliente de la urbe, sobre la montaña Moqattam, se alza la Ciudadela, una imponente e impresionante fortificación medieval que se vislumbra desde cualquier punto de la ciudad y construida por el sultán Saladino (Salah al Din en árabe) en el año 1177 d.C., de ahí que también se la conozca con el nombre de Ciudadela de Saladino.

La Ciudadela (de su nombre árabe al-Qasr que significa la fortaleza) cuenta con un conjunto de mezquitas, palacios y varios museos.

Mezquitas

Mezquita de Muhammad Ali

Mezquita de Muhammad Ali

Entre las mezquitas que alberga, podemos citar la mezquita principal y más famosa, una maravilla de la arquitectura islámica conocida como mezquita de Muhammad Ali, de inspiración otomana y con una cúpula que domina toda la ciudad, que fue construida durante la primera mitad del siglo XIX por Muhammad Ali Pasha, virrey y rey de facto de Egipto, cuyos restos mortales descansan en ese lugar. Se la conoce también con el nombre de mezquita de Alabastro debido al hecho de estar totalmente recubierta de alabastro (variedad de caliza translúcida). En el exterior, podemos admirar un patio abierto hacia el oeste con su fuente central esculpida destinada a las abluciones y un reloj de hierro forjado sobre una pequeña torre cuadrada, un regalo hecho a mitad del siglo XIX por el rey francés Luis Felipe a Muhammad Ali en agradecimiento por su obsequio del obelisco del templo de Luxor que se encuentra actualmente en la Place de la Concorde en París.

Ya en el interior, son dignos de mención los techos por su sencilla belleza, así como el púlpito y la tribuna, ambos realizados en mármol blanco y alabastro, y el sepulcro de tres niveles, también de mármol blanco y profusamente decorado con flores pintadas, donde descansa el virrey fundador Muhammad Ali Pasha.

De la mezquita de An-Nasir Muhammad, del siglo XIV, si bien la decoración interior es escasa por orden del sultán otomano Selim I que la hizo desaparecer despojando el lugar de sus adornos más preciados, sigue siendo la única obra actualmente en pie de la época de los mamelucos y podemos mencionar sus minaretes con sus remates cubiertos de inusuales azulejos vidriados. En una tercera mezquita, la llamada mezquita de Ahmad Katjuda de la época de los mamelucos “burguies” y levantada durante el reinado de Farag Ibn Barquq, más modesta y menos turística pero no por ello carente de encanto, cabe destacar su bonito patio y las tumbas que en ella se conservan.

Museos

En cuanto a sus museos, saliendo de la Mezquita de An-Nasir Mohamed encontramos el Museo de la Policía, en cuyo interior, en la sala de asesinatos, el visitante podrá conocer de primera mano los detalles de terribles criminales y los asesinatos que tuvieron lugar en tiempos pasados en los alrededores, o también el restaurado Palacio y Museo Gawhara, antigua residencia de Muhammad Ali donde solía recibir a sus invitados, sin olvidar el Museo Nacional del Ejército (antiguo Palacio Harem de Muhammad Ali), donde el viajero podrá admirar una maravillosa maqueta de la Ciudadela en su planta superior.

Por si fuera poco, aparte de por estas obras monumentales de renombre, visitar cualquiera de estas mezquitas a la hora sagrada del rezo se convierte en una experiencia única e inolvidable para el viajero neófito que se adentra en el corazón de esta ciudad eterna, religiosa y vetusta a la par que cosmopolita, cultural y moderna.

Además de por su belleza arquitectónica, otras de las razones por las cuales se debe visitar la Ciudadela de Saladino son las espectaculares vistas que desde ella podemos admirar de la ciudad de El Cairo, llegando incluso a divisar las pirámides de Giza en los días claros, así como por sus noches mágicas y atemporales en las que se puede disfrutar de distintos espectáculos artísticos que en ella se celebran y que hacen las delicias de propios y extraños.



Otros artículos similares


Comentarios

Dejar un Comentario en Facebook...

Buscar en el blog

Últimas entradas

Archivo

Más información