Nuestros destinos Viajes a Bulgaria Blog de Bulgaria Platos típicos para chuparse los dedos: Bulgaria
29 Sep
2011

Platos típicos para chuparse los dedos: Bulgaria

Publicado en: , , |

Tarator

Tarator

En los Balcanes se come muy bien. Cada uno de los países que los conforman cuenta con un sinfín de platos característicos, alguno de ellos difundido en todo el mundo. En este sentido, uno de los máximos referentes culinarios de la zona es sin lugar a dudas Bulgaria, que entre otras delicias, es responsable de la existencia del yogur.

Las ensaladas más variadas

Absorbiendo detalles propios de las cocinas turca, griega, árabe, italiana y húngara, y partiendo de una materia prima exquisita (habida cuenta de la fertilidad de sus tierras), lo primero que llama la atención de la gastronomía culinaria es su gran variedad de ensaladas, elaboradas con todo tipo de hortalizas, especias, frutas y salsas. Rara es la vez en que una comida no se acompaña de un plato de verde, y entre todos ellos el más famoso es la ensalada Shopska, a base de pepino, tomate, cebolla y queso de vaca. La Snejanka, también conocida como Blanca Nieves, le sigo en popularidad y ofrece un concepto totalmente distinto de ensalada: elaborada a base de yogur, pepino, eneldo, ajo y nueces, tiene una textura que la acerca a un puré o una salsa.

La otra gran protagonista: la sopa

Si variadas son las ensaladas, aún más lo son las sopas, que pueden ser calientes o frías, e incluir una miríada inabarcable de ingredientes. Entre las frías, la más típica es el Tarator, un caldo de yogur, pepinos, ajo, nueces y especias, servido normalmente como entrante o incluso como refresco veraniego. Y entre las calientes destaca la Schkembe chorba, compuesta por callos de cerdo, leche, vinagre, chile, ajo y especias.

La carne búlgara

Kebapcheta

Kebapcheta

La fama de la cocina búlgara también se debe a la oferta de sus productos cárnicos, de muy buena calidad y con la suficiente variedad como para convencer a propios y extraños. Por un lado están las Kebapcheta, albóndigas de carne vacuna o porcina hechas a la parrilla, condimentadas con comino, pimienta y cebolla, y generalmente servidas junto a verduras. Por otro el Kavarma Kebap, uno de los platos más solicitados que también puede ser tanto de carne de ternera como de cerdo, acompañado de verduras. Y cierra la tríada de típicos cárnicos el Gyuvetch, que recurre a los mismos ingredientes pero se cocina al horno y dentro de una vasija de barro.

La crème de la crème

Reservados para el final quedan los dos platos más famosos, con permiso del yogur: el Sarmi, y la Musaca. El primero consiste en una combinación de carne, verduras, arroz y comino enrollada en hojas de col o parra; para el segundo no harán falta demasiadas presentaciones, aunque sí hay que aclarar que a diferencia de su hermano griego, el plato según Bulgaria se prepara con patata, salsa de yogur y huevo, en lugar de recurrir a las berenjenas y la bechamel. El resultado es un alimento más consistente y más sabroso, en especial gracias a las especias con que se condimenta, extraídas de los alrededores del Mar Negro.

Los postres

A una variedad tan grande menús, se corresponden otros tantos platos de postre, todos ellos caracterizados por su extrema dulzura y su carácter de todo menos ligero. Entre su oferta, destaca por encima de todo el Baklava, un pastel de hojaldre con jarabe de miel, relleno de queso y frutos secos (principalmente nueces o pistachos) y con un toque de canela, que aunque en verdad provenga de Turquía, se ha extendido con determinación entre la población búlgara. También goza de mucha fama el Kadaif, una pasta con forma de fideos pero hecha de cabello de ángel, que en realidad sirve como ingrediente para todo tipo de postres (e, incluso, a veces es utilizada también para platos salados). Suele servir de contenedor para combinados de frutas, cremas y demás.
Y finalmente, el más importante de todos, y a la vez el más controvertido, puesto que pese a que en Bulgaria se sirva de postre, en otros lugares bien podría servir como entrante: la Banitsa. Se trata de un plato salado elaborado con huevos, leche y queso sirene (queso blanco muy popular en el país, proveniente de la leche de vaca, aunque también exista con la de otros animales), y presentado a base de láminas de hojaldre. Francamente delicioso.

Yogur búlgaro

Yogur búlgaro

El yogur siempre fue búlgaro

No se puede dar por concluido un repaso a lo más interesante de la gastronomía búlgara si hablar del mítico yogur, producto estrella que aunque muchos crean originario de otros lares europeos, nació en el país que nos ocupa. Y como plato estrella que es, se emplea para todo: para desayunos, para postres, como salsa para ensaladas, como condimento para platos calientes y fríos… Una deliciosa creación de la que sus responsables hacen buen uso, sin duda.



Otros artículos similares


Comentarios

Dejar un Comentario en Facebook...

2 comentarios sobre “Platos típicos para chuparse los dedos: Bulgaria”

  1. Rutas y Mapas dice:

    Te dejaste los pescados de río típicos que se cocinan en Bulgaria, pero no me extraña, se trata de platos para “iniciados”… Un saludo.

  2. miriam.sainz dice:

    Gracias por tu comentario. Lo cierto es que Bulgaria tiene un menú delicioso y a veces es difícil seleccionar lo mejor en pocos platos, pero le animamos a que nos cuente la particularidad de los pescados de río.
    Un cordial saludo.


Buscar en el blog

Últimas entradas

Archivo

Más información