Información corporativa Blog Gretur Encuentran cabezas de estatuas faraónicas en Egipto
19 Nov
2013

Encuentran cabezas de estatuas faraónicas en Egipto

Publicado en: , |

Imagen: El Mercurio/Archivo

Imagen: El Mercurio/Archivo

Un grupo conformado por arqueólogos locales y franceses descubrió cinco cabezas pertenecientes a estatuas reales de lo que fue el Antiguo Egipto. El descubrimiento de las mismas, que datan de la época del Imperio Medio (hace unos 4.000 años, aproximadamente), tuvo lugar al sur de Luxor. Así lo dio a conocer el Ministerio de Antigüedades de este maravilloso país de África del Norte, dirigido por Mohamed Ibrahim, quien explicó que las estatuas llevan coronas del Alto Egipto y del Bajo Egipto, y están esculpidas en caliza.

En otro orden, Mohamed Abdel Maqsud, jefe del Departamento de Antigüedades Faraónicas, detalló que cada una de las cabezas mide 50 centímetros, incluyendo la corona. Asimismo, informó que las piezas están siendo sometidas a diversos estudios en los que expertos en la materia intentan develar si corresponden a una serie de estatuas que aparecieron decapitadas, varios años atrás.

Hace unos días, también en el área arqueológica de Luxor, científicos franceses dieron con dos estatuas en un templo que rinde culto a Montu, Dios de la Guerra en la mitología egipcia. Las figuras, que se remontan a los tiempos del Imperio Nuevo (1550-1070 a.C.), fueron encontradas por arqueólogos del Instituto Francés de Arqueología Oriental (se dedica especialmente al estudio de los templos de Luxor, junto con otras entidades), concretamente en el patio del templo, localizado en la ciudad de Armant, ubicada en la ribera oeste del Río Nilo.

Una de las estatuas, esculpida en piedra diorita (tipo de roca plutónica) y con textos labrados en jeroglífico, simboliza a un sacerdote de alta jerarquía, el cual exhibe vestimenta religiosa, arrodillado; y mide 69 centímetros de alto por 48 de ancho. Maqsud contó que el sacerdote está pegado a una mesa de ofrendas con dos cabezas de halcones, escena que representa a Montu.

La otra es de caliza y presenta una grabación del nombre y la profesión de “imn-hob”; uno de los grandes escribas del templo (se lo ve sujetando un sarcófago y una estatuilla de Montu), según informó el anteriormente citado Mohamed Ibrahim. Con relación al tamaño, es algo más grande que la otra.

El templo en cuestión comenzó a levantarse durante el Imperio Medio y fue agrandado a lo largo de las diferentes dinastías faraónicas hasta la época del auge y el dominio griego (332-30 a.C.).



Otros artículos similares


Comentarios

Dejar un Comentario en Facebook...

Buscar en el blog

Últimas entradas

Archivo

Más información