Nuestros destinos Viajes a Argentina Blog de Argentina Barrio de La Boca, donde aún se respira la tradición porteña
05 Dic
2011

Barrio de La Boca, donde aún se respira la tradición porteña

Publicado en: |

Barrio de la Boca

Barrio de la Boca

Sinónimo de historia, cultura y tradición de la ciudad de Buenos Aires, el Barrio de La Boca lleva su nombre debido a que allí se encuentran las bocas del Riachuelo que confluyen en el Río de la Plata. El pasado cuenta que, en este sitio, el militar Pedro de Mendoza fundó la primera Buenos Aires, a la que llamó “Nuestra Señora Santa María del Buen Ayre”, el 3 de febrero de 1536. Originariamente, en esta zona funcionaba el puerto de Buenos Aires, aunque distintas cuestiones relativas a los movimientos del agua y la escasa profundidad del área hicieron que la actividad portuaria se trasladara hacia el norte.

Indudablemente, en la actualidad, uno de los motivos principales a la hora de reconocer al Barrio de La Boca es el fútbol. Más precisamente, el Club Atlético Boca Juniors, que a partir de su popularidad genera -por sí solo- un importantísimo flujo turístico desde hace varios años. Pero antes de ello, apenas se trataba de un desolado y pantanoso suburbio que daba que hablar por sus reiteradas inundaciones. Fue así que la creciente afluencia de inmigrantes (en principio, mayoría de italianos genoveses) comenzó a darle estilo y personalidad. Un tiempo más tarde, empezaron a llegar españoles, griegos y algunos franceses, pero la preponderancia italiana era evidente. Tal es así que un grupo de genoveses (se comunicaban con su propio dialecto) llegó a anunciarle al Rey de Italia que se había establecido la “República Independiente de La Boca”, algo que rápidamente perdió valor cuando intervino el presidente Julio Argentino Roca, quien se presentó con el Ejército en el lugar donde se había izado la bandera genovesa y la quitó.

Más allá del absurdo de la república propia, los genoveses cumplieron un papel fundamental en el desarrollo inicial del barrio, en el que sobresalía una intensa vida social basada en el arte y la solidaridad dentro de la comunidad. En esa época se crearon clubes deportivos, diarios y otras instituciones culturales, además de todos los artistas populares que surgieron en las distintas ramas: música, literatura, pintura, etcétera.

Ubicado en el sudeste de lo que hoy es la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), La Boca limita con otros tres barrios emblemáticos como San Telmo (noroeste), Puerto Madero (noreste) y Barracas (oeste); y con las localidades de Dock Sud y Avellaneda, al sur. Su arquitectura característica comprende un capítulo aparte. Chapas, maderas y balcones de hierro le dieron un tinte especial a su fisonomía, desde siempre marcada por una mezcla de colores vivos y animados; como la pintura era cara, los marineros utilizaban los sobrantes y difícilmente podían emplear un solo color. Lógicamente, los tiempos modernos aportaron una inevitable actualización en torno a sus diseños y edificaciones. De todos modos, muchas de las calles aún conservan las clásicas fachadas de estilo colonial que lo convierten en uno de los atractivos turísticos principales de la ciudad.

 

Caminito: tango, arte y fútbol

La esencia de La Boca está directamente relacionada con el tango. Allí, tanto los sábados y domingos como durante el resto de la semana pueden disfrutarse espectáculos tangueros, en las calles y también en algunos bares y restaurantes. En otro sentido, el famoso músico Juan de Dios Filiberto (“Filiberto”) inmortalizó la mítica zona de Caminito con la canción homónima, compuesta en 1926. Curiosamente, su letra fue escrita por el poeta Gabino Coria Peñaloza, quien -en realidad- la pensó inspirándose en un sendero de Olta, en la provincia argentina de La Rioja. En la actualidad y desde 1959, Caminito es una calle museo de unos 150 metros de extensión. Su riqueza cultural la transformó en una cita ineludible para quienes visitan Buenos Aires; sobre todo, para aquellos amantes de las atracciones más pintorescas y romanticonas.

Calle Caminito

Calle Caminito

Su forma curvada se corresponde con una antigua vía de ferrocarril que posteriormente fuera abandonada. Los viajeros que se den el gusto de recorrer este típico rincón porteño encontrarán una especie de feria con puestos en los que podrán comprar recuerdos, souvenirs y cualquier tipo de objeto característico-tradicional de la ciudad y el país en general.

En otro contexto, cabe la mención de Benito Quinquela Martín (1 de marzo de 1890 - 28 de enero de 1977), un afamado pintor argentino que dedicó la gran mayoría de su obra a los días que -cotidianamente- se sucedían en el área portuaria de La Boca. Adoptado por la familia Chinchella, este talentoso que también incursionó en el grabado y el muralismo realizó exposiciones de su trabajo a nivel nacional e internacional. Su participación fue determinante en el proyecto que comenzó en 1950 para recuperar el pasaje que hoy es Caminito. “Un buen día se me ocurrió convertir ese potrero en una calle alegre”, dijo Quinquela Martín, alguna vez.

Finalmente, sería imposible no referirse a Boca Juniors, uno de los dos clubes de fútbol más grandes e importantes que tiene Argentina junto con River Plate, que antes de mudarse al coqueto Barrio de Palermo tuvo su origen -justamente- en La Boca. Por estos días, los itinerarios que se ocupan de mostrar la naturaleza de La Boca suelen incluir una visita a “La Bombonera”, el estadio del Xeneize (apelativo que alude a Boca y deriva de la jerga genovesa), y al impresionante museo con el que cuenta la entidad, llamado “Museo de la Pasión Boquense”, plan obligatorio para los fanáticos del balompié.

Boca Juniors

Boca Juniors

El subsidio del Estado garantiza un buen mantenimiento de este valioso espacio histórico, que -por fortuna- hasta el momento ha sido resguardado con suma consciencia. Al andar las calles de La Boca y, básicamente, dar una vuelta por el expresivo Caminito, el excelente estado de conservación que exhibe el sitio en general constituye un auténtico honor para los porteños más tradicionalistas. A modo de conclusión y, en cierto punto, de consejo, vale señalar al Barrio de La Boca y sus respectivas aristas como uno de los pocos recintos en los que -al margen del intenso crecimiento del turismo- todavía pueden palparse esos aires que antaño estaban regidos por las corrientes migratorias; la mixtura de nacionalidades, razas y culturas; la fuerte dinámica portuaria; y la fresca alegría promovida por la espontaneidad que se desprendía de las relaciones humanas en aquella época.



Otros artículos similares


Comentarios

Dejar un Comentario en Facebook...
Dejar un comentario en nuestro blog...


Chat en línea

Buscar en el blog

Últimas entradas

Viaje del mes

Viaje a Israel y Jordania, en un viaje para dos personas dentro de un circuito con salida garantizada, con guía acompañante desde su llegada a Israel hasta su salida. Viaje completo con vuelos y servicios terrestres

 

  • Duración del viaje: 10 días / 9 noches
  • Precio por persona en habitación individual en categoría 4*: 2.703,82 € (tasas incluidas)

     

    Más información aquí.

    Archivo

    Más información