Información corporativa Blog Gretur Salir por la noche en Casablanca
18 Ene
2013

Salir por la noche en Casablanca

Publicado en: , |

Boulevard de La Corniche

Boulevard de La Corniche

Capital económica y ciudad más grande de Marruecos, Casablanca se encuentra ubicada en la costa del Océano Atlántico, a unos 80 kilómetros de distancia de Rabat, la capital oficial del país. Con aproximadamente seis millones y medio de habitantes, según el censo de 2010, constituye uno de los epicentros turísticos del reino. Como toda urbe superpoblada, la cantidad y variedad de servicios y actividades tiende a ampliarse constantemente. Esto se ve reflejado con claridad en la vida nocturna, aspecto en el que Casablanca dispone de un sinfín de variantes para atraer y seducir a sus visitantes.

Uno de los sitios más concurridos y recomendables es el Boulevard de La Corniche, en el barrio de Ain Diab, a alrededor de seis kilómetros del centro. Se trata de una especie de paseo marítimo que bordea la costa y reúne, además de casas tan bellas como suntuosas, muchos de los mejores restaurantes, pubs, discotecas y cabarets de Casablanca. Durante la jornada de sol y luz natural, el movimiento no cesa. De hecho, a lo largo del día, es habitual ver cómo locales y turistas disfrutan de las playas de esta agradable y vistosa zona. Es allí precisamente donde se percibe con mayor notoriedad la faceta cosmopolita de esta impresionante ciudad en la que -curiosamente- un considerable porcentaje de la población no es marroquí ni practica la religión musulmana.

El paso de los franceses por esta rica e interesante nación de África del Norte, entre 1912 y 1956, dejó marcas e influencias que pueden palparse incluso al día de hoy. En el área de La Corniche, todavía permanecen establecimientos con casi un siglo de historias y vivencias. De esta manera, con muy pocos metros entre sí, conviven lo tradicional y lo importado de otros países y culturas; sin ningún problema, por supuesto. Es así que resulta posible toparse con un local de cocina típica de Marruecos, uno de comida rápida y otro de gastronomía italiana en una cuadra o menos. En líneas generales, La Corniche es el lugar indicado para disfrutar de una velada placentera y distendida, sin omitir la magia única que aporta el hecho de estar bien cerca del mar.

Tres ítems a tener en cuenta para evitar sorpresas

1) Vestirse de forma adecuada: en algunos lugares son realmente rigurosos y no tienen inconvenientes en prohibirle el ingreso quien no cumple con los requisitos básicos en lo referido a la vestimenta.

2) Hay sitios en los que no se vende alcohol: esto responde estrictamente a cuestiones propias de la cultura y la religión musulmana. Al margen de ello, no debe ser un impedimento para vivir la experiencia de una maravillosa noche en Casablanca.

3) Limitaciones para mujeres solas: aún existen diversos locales en los que no se admite la entrada de mujeres sin compañía.

El tramo donde se halla la mayoría de los espacios destinados al ocio es conocido como Boulevard del Ocean Atlantique. Allí se destacan bares relativamente tranquilos como el Punjab Lounge y el Manhattan Club, ideales para beber unas copas y escuchar música en vivo. En esa misma tónica, el Amstrong Jazz Club suele brindar espectáculos en directo de jazz y pop, al igual que Le Art’s Club. Por último, vale hacer alusión a los emblemáticos Rick’s Café (son dos y cabe aclarar que nada tienen que ver con el de la película “Casablanca”, rodada íntegramente en Hollywood) y al Complexe le Village, un bar sumamente liberal en el que las prohibiciones características musulmanas quedaron hace mucho tiempo en el pasado; atmósfera muy amena, precios lógicos, diversidad y comodidad son algunos de los puntos que conforman su sello.

Si bien la zona de La Corniche siempre se mantiene con circulación y tráfico, tanto de coches como de peatones, está algo alejada del centro de Casablanca. Por ese motivo, para las salidas nocturnas, lo ideal es moverse en taxi (o autobús, en su defecto) a la ida y a la vuelta. Pese a lo mencionado, no es una ciudad en la que sobresalgan hechos de violencia e inseguridad. Con manejarse con las mismas precauciones que en cualquier otra latitud, alcanza y sobra. Naturalmente, siendo turista, no conviene recorrer sitios despoblados o zonas marginales, sobre todo en horas de la noche y la madrugada.



Otros artículos similares


Comentarios

Dejar un Comentario en Facebook...

Buscar en el blog

Últimas entradas

Archivo

Más información