Información corporativa Blog Gretur La India rinde homenaje al dios Ganesh
08 Sep
2011

La India rinde homenaje al dios Ganesh

Publicado en: , |

Dios Ganesh

Dios Ganesh

La ciudad India estrena septiembre con el Festival de Ganesh, el dios con cara de elefante adorado por la cultura hindú como patrón de las artes, las ciencia, el intelecto y la sabiduría. Miles de esculturas de esta deidad inundan estos días las calles de Bombay durante los diez días que dura este homenaje religioso.

Otras poblaciones del oeste y el sur de la India participarán también en la festividad y distribuirán por diferentes espacios. Cada una de estas estatuas suele estar, además, decorada de manera artesanal con dibujos y pinturas que representan la vida en la ciudad, las preocupaciones de sus habitantes o escenas de la vida cotidiana.

Procesiones, plegarias y baños rituales serán los gestos que los ciudadanos dediquen a este dios, que también se considera proveedor de prosperidad y al que se suele invocar para que de buena suerte en el inicio de cualquier viaje o etapa.

Este festival conocido como Ganesha Chaturthi es uno de los más populares de la India. Los creyentes piensan que, durante los diez días que dura, el dios está presente en la tierra entre sus devotos.

En los últimos años, el evento ha estado rodeado por la polémica debido al impacto medioambiental del ritual que se lleva a cabo en el undécimo día del festival. Para culminar el homenaje, las estatuas se meten en el agua, ya sea de ríos, lagos o en el mar, simbolizando el ciclo de la creación y la disolución. El material con el que están elaboradas las estatuas despiden elementos tóxicos al agua, como metales pesados, y, además, tardan mucho en disolverse, por lo que grupos ecologistas ha alertado de lo inconveniente de llevar a cabo el ritual tal y como se viene haciendo desde hace unos años. Antes, se utilizaba arcilla natural para elaborar las figuras, lo que no suponía ninguna agresión medioambiental; aquellos que están preocupados por la sostenibilidad recomiendan volver a este material, o bien hacer una inmersión simbólica sin dejar que la estatua se hunda en el agua.

Sea como fuere, lo cierto es que estos diez días serán a la vez una celebración mística para los creyentes y un exótico espectáculo para quienes lo disfruten como parte de una cultura llena de color y espiritualidad.



Otros artículos similares


Comentarios

Dejar un Comentario en Facebook...

Buscar en el blog

Últimas entradas

Archivo

Más información