Información corporativa Blog Gretur Festival Tamar: un canto al Mar Muerto
31 May
2012

Festival Tamar: un canto al Mar Muerto

|

Fiesta de los Tabernáculos

Fiesta de los Tabernáculos

También llamada “Fiesta de las Cabañas” o “Fiesta de los Tabernáculos”, Sucot es una festividad judía de origen bíblico que se lleva a cabo durante siete días; más precisamente, del 15 al 22 de Tishrei, el primer mes del calendario hebreo moderno. Dicha celebración tiene uno de sus puntos más altos en el Festival Tamar, que se realiza todos los años con un marco impresionante e inigualable: el Mar Muerto se convierte en una escenografía natural realmente incomparable y esto suele reflejarse en la enorme asistencia del público, conformado tanto por locales como por extranjeros.

En algunas ocasiones denominado “Festival de los Dátiles”, el Festival Tamar está directamente relacionado con la tradición que constituyen las canciones de Sucot. Es por ello que, allí, los espectáculos se desarrollan a todas horas, de la mano de los músicos israelíes más destacados e incluso con la participación de artistas internacionales. Al margen del talento de éstos, el entorno natural le da un encanto muy particular al evento. En la noche, las estrellas iluminan la majestuosidad del oasis Ein Guedi, situado en la ribera oeste del Mar Muerto y correspondiente al parque nacional homónimo, una de las reservas naturales más importantes de Israel. Y hacia el amanecer, la luz del día que está por comenzar tiñe de claridad a la magnífica Masada, con sus imponentes fuertes y palacios, en las proximidades de la costa sudoeste del Mar Muerto.

Generalmente con una duración de cuatro días, el Festival Tamar puede ser una excusa para los turistas que no quieren limitarse a los shows y espectáculos musicales. Por ejemplo, en las zonas cercanas al área del Consejo Regional de Tamar existen interesantes sitios arqueológicos concernientes a diversas épocas pasadas; una flora verdaderamente única; ríos, arroyos y manantiales; e incontables paisajes maravillosos en espacios habitados por ciervos, aves y otros animales. Todo esto, en el extraordinario contexto del Mar Muerto, el lugar más bajo del planeta, ubicado a poco más de 400 metros bajo el nivel del mar, entre Israel y Jordania.

En Gedi Waterfall
Oasis Ein Gedi

En los últimos años, muchos viajeros optan por combinar el entretenimiento y la diversión del Festival Tamar con la posibilidad de realizar tratamientos de salud y/o belleza, ya que el Mar Muerto cuenta con una gran riqueza en materia de minerales muy buenos y sanos para la piel, sin omitir las propiedades curativas que se concentran en los depósitos de barro negro.

Con todo lo detallado anteriormente, no se descubre nada si se afirma que la presencia en alguna de las jornadas del espectacular Festival Tamar, que se efectúa en el Nahal Zohar (sobre el extremo sur del Mar Muerto), es un pretexto ideal para darse el gusto y el lujo de visitar Israel, un país que recibe al turismo con los brazos abiertos y cautiva desde la calidez de su gente, la legitimidad de su historia, cultura y tradición, el sabor de su gastronomía y la divinidad de su cosmos innato.



Otros artículos similares


Comentarios

Dejar un Comentario en Facebook...

Buscar en el blog

Últimas entradas

Archivo

Más información