Nuestros destinos Viajes a Egipto Blog de Egipto El Cairo, madre de todas las ciudades
22 Abr
2011

El Cairo, madre de todas las ciudades

Publicado en: |

El Cairo (que significa “la victoriosa” en árabe) es la capital de Egipto y la urbe más grande del continente africano, además de la decimotercera ciudad más poblada del mundo con sus más de 24.000.000 millones de habitantes.

Ubicada a orillas del Nilo, uno de los ríos más grandes e importantes del mundo, la ciudad de El Cairo fue fundada en el año 116 a. C. en lo que a día de hoy se conoce como Viejo Cairo, al norte de la ciudad, y con la Ciudadela (magnífica fortificación del siglo XII) sobre la montaña Moqattam; a lo largo de los siglos la ciudad ha ido creciendo hacia el oeste y el sur hasta convertirse en la magna urbe que hoy en día conocemos.

Hacia el oeste encontramos el Cairo nuevo, ciudad con amplias calles y edificios de reciente construcción. Un paseo por las callejuelas de su centro histórico, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1979, es suficiente para hacerse una idea de la manera de vivir de los cariotas (habitantes de El Cairo) en un aparente caos y bullicio permanente que se alejan del pausado ritmo habitual en Occidente, sumergiendo al turista en un mundo desconocido, desconcertante y a la vez tentador.

Mezquita de El Cairo

Mezquita de El Cairo

Llamada por los egipcios la “madre de todas ciudades”, El Cairo alberga numerosos monumentos, museos y puntos de interés que cada día atraen y sorprenden a miles de visitantes. Por ejemplo, podemos citar el Museo Egipcio de El Cairo, fundado en 1857, que acoge una importante colección de momias de faraones del antiguo Egipto (entre las cuales la de Ramsés II), así como otros valiosos objetos como joyas, estatuas o armas de distintas épocas, y también el gran tesoro de Tutankamón, así como el Instituto o Museo del Papiro (donde se fabrica este tipo de papel siguiendo métodos tradicionales -el visitante puede asistir al proceso de fabricación- y se pueden adquirir reproducciones de textos jeroglíficos), sin olvidar numerosas mezquitas (muchas de ellas las encontrará en La Ciudadela, como por ejemplo la mezquita del Sultán Hassan, una bella e interesante muestra de arquitectura mameluca), palacios o minaretes que también pueden visitarse a la hora del rezo para empaparse del ambiente que se vuelve místico y mágico. No en vano a esta impresionante urbe se la conoce también como “la ciudad de los mil minaretes”.

En las afueras de El Cairo, a unos veinte kilómetros al sudoeste, mención aparte merecen las pirámides de Giza y la Gran Esfinge. Sus colosales dimensiones y la perfección de sus proporciones asombran a quienes tienen la ocasión de contemplarlas. Del conjunto de las tres pirámides, Keops, Kefrén y Micerinos, la de Keops es la de mayor tamaño (con cerca de 150 metros de altura) y es una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo, una visita inolvidable y referencia indiscutible no sólo de Egipto sino del mundo entero.

Por otro lado, a los que les gusta traer algún recuerdo de su viaje, así como los coleccionistas o apasionados de las compras en general, no pueden dejar de zambullirse de lleno en un zoco, que son los mercados árabes, un auténtico baño de muchedumbre donde confluyen vendedores y compradores atraídos por la multitud y variedad de la oferta de productos. Así, con un poco de paciencia y pericia en el arte del “regateo” (el arte de comprar al mejor precio utilizando el diálogo persuasivo), en El Cairo se pueden comprar a buen precio exóticos productos como perfumes, alfombras, cuero, tejidos, cerámica, especias, e incluso artículos de oro, plata o bronce. Algunos mercados más importantes y animados son por ejemplo el mercado callejero Wekala al Balaq o el zoco Khan el Khalili, o incluso el mercado de camellos de Birqash (a unos 40 km de la ciudad) que es todo un espectáculo inusual para los occidentales, para citar los más tradicionales, sin olvidar por supuesto muchos centros comerciales más modernos donde se puede adquirir prácticamente de todo.

En cuanto a la gastronomía, los amantes de nuevos y exóticos sabores para su paladar alabarán las novedosas y atrevidas sensaciones que los platos árabes típicos traen a su boca. La gastronomía de El Cairo se caracteriza por mezclar la cocina africana y la mediterránea, creando platos sencillos, únicos y deliciosos. Son reputados los platos a base de marisco, pescado y carne, generosamente aromatizados con hierbas y especias o acompañados con salsas de todo tipo, también picantes. Además, tomarse un té típico o, por qué no, probar la shisha (cachimba o pipa de agua), sentado en cualquier café, pub o tetería, es una agradable experiencia que encanta al paladar y también a los demás sentidos pues es otra buena oportunidad para codearse con la gente autóctona compartiendo y aprendiendo de sus costumbres. El café Fishawy, también conocido como “café de los espejos” y ubicado en el famoso mercado Khan el Khalili antes mencionado, es un lugar especial lleno de encanto donde es posible fumarse relajadamente una shisha.

Además de la riqueza monumental que alberga la ciudad, cabe destacar la suavidad de su clima mediterráneo (que suele ser cálido y húmedo en verano, y templado en invierno, con importantes contrastes de temperatura entre el día y la noche) y el carácter hospitalario de sus habitantes que tienen por costumbre dar la bienvenida al turista haciendo gala de sus mejores atractivos turísticos.

El Cairo es en definitiva una gran y animada ciudad repleta de vida y de las mil posibilidades, sea cual sea la hora del día o de la noche, en la que conviven perfectamente las ofertas turísticas de ocio, culturales y comerciales de calidad.



Otros artículos similares


Comentarios

Dejar un Comentario en Facebook...

Buscar en el blog

Últimas entradas

Archivo

Más información