Nuestros destinos Viajes a Bulgaria Blog de Bulgaria 8 lugares imprescindibles en Bulgaria
22 Dic
2014

8 lugares imprescindibles en Bulgaria

Publicado en: , |

Bulgaria

Bulgaria

Las más prestigiosas publicaciones de viajes se refieren a Bulgaria como “la tierra mágica” y, francamente, no exageran un ápice. Antiguas iglesias y monasterios, largas playas de fascinante arena negra, pirámides de arenisca… un país de contrastes que hoy, en Gretur Viajes, vamos a intentar conocer un poco mejor. Las maravillas que ofrece esta tierra mágica son tan variadas que no ha sido fácil elegir los siguientes ocho lugares imprescindibles de Bulgaria:

1. El Monasterio de Rila.

Hacemos nuestra primera parada en la joya de la corona: el internacionalmente conocido Monasterio de Rila. El nombre de este monasterio fundado en el siglo X por San Juan de Rila, lo debe a la montaña que soporta su extraordinaria estructura. La montaña de Rila se encuentra situada en el fértil valle del río Rilski, a algo más de 120 kilómetros de Sofía, la capital de Bulgaria.
A lo largo de los siglos, el Monasterio sufrió los efectos de varios incendios y terremotos, desastres que destruyeron prácticamente la estructura de esta formidable fortaleza símbolo de Bulgaria. Reconstruido completamente en el siglo XIX. llama la atención del visitante su precioso templo repleto de hermosos frescos pintados por los más famosos artistas de la época. El Monasterio de Rila, Patrimonio de la Humanidad de la Unesco en 1983, permite visitas y pernoctaciones.

Monasterio de Rila

Monasterio de Rila

2. El Templo”Sveti Sveti Teodor Tiron y Teodor Stratilat”, en Dobarsko.

Seguimos en la magnífica montaña de Rila, pero esta vez nos asomamos a su cara sur. Allí encontramos un típico pueblecito de montaña llamado Dobarsko, un lugar de cuento de hadas que alberga uno de los templos más icónicos de Bulgaria y el que presume de tener el nombre más largo: Sveti Sveti Teodor Tiron y Teodor Stratilat.

El edificio que alberga este precioso templo cristiano fue construido en los primeros años del siglo XVII. Lo primero que llama la atención del visitante es la proliferación de frescos de gran valor que adornan todos y cada uno de los rincones de la iglesia del templo. Una anécdota: cuentan algunos turistas que entre esos maravillosos frescos se encuentra uno muy especial en el que se ve a Jesucristo ascendiendo a los cielos a bordo de una nave espacial. ¿Leyenda? ¿Confusión cromática?

El templo está abierto al público en horario de 9 de la mañana a 5 de la tarde y admirar los frescos de su iglesia cuesta solo 5 levas (algo más de 2,5 €).

Svteodor Stratilat i Teodor Tiron

Svteodor Stratilat i Teodor Tiron

3. Pirámides Naturales de Melnik.

Al suroeste de Bulgaria, muy cerca de su frontera con Grecia, encontramos una diminuta ciudad que solo tiene 208 habitantes: Melnik. Este pequeño reducto esconde una de las joyas naturales más impresionantes que encontraremos en Bulgaria: las Pirámides de Melnik, Rozhen y Karlanovski. Las llamadas “pirámides” son en realidad un bello fenómeno natural causado por la acción del viento en contacto con la tierra arcillosa de la zona. Miles de turistas visitan al año estas maravillas de la naturaleza y disfrutan, también, de las diferentes actividades al aire libre que se pueden realizar en este paraje de cuento de hadas. Cuando visite Melnik, no olvide pasarse por su Centro de Información Turística que abre sus puertas todos los días en horario de 9 de la mañana a 5 de la tarde.

Melnishki Piramidi

Melnishki Piramidi

4. Parque Nacional de Pirin.

Seguimos maravillándonos con la naturaleza mágica de Bulgaria, en este caso viajamos a Pirin, en el suroeste del país. Este Parque Nacional ocupa más de 400.000 hectáreas y se extiende por siete municipios del distrito búlgaro de Blagoevgrad. El Parque se inauguró como tal en 1962 y desde entonces ha ido recogiendo los reconocimientos internacionales más prestigiosos: reserva de la biosfera de la Unesco en 1977, área protegida en 1994…

En los profundos bosques del Parque Nacional, los aficionados a la medicina natural encontrarán una auténtica mina de oro: más de 180 especies de hierbas medicinales, 165 especies de algas, etc. La fauna del Parque es tan rica como la flora: 200 especies de vertebrados, más de 2000 de invertebrados, más de 150 especies de aves… Un paraíso natural que podemos visitar de lunes a viernes, de 9:30 de la mañana a 5 de la tarde.

Parque Nacional de Pirin

Parque Nacional de Pirin.

5. Estación de invierno de Bansko.

Si es amante de los deportes de invierno, no abandone la montaña de Pirin porque a sus pies encontrará la mayor estación invernal de Bulgaria: Bansko. Con el paso de los años, este enclave situado a unos 180 kilómetros de Sofía se ha consolidado como el destino turístico por excelencia de los enamorados del esquí y del snowboard. 75 kilómetros de pistas - casi todas ellas equipadas con modernos cañones de nieve- ofrecen al entusiasmado visitante la posibilidad de deslizarse sobre nieve de alta calidad en uno de los paisajes naturales más increíbles del mundo.

Pero no solo de esquí vive el ser humano, así que Bansko ofrece a los miles de turistas que lo visitan cada año un repositorio increíble de arte y arquitectura, más de ciento treinta joyas nacionales entre los que destacaríamos, quizás, la casa-museo “Nikola Vaptsarov” (la vemos en detalle en nuestro próximo “imprescindible”), la Iglesia de la Santísima Trinidad o la Casa-museo “Neofit Rilski”. La mayor parte de estos puntos de interés artístico abren sus puertas todos los días de 9:30 a 17:30, aunque algunos cierran durante un par de horas al mediodía.

Estación de esquí de Bansko

Estación de esquí de Bansko

6. Casa Museo Museo “Nikola Vaptsarov”. Bansko

Como decíamos en el punto anterior, el idílico pueblecito de Bansko reúne una interesantísima colección de lugares y puntos de interés que nos ayudarán a comprender mejor el arte, la cultura y la historia pasada y presente de Bulgaria. Uno de esos enclaves imprescindibles está relacionado con el poeta del siglo XX Nikola Vaptsarov. Inaugurada en 1952, la Casa Museo reúne todo tipo de documentación relacionada con la vida y obra de este popular poeta búlgaro - escritos, fotografías, películas, etc. La Casa Museo se puede visitar de lunes a domingo, en horario de mañana y tarde, por el módico precio de 3 levas (1,53 €).

Museo Nikola Vapcarov

Museo Nikola Vapcarov

7. Iglesia de Boyana, Museo Nacional de Historia. Sofía.

Nuestra lista de “8 lugares imprescindibles de Bulgaria” no estaría completa si no nos detuviéramos en uno de los muchos de los puntos de interés que nos ofrece la capital de la nación: Sofía. Incluida en la lista de los 100 sitios turísticos destacados de Bulgaria, la Iglesia de Boyana “San Nicola y San Pantaleón” fue reconocida como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1979 del siglo pasado. Este maravilloso ejemplo del arte cristiano medieval se construyó en tres grandes fases a lo largo de los siglos XI, XIII y XIX aunque lo que más llama la atención al fascinado visitante es, sin duda, su colección de pinturas murales medievales que data del año 1259. La Iglesia se puede visitar de 9 de la mañana a 5 y media de la tarde durante los meses de noviembre a marzo y de 9 de la mañana a 6 de la tarde durante la temporada de abril a octubre. El coste de la entrada asciende a 10 levas (algo más de 5 €), pero hay tarifas especiales para ciertos colectivos y para las visitas que se realicen en grupo.

Iglesia de Boyana

Iglesia de Boyana

8. Razlog y su Festival.

Uno de los eventos culturales que no deberíamos perdernos en nuestra próxima visita a Bulgaria es el Festival Internacional de Kukeri, también conocido como Starchevata. El festival lleva celebrándose muchos siglos pero no alcanzó fama internacional hasta el año 2008, momento en el que el Municipio de Razlog firmó un acuerdo con la Federación Europea de Ciudades de Carnavales para potenciar el evento a nivel internacional. El espectáculo reúne actualmente comparsas de países tan diversos como Francia, Turquía o Italia, pero además convoca cientos de compañías locales famosas como, por ejemplo, los Kukeri. Los miembros de esta comparsa se autodenominan “ancianos” o “chaushi” y dejan pasmados a los asistentes al evento con sus antiquísimos disfraces confeccionados a base de pieles de cabra, adornados con pesadísimas campañas y coronados por un altísimo sombrero de copa rematado con una cola de caballo. Impresionante. El festival dura dos días y se suele celebrar a mediados del mes de enero, así que no dude en contactar con Gretur Viajes si desea experimentar de primera mano la locura de este fantástico evento internacional búlgaro.

Razlog festival

Razlog festival

Imágenes:
«Church Monastry Rila» por Droben - Trabajo propio. Disponible bajo la licencia CC BY-SA 3.0 vía Wikimedia Commons.
Sveti Sveti Teodor Tiron y Teodor Stratilat: www.pouke.org
http://bulgariatravel.org
http://rad-festa.com
«Boyana Church» por Svilen Enev - Trabajo propio. Disponible bajo la licencia CC BY-SA 3.0 vía Wikimedia Commons.
Koukeri” by Atanast - Own work. Licensed under CC BY-SA 3.0 via Wikimedia Commons.



Otros artículos similares


Comentarios

Dejar un Comentario en Facebook...

Buscar en el blog

Últimas entradas

Archivo

Más información