Nuestros destinos Viajes a Bulgaria Blog de Bulgaria Plovdiv, la ciudad más antigua de Bulgaria
24 Ago
2010

Plovdiv, la ciudad más antigua de Bulgaria

Publicado en: |

Aunque la capital de Bulgaria es Sofía, para muchos la verdadera capital del país es Plovdiv, al menos culturalmente. Se encuentra situada a algo más de una hora en coche por autovía. Y es que muchos nostálgicos todavía sienten que este destacado enclave geográfico entre el oeste y el este de Europa es la localidad más importante de Bulgaria, como ya lo fue durante la ocupación otomana desde el siglo XIV hasta finales del XVIII.
Plovdiv, capital de la región del mismo nombre y con una población que no llega a los 400.000 habitantes, es una de las ciudades más antiguas que todavía siguen pobladas; así, es considerada contemporánea de Micenas o Troya, por lo que su antigüedad podría situarse en seis o siete siglos antes de Cristo. En esta llanura de la región de Tracia, a orillas del río Maritsa, ya pasaron los romanos, que la denominaron Trimontim, o los griegos, que la conocían como Philipopolis, entre otras muchas civilizaciones, como son la eslava o la turca.

Museo Etnogŕafico

Museo Etnogŕafico

La parte más destacada de la ciudad es, sin duda alguna, su casco antiguo. En esta zona vivía la aristocracia del país durante los siglos XVIII y XIX, que levantó unas impresionantes mansiones. Estas casas, construidas en madera, tienen un colorido espectacular y su perfecto estado de conservación hace que el paseo por estas callejuelas sea muy agradable. Además, se trata de un lugar idóneo para ir de compras, no sólo para hacerse con regalos de recuerdo, o comer en una de sus terrazas ajardinadas y, además, en primavera y otoño se producen diferentes eventos culturales por sus calles. Así, a principios de septiembre, la denominada “Antigua Plovdiv“ celebra sus fiestas barriales y el ambiente es espectacular.

Una de esas mansiones es el actual museo etnográfico de la ciudad. Construida en 1847, la casa alberga una cuidada selección de piezas, aunque su diseño es lo más sorprendente: techo ondulado, pinturas negras y bellas decoraciones; además, aquí se ofrecen conciertos de música clásica al aire libre en junio y septiembre.

No es la única mansión de la zona que en la actualidad alberga exposiciones, ya que nos encontramos, por ejemplo, con la rosada casa Lamartine, la casa Shomakov con la obra del pintor Zlatyu Boyadzhiev, la casa Hristo Danov con el trabajo del primer editor búlgaro de libros, o la casa Giorgiadi con piezas del Renacimiento búlgaro.

Junto con esta serie de mansiones, más de 200 en total, destaca el teatro romano en el casco antiguo de Plovdiv. Mandado construido por el emperador romano Marco Aurelio en el siglo II d.C. y con una capacidad para unos 3.000 espectadores, tiene un estado de conservación bastante aceptable, lo que permite que sea la sede, en verano, de conciertos de ópera y música clásica; así, por ejemplo, en junio alberga el festival de arte operístico “Veladas de Verdi”.

Teatro romano

Teatro romano

Fue redescubierto en 1978 y, desde esa fecha, es uno de los lugares más visitados de la ciudad, ya que la entrada (3 lev, alrededor de 1,50 €) permite recorrer todas sus partes, incluso el escenario.

También de esta época es el estadio romano de Plovdiv, cuya capacidad era para unos 30.000 espectadores. Desgraciadamente, sólo se conservan unas pocas columnas y algunas terrazas de mármol de esta edificación que, en su época, debió de ser espectacular. Hoy se encuentra en el centro de la ciudad, junto a la plaza que alberga la mezquita de Dzhumaya, otro de los lugares que merece una visita en Plovdiv. Este templo, levantado a finales del siglo XIV bajo el mandato del sultán Murad I, cuenta con nueve cúpulas y una decoración en tonos azules y blancos, aunque de su interior destaca una fuente de abluciones rematada con cuatro pilares.

Dentro de las edificaciones religiosas, tampoco puede faltar la visita a la iglesia de San Constantino y Elena. Construida en el siglo XIX, fue reabierta al culto en 1990 y conserva un espectacular iconostasio barroco realizado en 1836 siguiendo el modelo vienés, junto con un bello trono episcopal de madera tallada. Su decoración exterior en tonos dorados se le atribuye al tallista Joan Paškula, mientras que muchos de sus iconos son obra de pintores de la talla de Zaharij Zograf.

Zona nueva

Zona nueva

Para quienes prefieran las edificaciones más modernas, Plovdiv también reserva una zona más actual con edificios de finales del siglo XIX y principios del siglo XX, que siguieron la moda parisina de la época. Durante el periodo comunista, este barrio quedó en el olvido, pero, sin embargo, la labor de remodelación está ya dando sus frutos y es agradable pasear por aquí entre decenas de tiendas de antigüedades. Además, Plovdiv cuenta con el recinto ferial más grande de todo Bulgaria, por lo que aquí se celebran durante todo el año numerosas ferias internaciones y exposiciones comerciales.

Plovdiv permite, igualmente, realizar diferentes excursiones en un pequeño radio, que completarán la visita a esta ciudad. Así, nos encontramos con el pueblo de Hisarya con sus aguas termales de la época romana, el monasterio de Bachkovo, el castillo de Asen o la estación de esquí de Pamporovo.



Otros artículos similares


Comentarios

Dejar un Comentario en Facebook...

Buscar en el blog

Últimas entradas

Archivo

Más información