15 Ene
2013

Dulces típicos de Bulgaria

Publicado en: , , |

Garash

Garash

Bulgaria es un pequeño país situado en el extremo sureste de Europa. Tiene fronteras con cinco países diferentes - Turquía, Grecia, República de Macedonia, Serbia y Rumanía - lo que hace de este hermoso lugar un auténtico crisol de culturas.

Cuatro décadas de férreo régimen comunista han provocado que Bulgaria sea “uno de los países olvidados” en las típicas rutas turísticas. Pero desde 2007 - año en el que se incorpora a la Unión Europea - este pequeño país está haciendo grandes esfuerzos por abrirse al mundo y mostrarnos su vasta cultura y entre ella, cómo no, su famosa gastronomía.

Hoy vamos a fijarnos especialmente en sus postres y dulces más típicos. Tiernos, jugosos, hechos con productos naturales y muy, muy dulces.

 

El Yogur:

Comenzamos nuestra ruta dulce por uno de los alimentos básicos de la dieta búlgara: el yogur.

Utilizado en sopas, ensaladas y, por supuesto, consumido como postre, el yogur búlgaro poco tiene que ver con los sucedáneos a los que estamos acostumbrados. ¿El secreto de su intenso y perfecto sabor?: la Lactobacillus Bulgaricus, una pequeña bacteria descubierta por el biólogo búlgaro Stamen Grigorov en 1905.

En dulce, el yogur se suele combinar con azúcar, vainilla, fruta fresca, miel, chocolate… Es un postre y merienda natural que consumen los búlgaros prácticamente todos los días.

Una Curiosidad: En el pequeño pueblo de Studen Izvor se encuentra el Primer Museo del Yogur del mundo.

 

Banitsa

Banitsa

La Banitsa:

Es, quizá, el pastel búlgaro más conocido fuera de sus fronteras. La Banitsa - también conocida como banica y banitza - es una especie de pastel relleno preparado a base de huevos, queso sirene y pasta filo.

Aunque no se considera un plato exclusivamente festivo, la banitsa se considera imprescindible en la Navidad Búlgara. Como nuestro Roscón de Reyes, la Banitsa Navideña suele incluir en su relleno una figurita, moneda o pequeño papel con deseos de paz y prosperidad.

El relleno de la banitsa suele ser salado - con espinacas, carne, arroz… - pero también encontramos ricas variedades dulces elaboradas a base de leche, calabaza, azúcar, miel… Una auténtica delicia
para los más golosos.

Una bebida perfecta para acompañar la banitsa es el Ayrán, una bebida fría elaborada a partir de yogur, agua y, en ocasiones, un ligero toque de limón.

 

Banitsa

Baklava

El Baklava:

También conocido como baklawa o baclava, este antiquísimo dulce puede elaborarse con diferentes ingredientes: mantequilla, pasta filo, nueces trituradas, almíbar, miel, canela, azúcar, jugo de limón y, en ocasiones, pistachos o semillas de sésamo y amapola.

El Baklava es uno de los dulces más antiguos del mundo. Se cree que fue inventado por el pueblo asirio en el siglo VII antes de Cristo.

Hasta mediados del siglo XIX, este dulce se consideraba exclusivo de las clases más acomodadas. A día de hoy suele consumirse en ocasiones especiales, como bodas, cumpleaños…

 

El Garash:

El pastel de chocolate Garash es uno de los postres más típicos de la cocina búlgara y lo podemos encontrar en prácticamente todos los restaurantes y pastelerías del país. Los ingredientes básicos de este rico pastel son sencillos: nueces, almendras, huevos, chocolate, harina y, cómo no, una gran cantidad de azúcar.

Es habitual servir el Garash como merienda acompañado de un fuerte o un café.

 

Nuestra Propuesta de Receta Búlgara: El Tikvenik
El tikvenik es una banitsa dulce hecha a partir de hojaldre y rellena de calabaza rallada, azúcar, canela y nueces. Los búlgaros lo suelen consumir como postre o merienda en los meses de invierno, especialmente en Navidad.

 

Ingredientes:

  • 500 gr de hojaldre preparado para banitsa, 800 gr de calabaza, 200 gr de azúcar,
  • 150 gr de nueces, 100 ml de aceite de girasol, canela.

 

Preparación:

Extendemos el hojaldre en una fuente para horno y lo untamos con un poco de aceite.
En un bol mezclamos la calabaza rallada, el azúcar, la canela y las nueces. Removemos todo muy bien hasta formar una pasta y la extendemos por la base de hojaldre.
Envolvemos el hojaldre en forma de rollo y lo metemos al horno unos 20 minutos a 180 grados o hasta que esté dorado. Rico ¿verdad?



Otros artículos similares


Comentarios

Dejar un Comentario en Facebook...

Buscar en el blog

Últimas entradas

Archivo

Más información